Martes, 27 de julio de 2010

Sentir de una pasi?n viva ardiente
todo el af?n, zozobra y agon?a;
vivir sin premio un d?a y otro d?a;
dudar, sufrir, llorar eternamente;

amar a quien no ama, a quien no siente,
a quien no corresponde ni desv?a;
persuadir a quien cree y desconf?a;
rogar a quien otorga y se arrepiente;

luchar contra un poder justo y terrible;
temer m?s la desgracia que la muerte;
morir, en fin, de angustia y de tormento,

v?ctima de un amor irresistible:
?sta es mi situaci?n, ?sta es mi suerte.
?Y t? quieres, cr?el, que est? contento?


Publicado por V @ 8:40  | Poemas
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Torry_II
Domingo, 01 de agosto de 2010 | 4:04
La medida de la felicidad es disímil, según el tiempo y las vivencias parece tener otra cara, otro matiz, otra faz; pero al fin y al cabo la felicidad está en donde nos sentimos plenos y donde ya no pesa el recuerdo de lo malo vivido ni sufrido. El consuelo de la lucha es la esperanza, y el destino final de un anhelo es dejar de luchar, por haber logrado conseguir lo que deseabamos.