Martes, 30 de noviembre de 2010

Donde los sue?os siguen circulando
en c?scaras de nuez y tras ventanas
esperan seres m?gicos, una cuna
una azul cuna, una cuna roja,
nube que va meci?ndose y un bote
de mimbre?
puede viajar sobre y en torno a ellas,
a las estrellas, puede con su sue?o
demostrar el de gnomos y enanos?
y en el sue?o procede cual si fuera
el d?a algo imposible, dime, Stefan,
?d?nde es el mundo a?n tan redondo?, dime.


Publicado por V @ 8:21  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 29 de noviembre de 2010

La ?nica pega de ser un lector frecuente es que por muchos libros que uno coja en las bibliotecas, o incluso aunque se pase al ereader, normalmente uno termina acumulando gran cantidad de libros en casa, y el saber no ocupa lugar pero las p?ginas s?. La casa del libro ofrece desde hace unos d?as un nuevo servicio para todos los que tenemos este problema, o simplemente, para quien quiera renovar su colecci?n: Ahora es posible vender nuestros libros (no ebooks) usados a trav?s de su p?gina web.

La empresa ha confeccionado dos perfiles diferentes, el del vendedor particular que quiere vender unos cuantos ejemplares y el del vendedor profesional, recomendado a partir de 20 ventas al mes.

Poner a la venta un libro es tan sencillo como rellenar un formulario, y cuando uno de ellos se vende, el due?o recibe un mensajero en su domicilio para recogerlo y se lo env?a al comprador, un punto a favor de la comodidad y la privacidad.

Poner los libros a la venta no tiene coste, pero s? costar? una comisi?n en caso que el libro sea comprado por otro usuario, en concepto de tramitaci?n y venta:

  • Comisi?n de venta: 15% sobre el precio de venta
  • Costes de gesti?n y tramitaci?n: 1 euro por libro
  • Coste de recogida: 1 euro por pedido recogido

Si no se vende no habr? que pagar nada, e incluso se podr? retirar el anuncio de forma gratuita. El precio lo elige el vendedor, aunque con limitaciones. En el caso de ejemplares nuevos no podr? ser inferior en un 5% marcado por la ley.

El anuncio saldr? en la p?gina de cada libro. Cuando un usuario entra en la ficha de la novela podr? ver los datos (p?gina, autor...), y tendr? la posibilidad de comprarla nueva en la tienda o de segunda mano, y ah? es d?nde aparecer?n nuestras ofertas.

Y por seguridad para el comprador, durante unos d?as podr? dar la confirmaci?n de haber recibido lo que ha comprado. Si no es as?, se producir? la devoluci?n del libro y se penalizar? al vendedor.

?Interesados? Entonces os recomiendo leer la p?gina de ayuda de la iniciativa y si quer?is, os podr?is dar de alta all? mismo.


Publicado por V @ 8:18  | Webs interesantes
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 26 de noviembre de 2010


?Esas fotos en blanco y negro, las personales en particular, me entristecen. Reacci?n relativamente normal. Lo desconcertante es que sean las m?s recientes las que agudicen ese sentimiento de a?oranza, hasta el punto de quitarme el habla durante d?as. No puedo evitar verme 40 a?os mayor, echando de menos el presente.
?
Renato Llerena acerc? la taza a sus labios, pero no lleg? a sorber el caf?, ?nicamente inhal? su aroma. Era un placer infantil que se le hizo costumbre. No recordaba haberlo bebido nunca. Renato prosigui?
?
?40 a?os mayor, lejos de este presente, de estos d?as pr?ximos que a?n no he vivido y que habr?n pasado de m? sin darme apenas cuenta. ?Por qu? cuantos m?s a?os tengo todo se hace cada vez m?s fugaz! Mi ni?ez dur? algo cercano a una eternidad; la adolescencia, menos de lo que hubiese querido. El resto se parece a un recuerdo ajeno, a las an?cdotas de un amigo.
?
Mir? a sus tres colegas, con quienes se reun?a todos los jueves en el caf? Cordano. Desde un principio, acordaron que en cada sesi?n s?lo uno tomar?a la palabra. Ten?an otros grupos para conversar. Renato prosigui?
?
?Estoy casi seguro de que tiene que ver con la concentraci?n. A mis 37 a?os he remplazado la edad por la relatividad del tiempo y es indiscutible que fui ni?o hace uno o dos d?as. Y es porque ahora no me concentro en el presente. Mis acciones las realizo pensando en el pasado y en el futuro, en el por qu? y para qu?, y lo que hago no dura, no se ensancha en el instante.
?
Su mirada contempl? la nada y el brillo h?medo de sus ojos agreg? unas cuantas palabras. Los tres colegas no perdieron detalle, escucharon todo. El camarero los interrumpi? con una nueva ronda de caf?s. Renato prosigui?
?
??Estoy casi seguro? Es m?s probable que desee creerlo. Uno recuerda los sucesos de la infancia, pero no la forma de concebirla, de entender la raz?n de c?mo eternizarla. Uno ahora s?lo alcanza a especular, pero no hay certezas, porque un ni?o no analiza su circunstancia, simplemente se dedica a explorar cada segundo, sin ning?n inter?s de cronometrarlo.
?
Sus tres colegas, aprovechando la pausa, se acercaron el caf? a los labios, pero no lo sorbieron, ?nicamente inhalaron su aroma. Era una costumbre aprendida de quien ese d?a tomaba la palabra. Renato prosigui?
????????????????????????????????????????????????????????????????????????????? ?
?Y m?s all? de cualquier demostraci?n, a favor o en contra, es evidente que.
???????????????????????????????????????????????????????????? ?
Renato, que iba a continuar la frase, abri? la boca, mas no sali? palabra. Sus colegas se quedaron con un sutil sinsabor. El aroma del ambiente lo disip?. De vez en cuando, sol?an echar de menos el beber caf?. Renato prosigui?
?
??En cu?nto influir? que los adultos tengamos consciencia de nuestra existencia ef?mera? Si uno no pensara en ello, sentir?a que es eterno y no tendr?a sentido fragmentar el tiempo. Toda acci?n durar?a igual que otra. ?Y la curiosidad? ?El deseo? ?El miedo? Al fin y al cabo son informaci?n que acelera o ralentiza cada momento. ?La ignorancia te acerca a la eternidad del instante y el conocimiento a la intangibilidad del porvenir?? ?
?
Perdido entre sus conjeturas y dudas ?agobiado?, intent? dejar su mente fuera del alcance de la raz?n. Lo consigui?. Aunque ?l no lo entendi? as?. Sin pensar en lo que hac?a, dio un sorbo al caf?. Ese instante dur? toda su ni?ez.


Publicado por V @ 8:25  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 25 de noviembre de 2010

Resumen de la editorial: "Buscar? la venganza contra aquellos que traicionaron a mi familia. Soy Ezio Auditore di Firenze. Soy un assassin?"

Traicionado por las familias que gobiernan Florencia, Venecia y Roma en la Italia del Renacimiento, el joven Ezio Auditore se embarca en una ?pica lucha por erradicar la corrupci?n y restaurar el honor de su familia. Para ello deber? aprender el arte de la muerte.

En su camino de venganza y lucha se encontrar? con las grandiosas mentes de Leonardo da Vinci y Maquiavelo; deber? decidir entre el amor y su destino y descubrir? que este ?ltimo es mucho m?s complejo y elevado de lo que nunca imagin?.

Para sus aliados, Ezio se convertir? en la fuerza que les guiar? en pos de la libertad y la justicia. Para sus enemigos, en una amenaza consagrada a la destrucci?n de los tiranos que abusan del pueblo italiano.
Una historia ?pica de poder y venganza en la que la verdad se escribir? con sangre."

El libro est? basado en un videojuego con el mismo nombre. El libro se public? en el Reino Unido en 2009 coincidiendo con el lanzamiento de la segunda entrega del juego y la edici?n estadounidense sali? a la venta a principios de este a?o. A nuestro pa?s llega con la tercera entrega del juego.

Por lo que he le?do, el libro est? basado punto por punto en el juego. Es decir, el autor va relatando lo que ocurre en la pantalla, sin aportar detalles a la trama ni historias paralelas. As? que a los que ya conozc?is el juego seguramente no os llame mucho la atenci?n.

Pero para los que no hayais jugado nunca, como es mi caso, es posible que s? os interese.

Es una historia de honor y venganza, de aventuras, en las que un joven Ezio se va enfrentando a los que provocaron la muerte de parte de su familia, todos ellos en los cargos de poder la Italia renacentista. Para luchar contra ellos tendr? la ayuda de varios personajes, incluidos algunos basados en personas reales como Leonardo da Vinci, cuya participaci?n ser? fundamental. Hay tantos personajes que en ocasiones hace falta echar un vistazo a la gu?a de las ?ltimas p?ginas para no perder la pista.

Tambi?n en las ?ltimas p?ginas aparece un glosario de t?rminos en lat?n e italiano, y es que el autor, para meternos en ambiente, intercala palabras y expresiones en los di?logos en estos idiomas. Algunas de ellas son muy conocidas (amore m?o) pero otras no son tan habituales (aiutami)

La historia es muy din?mica, el autor no se detiene en grandes detalles, ni en desarrollar los personajes. El protagonista va madurando a lo largo del libro, el resto tan solo aparece y desaparece. En algunas ocasiones es excesiva la casualidad para que el protagonista salde con ?xito una acci?n, o recibe ayuda de personajes que de pronto aparecen de la nada, justo en el momento oportuno.

No es un libro hist?rico, y es m?s para j?venes que para adultos, pero igualmente es entretenido, 300 p?ginas que se leen r?pidamente y sin complicaciones.

Y no me extiendo m?s, un libro para pasar el rato pero que no ser? el libro de vuestra vida con toda seguridad. Pero si finalmente lo le?is y os gusta, en Fnac est? prevista la salida del segundo libro en ingl?s para hoy.


Publicado por V @ 8:24  | Rese?as de libros
Comentarios (0)  | Enviar

Si lo deseas, puedes descargar las primeras p?ginas del libro rese?ado hoy: Assassin's creed reinassance. Haz clic sobre el icono que te interese (o pulsa el bot?n derecho de tu rat?n y selecciona Guardar enlace como)

?


Publicado por V @ 8:21  | Comienza a leer
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 24 de noviembre de 2010

Resulta que Google ha publicado su primer libro digital. Y alguno dir? "si tienen publicados un mont?n ya...". S?, pero no. Google ha digitalizado muchos libros de otras personas, pero la noticia de hoy se refiere al primer libro creado dentro de la empresa. Cinco desarrolladores de Chrome han creado 20 things I learned about browsers and the Web (20 cosas que he aprendido acerca de los navegadores y la Web).

Se ha creado en HTML5 y Flash, y no solo es sencillo y atractivo para leer sino que puede compartirse en diversas redes sociales f?cilmente. El texto se ha formateado para que tenga un aspecto adecuado a la lectura en pantalla, con una tipograf?a sencilla, p?rrafos cortos y animaciones, y en cada momento es posible saber en qu? parte del libro estamos porque muestra un peque?o ?ndice de las p?ginas en la parte inferior. Adem?s, una tabla de contenidos mostrar? las diferentes p?ginas y nos permitir? se?alarlas para una visita posterior.

Y un detalle m?s que os resultar? muy c?modo es la posibilidad de continuar la lectura en el punto en que se dej? en la visita anterior, en vez de tener que empezar a buscar la p?gina. Como si el libro tuviera un marcap?ginas...

?Quer?is aprender un poco m?s sobre los navegadores? Entonces es el momento de echarle un vistazo al libro de Google: http://www.20thingsilearned.com


Publicado por V @ 8:10  | Webs interesantes
Comentarios (0)  | Enviar


Publicado por V @ 8:08  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 23 de noviembre de 2010

Si has de amarme que sea s?lo
por amor de mi amor. No digas nunca
que es por mi aspecto, mi sonrisa, la melod?a
de mi voz o por mi dulce car?cter

que concuerda contigo o que aquel d?a
hizo que nos sinti?ramos felices...
Porque, amor m?o, todas estas cosas
pueden cambiar, y hasta el amor se muere.

No me quieras tampoco por las l?grimas
que piadosamente limpias de mi rostro...
?Porque puedo olvidarme de llorar

gracias a ti, y as? perder tu amor!
Por amor de mi amor quiero que me ames,
para que habite en los cielos, eternamente.


Publicado por V @ 8:48  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 22 de noviembre de 2010

Os voy a hablar de algo que he conocido hace poco a pesar de todos los libros que he le?do en mi vida. Se llama Ex libris.

Ex libris es una frase latina que significa de entre los libros de, es decir, marca los libros que proceden de la biblioteca de una persona. A lo que yo me refiero es a una etiqueta o sello que se pega en la contraportada y que indica el nombre del due?o del libro.

Los ex libris normalmente contienen alguna imagen junto al nombre del due?o del libro. Inicialmente se utilizaban los escudos her?ldicos pero ha ido pasando a reflejar el esp?ritu de la persona, su profesi?n, aficiones, actividades... Por supuesto tambi?n se encuentran algunos er?ticos.

El m?s antiguo que se conoce es una tablilla egipcia de barro cocido que se conserva en el Museo Brit?nico y que contiene una inscripci?n jerogl?fica que indica la pertenencia a la biblioteca del fara?n Amenofis III. Tambi?n se conservan algunos alemanes del siglo XII y XIV. Con la invenci?n de la imprenta empezaron a utilizarse con mayor frecuencia y se conservan bastantes de siglos posteriores.

Incluso han existido coleccionistas de estos sellos, a finales del XIX un alem?n, Leiningen Westerburg lleg? a reunir m?s de 17000 ex libris de varios pa?ses. Y reconocidos artistas como Durero, Goya o Dal? han participado en su creaci?n.

A d?a de hoy existen varias empresas que comercializan estos sellos, en dos tipos, sello de tinta (para marcar con tinta la imagen en una p?gina) o sello en seco (que graba la imagen en la p?gina pero sin tinta, queda en relieve, similar a una marca de agua), y las im?genes que se utilizan? han ido evolucionando.

La verdad es que hay algunos preciosos, pero ?marc?is vuestros libros? yo no, no me gusta escribir en ellos, as? que tendr?a que pensarme si lo utilizar?a o no, pero ya os digo que me encantar?a tener uno.


Publicado por V @ 8:23  | De todo un poco
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 19 de noviembre de 2010

El ni?o miraba al abuelo escribir una carta. En un momento dado, le pregunt?:
??Est?s escribiendo una historia que nos pas? a los dos? ?Es, quiz?, una historia sobre m??
El abuelo dej? de escribir, sonri? y dijo al nieto:
?Estoy escribiendo sobre ti, es cierto. Sin embargo, m?s importante que las palabras es el l?piz que estoy usando. Me gustar?a que t? fueses como ?l cuando crezcas.
El ni?o mir? el l?piz, intrigado, y no vio nada de especial.
??Pero si es igual a todos los l?pices que he visto en mi vida!
?Todo depende del modo en que mires las cosas. Hay en ?l cinco cualidades que, si consigues mantenerlas, har?n de ti una persona por siempre en paz con el mundo. Primera cualidad: puedes hacer grandes cosas, pero no olvides nunca que existe una mano que gu?a tus pasos. A esta mano nosotros la llamamos Dios, y ?l siempre te conducir? en direcci?n a su voluntad.
Segunda: de vez en cuando necesito dejar de escribir y usar el sacapuntas. Eso hace que el l?piz sufra un poco, pero al final est? m?s afilado. Por lo tanto, debes ser capaz de soportar algunos dolores, porque te har?n mejor persona.
Tercera: el l?piz siempre permite que usemos una goma para borrar aquello que est? mal. Entiende que corregir algo que hemos hecho no es necesariamente algo malo, sino algo importante para mantenernos en el camino de la justicia.
Cuarta: lo que realmente importa en el l?piz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que hay dentro. Por lo tanto, cuida siempre de lo que sucede en tu interior.
Finalmente, la quinta cualidad del l?piz: siempre deja una marca. De la misma manera, has de saber que todo lo que hagas en la vida dejar? trazos, e intenta ser consciente de cada acci?n.


Publicado por V @ 8:14  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 18 de noviembre de 2010

Resumen de la editorial: "En el a?o 33 d.C. Judas Iscariote protagoniz? la traici?n m?s famosa de la Historia, por la que fue recompensado con treinta monedas de plata. Sus nietos, pertenecientes a la secta de los Sicarios que alent? el suicidio colectivo en Masada para no caer en manos de los invasores romanos, fundieron una daga con aquellas monedas. Pero ?realmente las cosas sucedieron como nos las han contado?
?
En La plata de Judas, Steven Savile desarrolla un thriller perfecto, un claro ejemplo de conspiraci?n religiosa, con un argumento apasionante, lleno de giros y cargado de acci?n y situaciones espeluznantes y diab?licas que mantienen en vilo al lector desde la primera hasta la ?ltima p?gina."

A mi la historia me ha recordado a las de Dan Brown, quiz? por los detalles b?blicos de fondo, pero para mi gusto, est? mucho mejor escrito y mucho m?s trabajada.

Para empezar, la novela nos sit?a tras la muerte de Jes?s, ante un Judas Iscariote destrozado por el dolor despidi?ndose de la mujer de la que est? enamorado, Mar?a Magdalena, embarazada, y encamin?ndose hacia una muerte segura a manos de los ap?stoles, sus antiguos compa?eros. Pero esta escena, que seguro que todos asoci?is a la gran traici?n de Judas, seg?n los nietos de Judas no fue tal. Jes?s le pidi?, por ser su mejor amigo, que lo traicionase pues no confiaba en sus propias fuerzas para entregarse a los romanos. Un Jes?s celoso del amor entre su amigo y Mar?a Magdalena.

Y una vez le?do ?sto y cuando los ojos a?n est?n abiertos como platos, la historia salta dos mil a?os, a Berl?n, en los ?ltimos minutos de una persona que de pronto, se prende fuego a si misma. Y en el mismo instante otras doce personas hacen exactamente lo mismo en otros pa?ses europeos: Italia, Francia, Espa?a, Inglaterra, Suiza...

Su mensaje es el mismo en once de esos suicidios: ?Se acerca una plaga. Durante cuarenta d?as y cuarenta noches la muerte se apoderar? de las calles. Los que est?n sumidos en el pecado perecer?n. La muerte comienza ya.? Y los otros dos son a?n m?s cr?pticos y temibles.

La investigaci?n corre a cargo de nuestros protagonistas, el grupo brit?nico Ogmios, uno de esos equipos de James Bonds de los que ning?n organismo oficial quiere saber nada, pero que est?n ah?.

Porque esta es una de las principales diferencias con las novelas de Dan Brown: tenemos varios protagonistas, cada uno con un pasado, una historia que contar, una misi?n que cumplir y fantasmas personales que abordar. Me han parecido bien trazados los perfiles de los protagonistas, no es como esos libros que hay varios personajes y todos hablan igual. Cada uno tiene una forma de ser, y se nota. Y como cada uno tiene su papel en esta historia, con un mismo objetivo pero en v?as diferentes, la novela se hace muy amena.

La trama mantiene enganchado hasta el final. Durante toda la novela hay tensi?n, prisas e incertidumbre. Aparte, es bastante realista en el sentido de que no es la t?pica en la que llega el bueno, mata a los malos y se casa con la chica. Aqu? no todo sale bien a la primera, los buenos no son perfectos y los malos no son el t?pico malo tonto que en cuanto el bueno se acerca se asusta y se descubre. Para nada.

Y adem?s recordad que subyace la historia de Judas, secretos escondidos, la iglesia cat?lica...

Es un libro que hay que leer hasta el final, pero hasta el ?ltimo p?rrafo. Y si sois de esas personas que antes de empezar un libro ech?is un vistazo a las ?ltimas frases, os recomiendo no hacerlo, porque hay sorpresas de ?ltima hora que merece la pena descubrir en su momento. El final, para mi, fue totalmente inesperado. Me hice un cuadro muy claro de c?mo ser?a, y fall? por completo.

En resumen, 500 p?ginas de acci?n trepidante que he le?do en tres d?as y que os recomiendo.






Publicado por V @ 8:04  | Rese?as de libros
Comentarios (3)  | Enviar
Mi?rcoles, 17 de noviembre de 2010

Estos d?as me estaba planteando qu? libros se podr?an considerar como un antes y un despu?s en el mundo literario, y el mundo en general. Son libros que creo que han significado algo para su ?poca y que se pueden considerar grandes obras, independientemente del momento en el que se escribieron. Vamos, no son los 10 libros que m?s me gustan, sino libros que creo que todo el mundo deber?a leer.

La verdad es que reducirlo a 10 es muy complicado, y se me quedan muchas fuera, pero creo que me quedo con ?stas:

  • El diario de Ana Frank: sin duda el m?s sentimental de toda la lista pero muy importante recordar el lado humano de los conflictos
  • La divina comedia (Dante): el infierno tal y como se le conoc?a en esa ?poca. Mucho mejor si encontr?is uno de los libros que incluyen notas explicativas.
  • La Biblia: independientemente de la carga religiosa, creo que un libro que mueve a millones de personas y que lo ha hecho cientos de a?os es un libro que todo el mundo deber?a leer...
  • La metamorfosis (Kafka): Para mi representa las distintas formas de afrontar el cambio y la enfermedad de una persona, pero se le han dado multitud de interpretaciones.
  • 1984 (George Orwell): ciencia ficci?n sobre el poder del gobierno y su necesidad de control.
  • Frankestein (Mary Shelley): f?bula, las cosas no son lo que parecen.
  • Carmilla (Joseph Sheridan Le Fanu): novela g?tica. Importante porque incluye como tema importante el amor l?sbico, tab? en esa ?poca (1872). Y por cierto, fue la precursora de otra gran obra: Dr?cula de Bram Stoker.
  • Cien a?os de soledad (Gabriel Garc?a M?rquez): obra maestra donde las haya...
  • El Principito de Antoine (Saint-Exup?ry): Para mi no es un libro infantil, y merece la pena como lecci?n de amistad.
  • Shakespeare: Cualquiera de sus obras de teatro, una gran colecci?n de sentimientos y pasiones: amor, celos, odios, envidias...

Complicad?sima esta lista... ?Qu? pens?is? ?Cu?les son vuestros libros fundamentales?


Publicado por V @ 8:26  | Listas
Comentarios (3)  | Enviar

El pr?ximo a?o, a ver si espabilamos un poco, ?eh?


Publicado por V @ 8:19  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar

?

Dedicada a su pistola... shocked


Publicado por V @ 8:12  | M?sica
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 16 de noviembre de 2010

El d?a que mi alma
busque un nuevo inquilino,
?seguir? habiendo sol, vino y pianos?
?seguir?n las muchachas
oliendo a silenciosa mansedumbre?
?volver?n las oscuras golondrinas?
?qui?n dar? de comer a los gorriones?
?para qu? servir? este tiovivo
el d?a que se agote mi boleto??

?

(Del libro Objetos perdidos, que pod?is descargar gratuitamente en su p?gina de Bubok)


Publicado por V @ 8:38  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 15 de noviembre de 2010

Estoy empezando a pensar en los t?tulos que regalar? este a?o en navidades (lo hago pronto) y me he estado fijando estos d?as en los libros que se leen. Os dejo la lista con los que he reconocido (en algunos momentos casi me parto el cuello, pero la cuesti?n era ser un poco discreta, as? que me he quedado con la duda en m?s de uno) en los viajes en el metro de la semana pasada, tres d?as, a primera hora de la ma?ana. Digo la hora porque en esos momentos hay mucha gente que lee los peri?dicos gratuitos. Seguramente a otras horas se encuentren m?s lectores de libros, as? que para otra vez intentar? fijarme a otras horas.

Solo me he fijado en los libros que le?an los adultos, por poner un l?mite, a partir de 25. Alguno de los libros de la lista es juvenil, pero por mantener una coherencia, no aparecen los t?tulos de ni?os ni j?venes.

Primera conclusi?n despu?s de ver la lista: ?d?nde est?n las ?ltimas novedades? Pocos libros son de este a?o. Otro motivo para volver a fijarme dentro de unos meses, a ver si la tendencia cambia. ?Quiz? un precio excesivo para las novedades con los tiempos que corren?

Segunda conclusi?n: ?los lectores de ciencia ficci?n no cogen el metro? Ya se que se lee menos, pero tan poco... Vaya sorpresa...

Y un ?ltimo comentario, he visto cinco ereaders (seis con el m?o), una persona leyendo en una DS, y que haya visto, todo lo dem?s eran libros en papel. Obviamente no se qu? ebooks estaban leyendo, quiz? a la pr?xima me dedique a preguntar...

Bueno, ah? va la lista, a ver qu? conclusiones sac?is vosotros:

(Fechas aproximadas, he sacado las ediciones por las portadas)
2010
In?s y la alegr?a (Almudena Grandes)
La ca?da de los gigantes (Ken Follet): Este es el ?nico libro que he visto en varios lectores (cuatro en concreto)
Homer & Langely (E. L. Doctorow)
Crimen en directo (Camilla Lackberg)

2008-2009
Perdona si te llamo amor (Federico Moccia)
El s?mbolo perdido (Dan Brown)
Criadas y se?oras (Kathryn Stockett)
El secreto de As?s (Daniel Meurois-Givaudan)
Canci?n de hielo y fuego (George R. R. Martin)
Dr?cula el no muerto (Drace Stoker)
El club de los viernes (Kate Jacobs)
El narrador de cuentos (Mercedes Aguirre)
Limpieza de sangre (Arturo P?rez-Reverte)

2004-2007
Luna Nueva (Stephenie Meyer)
Esp?a de dios (Juan G?mez-Jurado)
La sangre de los inocentes (Julia Navarro)
Baile en el aire (Nora Roberts)
Moby Dick (Herman Melville): En este caso, por portada, jurar?a que es la edici?n de 2007 la que estaba leyendo.
Balzac, la novela de una vida (Stefan Zweig)
Las cenizas de ?ngela (Frank Mccourt)
Poes?a completa (Saramago)

2000-2003
Los sue?os de la raz?n: Ensayo sobre la experiencia pol?tica (Jose Antonio Marina)
Saber educar (Bernab? Tierno)
El pasajero en Galicia (?lvaro Cunquiero)

Anterior
Harry Potter y la piedra filosofal (J. K. Rowling): Estos d?as se estrena la pel?cula sobre la primera parte del ?ltimo libro de la saga, tal vez tenga algo que ver...
Ha estallado la paz (Jose Mar?a Gironella)


Publicado por V @ 8:18  | Listas
Comentarios (1)  | Enviar
Domingo, 14 de noviembre de 2010

Recordad que hoy, 14 de noviembre, se celebra la gran liberaci?n de libros en Madrid: 30.000 obras salen hoy desde la Plaza de Oriente para distribuirse por todos los barrios madrile?os.

A estas horas, ?sta es la imagen de la plaza (fotos de Entrelectores)

?

M?s informaci?n aqu?.


Publicado por V @ 11:56  | Actualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 12 de noviembre de 2010

I

???? Cuando una parte del ej?rcito franc?s se apoder? a principios de este siglo de la hist?rica Toledo, sus jefes, que no ignoraban el peligro a que se expon?an en las poblaciones espa?olas disemin?ndose en alojamientos separados, comenzaron por habilitar para cuarteles los m?s grandes y mejores edificios de la ciudad.

???? Despu?s de ocupado el suntuoso alc?zar de Carlos V, echose mano de la casa de Consejos; y cuando ?sta no pudo contener m?s gente comenzaron a invadir el asilo de las comunidades religiosas, acabando a la postre por transformar en cuadras hasta las iglesias consagradas al culto. En esta conformidad se encontraban las cosas en la poblaci?n donde tuvo lugar el suceso que voy a referir, cuando una noche, ya a hora bastante avanzada, envueltos en sus oscuros capotes de guerra y ensordeciendo las estrechas y solitarias calles que conducen desde la Puerta del Sol a Zocodover, con el choque de sus armas y el ruidoso golpear de los cascos de sus corceles, que sacaban chispas de los pedernales, entraron en la ciudad hasta unos cien dragones de aquellos altos, arrogantes y fornidos, de que todav?a nos hablan con admiraci?n nuestras abuelas.

???? Mandaba la fuerza un oficial bastante joven, el cual iba como a distancia de unos treinta pasos de su gente hablando a media voz con otro, tambi?n militar a lo que pod?a colegirse por su traje. ?ste, que caminaba a pie delante de su interlocutor, llevando en la mano un farolillo, parec?a seguirle de gu?a por entre aquel laberinto de calles oscuras, enmara?adas y revueltas.

???? -Con verdad -dec?a el jinete a su acompa?ante-, que si el alojamiento que se nos prepara es tal y como me lo pintas, casi, casi ser?a preferible arrancharnos en el campo o en medio de una plaza.

???? -?Y qu? quer?is, mi capit?n -contestole el gu?a, que efectivamente era un sargento aposentador-; en el alc?zar no cabe ya un grano de trigo, cuanto m?s un hombre; de San Juan de los Reyes no digamos, porque hay celda de fraile en la que duermen quince h?sares. El convento adonde voy a conduciros no era mal local, pero har? cosa de tres o cuatro d?as nos cay? aqu? como de las nubes una de las columnas volantes que recorren la provincia, y gracias que hemos podido conseguir que se amontonen por los claustros y dejen libre la iglesia.

???? -En fin -exclam? el oficial despu?s de un corto silencio y como resign?ndose con el extra?o alojamiento que la casualidad le deparaba-, m?s vale inc?modo que ninguno. De todas maneras, si llueve, que no ser? dif?cil seg?n se agrupan las nubes, estamos a cubierto, y algo es algo.

???? Interrumpida la conversaci?n en este punto, los jinetes precedidos del gu?a, siguieron en silencio el camino adelante hasta llegar a una plazuela, en cuyo fondo se destacaba la negra silueta del convento con su torre morisca, su campanario de espada?a, su c?pula ojival y sus tejados de crestas desiguales y oscuras.

???? -He aqu? vuestro alojamiento -exclam? el aposentador al divisarle y dirigi?ndose al capit?n, que, despu?s que hubo mandado hacer alto a la tropa, ech? pie a tierra, tom? el farolillo de manos del gu?a y se dirigi? hacia el punto que ?ste le se?alaba.

???? Como quiera que la iglesia del convento estaba completamente desmantelada, los soldados que ocupaban el resto del edificio hab?an cre?do que las puertas le eran ya poco menos que in?tiles, y un tablero hoy, otro ma?ana, hab?an ido arranc?ndolas pedazo a pedazo para hacer hogueras con que calentarse por las noches.

???? Nuestro joven oficial no tuvo, pues, que torcer llaves ni descorrer cerrojos para penetrar en el interior del templo.

???? A la luz del farolillo, cuya dudosa claridad se perd?a entre las espesas sombras de las naves y dibujaba con gigantescas proporciones sobre el muro la fant?stica sombra del sargento aposentador que iba precedi?ndole, recorri? la iglesia de arriba abajo y escudri?? una por una todas sus desiertas capillas, hasta que una vez hecho cargo del local, mand? echar pie a tierra a su gente, y, hombres y caballos revueltos, fue acomod?ndola como mejor pudo.

???? Seg?n dejamos dicho, la iglesia estaba completamente desmantelada, en el altar mayor pend?an a?n de las altas cornisas los rotos girones del velo con que lo hab?an cubierto los religiosos al abandonar aquel recinto; diseminados por las naves ve?anse algunos retablos adosados al muro, sin im?genes en las hornacinas; en el coro se dibujaban con un ribete de luz los extra?os perfiles de la oscura siller?a de alerce; en el pavimento, destrozado en varios puntos, distingu?anse a?n anchas losas sepulcrales llenas de timbres; escudos y largas inscripciones g?ticas; y all? a lo lejos, en el fondo de las silenciosas capillas y a la largo del crucero, se destacaban confusamente entre la oscuridad, semejantes a blancos e inm?viles fantasmas, las estatuas de piedra que, unas tendidas, otras de hinojos sobre el m?rmol de sus tumbas, parec?an ser los ?nicos habitantes del ruinoso edificio.

???? A cualquiera otro menos molido que el oficial de dragones; el cual tra?a una jornada de catorce leguas en el cuerpo, o menos acostumbrado a ver estos sacrilegios como la cosa m?s natural del mundo, hubi?ranle bastado dos adarmes de imaginaci?n para no pegar los ojos en toda la noche en aquel oscuro e imponente recinto, donde las blasfemias de los soldados que se quejaban en alta voz del improvisado cuartel, el met?lico golpe de sus espuelas que resonaban sobre las anchas losas sepulcrales del pavimento, el ruido de los caballos que piafaban impacientes, cabeceando y haciendo sonar las cadenas con que estaban sujetos a los pilares, formaban un rumor extra?o y temeroso que se dilataba por todo el ?mbito de la iglesia y se reproduc?a cada vez m?s confuso, repetido de eco en eco en sus altas b?vedas.

???? Pero nuestro h?roe, aunque joven, estaba ya tan familiarizado con estas peripecias de la vida de campa?a, que apenas hubo acomodado a su gente, mand? colocar un saco de forraje al pie de la grada del presbiterio, y arrebuj?ndose como mejor pudo en su capote y echando la cabeza en el escal?n, a los cinco minutos roncaba con m?s tranquilidad que el mismo rey Jos? en su palacio de Madrid.

???? Los soldados, haci?ndose almohadas de las monturas, imitaron su ejemplo, y poca a poco fue apag?ndose el murmullo de sus voces.

???? A la media hora s?lo se o?an los ahogados gemidos del aire que entraba por las rotas vidrieras de las ojivas del templo, el atolondrado revolotear de las aves nocturnas que ten?an sus nidos en el dosel de piedra de las esculturas de los muros, y el alternado rumor de los pasos del vigilante que se paseaba, envuelto en los anchos pliegues de su capote a lo largo del p?rtico.

II

???? En la ?poca a que se remonta la relaci?n de esta historia, tan ver?dica como extraordinaria, lo mismo que al presente, para los que no sab?an apreciar los tesoros del arte que encierran sus muros, la ciudad de Toledo no era m?s que un poblach?n destartalado, antiguo, ruinoso e insufrible.

???? Los oficiales del ej?rcito franc?s, que, a juzgar por los actos de vandalismo con que dejaron en ella triste y perdurable memoria de su ocupaci?n, de todo ten?an menos de artistas o arque?logos, no hay para que decir que se fastidiaban soberanamente en la vetusta ciudad de los C?sares.

???? En esta situaci?n de ?nimo, la m?s insignificante novedad que viniese a romper la mon?tona quietud de aquellos d?as eternos e iguales, era acogida con avidez entre los ociosos: as? es que la promoci?n al grado inmediato de uno de sus camaradas; la noticia del movimiento estrat?gico de una columna volante, la salida de un correo de gabinete o la llegada de una fuerza cualquiera a la ciudad, convert?anse en tema fecundo de conversaci?n y objeto de toda clase de comentarios, hasta tanto que otro incidente ven?a a sustituirlo, sirviendo de base a nuevas quejas, cr?ticas y suposiciones.

???? Como era de esperar, entre los oficiales que; seg?n ten?an de costumbre, acudieron al d?a siguiente a tomar el sol y a charlar un rato en el Zocodover, no se hizo platillo de otra cosa que la llegada de los dragones, cuyo jefe dejamos en el anterior cap?tulo durmiendo a pierna suelta y descansando de las fatigas de su viaje. Cerca de una hora hac?a que la conversaci?n giraba alrededor de este asunto, y ya comenzaba a interpretarse de diversos modos la ausencia del reci?n venido, a quien uno de los presentes, antiguo compa?ero suyo de colegio, hab?a citado para el Zocodover, cuando en una de las bocacalles de la plaza apareci? al fin nuestro bizarro capit?n despojado de su ancho capot?n de guerra, luciendo un gran casco de metal con penacho de plumas blancas, una casaca azul turqu? con vueltas rojas y un magn?fico mandoble con vaina de acero, que resonaba arrastr?ndose al comp?s de sus marciales pasos y del golpe seco y agudo de sus espuelas de oro.

???? Apenas le vio su camarada, sali? a su encuentro para saludarle, y con ?l se adelantaron casi todos los que a la saz?n se encontraban en el corrillo, en quienes hab?an despertado la curiosidad y la gana de conocerle los pormenores que ya hab?an o?do referir acerca de su car?cter original y extra?o.

???? Despu?s de los estrechos abrazos de costumbre y de las exclamaciones, pl?cemes y preguntas de rigor en estas entrevistas; despu?s de hablar largo y tendido sobre las novedades que andaban por Madrid, la varia fortuna de la guerra y los amigotes muertos o ausentes rodando de uno en otro asunto la conversaci?n, vino a parar al tema obligado, esto es, las penalidades del servicio, la falta de distracciones de la ciudad y el inconveniente de los alojamientos.

???? Al llegar a este punto, uno de los de la reuni?n que, por lo visto, ten?a noticias del mal talante con que el joven oficial se hab?a resignado a acomodar su gente en la abandonada iglesia, le dijo con aire de zumba:

???? -Y a prop?sito de alojamiento, ?qu? tal se ha pasado la noche en el que ocup?is?

???? -Ha habido de todo -contest? el interpelado-; pues si bien es verdad que no he dormido gran cosa, el origen de mi vigilia merece la pena de la velada. El insomnio junto a una mujer bonita no es seguramente el peor de los males.

???? -?Una mujer! -repiti? su interlocutor como admir?ndose de la buena fortuna del reci?n venido; eso es lo que se llama llegar y besar el santo.

???? -Ser? tal vez alg?n antiguo amor de la corte que le sigue a Toledo para hacerle m?s soportable el ostracismo -a?adi? otro de los del grupo.

???? -?Oh!, no -dijo entonces el capit?n-; nada menos que eso. Juro, a fe de quien soy, que no la conoc?a y que nunca cre? hallar tan bella patrona en tan inc?modo alojamiento. Es todo lo que se llama una verdadera aventura.

???? -?Contadla!, ?contadla! -exclamaron en coro los oficiales que rodeaban al capit?n; y como ?ste se dispusiera a hacerlo as?, todos prestaron la mayor atenci?n a sus palabras mientras ?l comenz? la historia en estos t?rminos:

???? -Dorm?a esta noche pasada como duerme un hombre que trae en el cuerpo trece leguas de camino, cuando he aqu? que en lo mejor del sue?o me hizo despertar sobresaltado e incorporarme sobre el codo un estruendo, horrible, un estruendo tal, que me ensordeci? un instante para dejarme despu?s los o?dos zumbando cerca de un minuto, como si un moscard?n me cantase a la oreja.

???? Como os habr?is figurado, la causa de mi susto era el primer golpe que o?a de esa endiablada campana gorda, especie de sochantre de bronce, que los can?nigos de Toledo han colgado en su catedral con el laudable prop?sito de matar a disgustos a los necesitados de reposo.

???? Renegando entre dientes de la campana y del campanero que la toca, dispon?ame, una vez apagado aquel ins?lito y temeroso rumor, a coger nuevamente el hilo del interrumpido sue?o, cuando vino a herir mi imaginaci?n y a ofrecerse ante mis ojos una cosa extraordinaria. A la dudosa luz de la luna que entraba en el templo por el estrecho ajimez del muro de la capilla mayor, vi a una mujer arrodillada junto al altar.

???? Los oficiales se miraron entre s? con expresi?n entre asombrada e incr?dula; el capit?n sin atender al efecto que su narraci?n produc?a, continu? de este modo:

???? -No pod?is figuraros nada semejante, aquella nocturna y fant?stica visi?n que se dibujaba confusamente en la penumbra de la capilla, como esas v?rgenes pintadas en los vidrios de colores que habr?is visto alguna vez destacarse a lo lejos, blancas y luminosas, sobre el oscuro fondo de las catedrales.

???? Su rostro ovalado, en donde se ve?a impreso el sello de una leve y espiritual demacraci?n, sus armoniosas facciones llenas de una suave y melanc?lica dulzura, su intensa palidez, las pur?simas l?neas de su contorno esbelto, su adem?n reposado y noble, su traje blanco flotante, me tra?an a la memoria esas mujeres que yo so?aba cuando casi era un ni?o. ?Castas y celestes im?genes, quim?rico objeto del vago amor de la adolescencia!

???? Yo me cre?a juguete de una alucinaci?n, y sin quitarle un punto los ojos, ni aun osaba respirar, temiendo que un soplo desvaneciese el encanto. Ella permanec?a inm?vil.

???? Antoj?baseme, al verla tan di?fana y luminosa que no era una criatura terrenal, sino un esp?ritu que, revistiendo por un instante la forma humana, hab?a descendido en el rayo de la luna, dejando en el aire y en pos de s? la azulada estela que desde el alto ajimez bajaba verticalmente hasta el pie del opuesto muro, rompiendo la oscura sombra de aquel recinto l?brego y misterioso.

???? -Pero...-exclam? interrumpi?ndole su camarada de colegio, que comenzando por echar a broma la historia, hab?a concluido interes?ndose con su relato -?c?mo estaba all? aquella mujer? ?No le dijiste nada? ?No te explic? su presencia en aquel sitio?

???? -No me determin? a hablarle, porque estaba seguro de que no hab?a de contestarme, ni verme, ni o?rme.

???? -?Era sorda?

???? -?Era ciega?

???? -?Era muda? -exclamaron a un tiempo tres o cuatro de los que escuchaban la relaci?n.

???? -Lo era todo a la vez -exclam? al fin el capit?n despu?s de un momento de pausa-, porque era... de m?rmol.

???? Al o?r el estupendo desenlace de tan extra?a aventura, cuantos hab?a en el corro prorrumpieron en una ruidosa carcajada, mientras uno de ellos dijo al narrador de la peregrina historia, que era el ?nico que permanec?a callado y en una grave actitud:

???? -?Acab?ramos de una vez! Lo que es de ese g?nero, tengo yo m?s de un millar, un verdadero serrallo, en San Juan de los Reyes; serrallo que desde ahora pongo a vuestra disposici?n, ya que, a lo que parece, tanto os da de una mujer de carne como de piedra.

???? -?Oh!, no... -continu? el capit?n, sin alterarse en lo m?s m?nimo por las carcajadas de sus compa?eros-: estoy seguro de que no pueden ser como la m?a. La m?a es una verdadera dama castellana que por un milagro de la escultura parece que no la han enterrado en su sepulcro, sino que a?n permanece en cuerpo y alma de hinojos sobre la losa que lo cubre, inm?vil, con las manos juntas en adem?n suplicante, sumergida en un ?xtasis de m?stico amor.

???? -De tal modo te explicas, que acabar?s por probarnos la verosimilitud de la f?bula de Galatea.

???? -Por mi parte, puedo deciros que siempre la cre? una locura; mas desde anoche comienzo a comprender la pasi?n del escultor griego.

???? -Dadas las especiales condiciones de tu nueva dama, creo que no tendr?s inconveniente en presentarnos a ella. De m? s? decir que ya no vivo hasta ver esa maravilla. Pero... ?qu? diantres te pasa?... dir?ase que esquivas la presentaci?n. ?Ja!, ?ja!, ?ja! Bonito fuera que ya te tuvi?ramos hasta celoso.

???? -Celoso -se apresur? a decir el capit?n-, celoso... de los hombres, no...; mas ved, sin embargo, hasta d?nde llega mi extravagancia. Junto a la imagen de esa mujer, tambi?n de m?rmol, grave y al parecer con vida como ella, hay un guerrero... su marido sin duda... Pues bien...: lo voy a decir todo, aunque os mof?is de mi necesidad... Si no hubiera temido que me tratasen de loco, creo que ya lo habr?a hecho cien veces pedazos.

???? Una nueva y a?n m?s ruidosa carcajada de los oficiales salud? esta original revelaci?n del estramb?tico enamorado de la dama de piedra.

???? -Nada, nada; es preciso que la veamos -dec?an los unos.

???? -S?, s?; es preciso saber si el objeto corresponde a tan alta pasi?n -a?ad?an los otros.

???? -?Cu?ndo nos reunimos a echar un trago en la iglesia en que os aloj?is? -exclamaron los dem?s.

???? -Cuando mejor os parezca: esta misma noche si quer?is -respondi? el joven capit?n, recobrando su habitual sonrisa, disipada un instante por aquel rel?mpago de celos-. A prop?sito. Con los bagajes he tra?do hasta un par de docenas de botellas de Champagne, verdadero Champagne, restos de un regalo hecho a nuestro general de brigada, que, como sab?is, es algo pariente.

???? -?Bravo!, ?bravo! -exclamaron los oficiales a una voz, prorrumpiendo en alegres exclamaciones.

???? -?Se beber? vino del pa?s!

???? -?Y cantaremos una canci?n de Ronsard!

???? -Y hablaremos de mujeres, a prop?sito de la dama del anfitri?n.

???? -Conque... ?hasta la noche!

???? ?Hasta la noche!

III

???? Ya hac?a largo rato que los pac?ficos habitantes de Toledo hab?an cerrado con llave y cerrojo las pesadas puertas de sus antiguos caserones; la campana gorda de la catedral anunciaba la hora de la queda, y en lo alto del alc?zar, convertido en cuartel, se o?a el ?ltimo toque de silencio de los clarines, cuando diez o doce oficiales que poco a poco hab?an ido reuni?ndose en el Zocodover tomaron el camino que conduce desde aquel punto al convento en que se alojaba el capit?n, animados m?s con la esperanza de apurar las prometidas botellas, que con el deseo de conocer la maravillosa escultura.

???? La noche hab?a cerrado sombr?a y amenazadora; el cielo estaba cubierto de nubes de color de plomo; el aire, que zumbaba encarcelado en las estrechas y retorcidas calles, agitaba la moribunda luz del farolillo de los retablos o hac?a girar con un chirrido agudo las veletas de hierro de las torres.

???? Apenas los oficiales dieron vista a la plaza en que se hallaba situado el alojamiento de su nuevo amigo, ?ste, que les aguardaba impaciente, sali? a encontrarles; y despu?s de cambiar algunas palabras a media voz, todos penetraron juntos en la iglesia, en cuyo l?brego recinto la escasa claridad de una linterna luchaba trabajosamente con las oscuras y espes?simas sombras.

???? -?Por qui?n soy! -exclam? uno de los convidados tendiendo a su alrededor la vista-, que el local es de los menos a prop?sito del mundo para una fiesta.

???? -Efectivamente -dijo otro-; nos traes a conocer a una dama, y apenas si con mucha dificultad se ven los dedos de la mano.

???? -Y, sobre todo, hace un fr?o, que no parece sino que estamos en la Siberia -a?adi? un tercero arrebuj?ndose en el capote.

???? -Calma, se?ores, calma -interrumpi? el anfitri?n-; calma, que a todo se proveer?. ?Eh, muchacho! -prosigui? dirigi?ndose a uno de sus asistentes-: busca por ah? un poco de le?a, y enci?ndenos una buena fogata en la capilla mayor.

???? El asistente, obedeciendo las ?rdenes de su capit?n, comenz? a descargar golpes en la siller?a del coro, y despu?s que hubo reunido una gran cantidad de le?a que fue apilando al pie de las gradas del presbiterio, torn? la linterna y se dispuso a hacer un auto de fe con aquellos fragmentos tallados de riqu?simas labores, entre los que se ve?an, por aqu?, parte de una columnilla salom?nica; por all?, la imagen de un santo abad, el torso de una mujer o la disforme cabeza de un grifo asomado entre hojarascas.

???? A los pocos minutos, una gran claridad que de improviso se derram? por todo el ?mbito de la iglesia anunci? a los oficiales que hab?a llegado la hora de comenzar el fest?n.

???? El capit?n, que hac?a los honores de su alojamiento con la misma ceremonia que hubiera hecho los de su casa, exclam? dirigi?ndose a los convidados:

???? Si gust?is, pasaremos al buffet.

???? Sus camaradas, afectando la mayor gravedad, respondieron a la invitaci?n con un c?mico saludo, y se encaminaron a la capilla mayor precedidos del h?roe de la fiesta, que al llegar a la escalinata se detuvo un instante, y extendiendo la mano en direcci?n al sitio que ocupaba la tumba, les dijo con la finura m?s exquisita.

???? -Tengo el placer de presentaros a la dama de mis pensamientos. Creo que convendr?is conmigo en que no he exagerado su belleza.

???? Los oficiales volvieron los ojos al punto que les se?alaba su amigo, y una exclamaci?n de asombro se escap? involuntariamente de todos los labios.

???? En el fondo de un arco sepulcral revestido de m?rmoles negros, arrodillada delante de un reclinatorio, con las manos juntas y la cara vuelta hacia el altar, vieron, en efecto, la imagen de una mujer tan bella, que jam?s sali? otra igual de manos de un escultor, ni el deseo pudo pintarla en la fantas?a m?s soberanamente hermosa.

???? -En verdad que es un ?ngel -exclam? uno de ellos.

???? -?L?stima que sea de m?rmol! -a?adi? otro.

???? -No hay duda que, aunque no sea m?s que la ilusi?n de hallarse junto a una mujer de este calibre, es lo suficiente para no pegar los ojos en toda la noche.

???? -?Y no sab?is qui?n es ella? -preguntaron algunos de los que contemplaban la estatua al capit?n, que sonre?a satisfecho de su triunfo.

???? -Recordando un poco del lat?n que en mi ni?ez supe, he conseguido a duras penas, descifrar la inscripci?n de la tumba -contest? el interpelado-; y, a lo que he podido colegir, pertenece a un t?tulo de Castilla; famoso guerrero que hizo la campa?a con el Gran Capit?n. Su nombre lo he olvidado; mas su esposa, que es la que veis, se llama Do?a Elvira de Casta?eda, y por mi fe que, si la copia se parece al original, debi? ser la mujer m?s notable de su siglo.

???? Despu?s de estas breves explicaciones, los convidados, que no perd?an de vista el principal objeto de la reuni?n, procedieron a destapar algunas de las botellas y, sent?ndose alrededor de la lumbre, empez? a andar el vino a la ronda.

???? A medida que las libaciones se hac?an m?s numerosas y frecuentes, y el vapor del espumoso Champagne comenzaba a trastornar las cabezas, crec?an la animaci?n, el ruido y la algazara de los j?venes, de los cuales ?stos arrojaban a los monjes de granito adosados a los pilares los cascos de las botellas vac?as, y aquellos cantaban a toda voz canciones b?quicas y escandalosas, mientras los de m?s all? prorrump?an en carcajadas, bat?an las palmas en se?al de aplauso o disputaban entre s? con blasfemias y juramentos.

???? El capit?n beb?a en silencio como un desesperado y sin apartar los ojos de la estatua de do?a Elvira.

???? Iluminada por el rojizo resplandor de la hoguera, y a trav?s del confuso velo que la embriaguez hab?a puesto delante de su vista, parec?ale que la marm?rea imagen se transformaba a veces en una mujer real, parec?ale que entreabr?a los labios como murmurando una oraci?n; que se alzaba su pecho como oprimido y sollozante; que cruzaba las manos con m?s fuerza que sus mejillas se coloreaban, en fin, como si se ruborizase ante aquel sacr?lego y repugnante espect?culo.

???? Los oficiales, que advirtieron la taciturna tristeza de su camarada, le sacaron del ?xtasis en que se encontraba sumergido y, present?ndole una copa, exclamaron en coro:

???? -?Vamos, brindad vos, que sois el ?nico que no lo ha hecho en toda la noche!

???? El joven tom? la copa y, poni?ndose de pie y alz?ndola en alto, dijo encar?ndose con la estatua del guerrero arrodillado junto a do?a Elvira:

???? -?Brindo por el emperador, y brindo por la fortuna de sus armas, merced a las cuales hemos podido venir hasta el fondo de Castilla a cortejarle su mujer en su misma tumba a un vencedor de Ceri?ola!

???? Los militares acogieron el brindis con una salva de aplausos, y el capit?n, balance?ndose, dio algunos pasos hacia el sepulcro.

???? -No... -prosigui? dirigi?ndose siempre a la estatua del guerrero, y con esa sonrisa est?pida propia de la embriaguez-, no creas que te tengo rencor alguno porque veo en ti un rival...; al contrario, te admiro como un marido paciente, ejemplo de longanimidad y mansedumbre, y a mi vez quiero tambi?n ser generoso. T? ser?as bebedor a fuer de soldado..., no se ha de decir que te he dejado morir de sed, vi?ndonos vaciar veinte botellas...: ?toma!

???? Y esto diciendo llevose la copa a los labios, y despu?s de humedec?rselos con el licor que conten?a, le arroj? el resto a la cara prorrumpiendo en una carcajada estrepitosa al ver c?mo ca?a el vino sobre la tumba goteando de las barbas de piedra del inm?vil guerrero.

???? -?Capit?n! -exclam? en aquel punto uno de sus camaradas en tono de zumba- cuidado con lo que hac?is... Mirad que esas bromas con la gente de piedra suelen costar caras... Acordaos de lo que aconteci? a los h?sares del 5.? en el monasterio de Poblet... Los guerreros del claustro dicen que pusieron mano una noche a sus espadas de granito, y dieron que hacer a los que se entreten?an en pintarles bigotes con carb?n.

???? Los j?venes acogieron con grandes carcajadas esta ocurrencia; pero el capit?n, sin hacer caso de sus risas, continu? siempre fijo en la misma idea:

???? -?Cre?is que yo le hubiera dado el vino a no saber que se tragaba al menos el que le cayese en la boca?... ?Oh!... ?no!.... yo no creo, como vosotros, que esas estatuas son un pedazo de m?rmol tan inerte hoy como el d?a en que lo arrancaron de la cantera. Indudablemente el artista, que es casi un dios, da a su obra un soplo de vida que no logra hacer que ande y se mueva, pero que le infunde una vida incomprensible y extra?a; vida que yo no me explico bien, pero que la siento, sobre todo cuando bebo un poco.

???? -?Magn?fico! -exclamaron sus camaradas-, bebe y prosigue.

???? El oficial bebi?, y, fijando los ojos en la imagen de do?a Elvira, prosigui? con una exaltaci?n creciente:

???? -?Miradla!... ?miradla!... ?No veis esos cambiantes rojos de sus carnes m?rbidas y transparentes?... ?No parece que por debajo de esa ligera epidermis azulada y suave de alabastro circula un fluido de luz color de rosa?... ?Quer?is m?s vida?... ?Quer?is m?s realidad?...

???? -?Oh!, s?, seguramente -dijo uno de los que le escuchaban-; quisi?ramos que fuese de carne y hueso.

???? -?Carne y hueso!... ?Miseria, podredumbre!... -exclam? el capit?n-. Yo he sentido en una org?a arder mis labios y mi cabeza; yo he sentido este fuego que corre por las venas hirviente como la lava de un volc?n, cuyos vapores caliginosos turban y trastornan el cerebro y hacen ver visiones extra?as. Entonces el beso de esas mujeres materiales me quemaba como un hierro candente, y las apartaba de m? con disgusto, con horror, hasta con asco; porque entonces, como ahora, necesitaba un soplo de brisa del mar para mi frente calurosa, beber hielo y besar nieve... nieve te?ida de suave luz, nieve coloreada por un dorado rayo de sol.... una mujer blanca, hermosa y fr?a, como esa mujer de piedra que parece incitarme con su fant?stica hermosura, que parece que oscila al comp?s de la llama, y me provoca entreabriendo sus labios y ofreci?ndome un tesoro de amor... ?Oh!... s?... un beso... s?lo un beso tuyo podr? calmar el ardor que me consume.

???? -?Capit?n! -exclamaron algunos de los oficiales al verle dirigirse hacia la estatua como fuera de s?, extraviada la vista y con pasos inseguros-, ?qu? locura vais a hacer? ?Basta de broma y dejad en paz a los muertos!

???? El joven ni oy? siquiera las palabras de sus amigos y tambaleando y como pudo lleg? a la tumba y aproximose a la estatua; pero al tenderle los brazos reson? un grito de horror en el templo. Arrojando sangre por ojos, boca y nariz, hab?a ca?do desplomado y con la cara deshecha al pie del sepulcro.

???? Los oficiales, mudos y espantados, ni se atrev?an a dar un paso para prestarle socorro.

???? En el momento en que su camarada intent? acercar sus labios ardientes a los de do?a Elvira, hab?an visto al inm?vil guerrero levantar la mano y derribarle con una espantosa bofetada de su guantelete de piedra.


Publicado por V @ 8:20  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (0)  | Enviar

?

No se qui?n es el int?rprete, la melod?a es de Chopin


Publicado por V @ 8:14  | M?sica
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 11 de noviembre de 2010

Resumen: "En el s?tano de la Universidad Complutense de Madrid se est? llevando a cabo un experimento mortal.

Un grupo de j?venes estudiantes ocupa la Facultad de F?sica de la Universidad Complutense de Madrid. Descubren un lugar con las ventanas enrejadas y las puertas de metal aseguradas con cadenas. Pero no sospechan que esas barreras no est?n ah? para proteger la entrada sino para impedir la salida. Pronto comienzan a desaparecer uno tras otro? Ese ser? solo el principio de la pesadilla."

El libro cuenta dos historias paralelas. Voy a comentaros un poco de qu? va cada una para que teng?is una idea clara sobre el libro, porque el resumen crea una imagen que luego no se cumple. No contar? el final del libro pero comento algunos detalles que se descubren a lo largo de los primeros dos tercios del libro, lo que para algunos ser? un spoiler imperdonable. Y pens?is as?, mejor que no sig?is leyendo... Ah? voy...

Primera historia, el reportero que investiga el caso en el que trabajaba un antiguo amigo m?dico fallecido, seg?n ?l, en extra?as circunstancias (hilo que no se cierra en la novela). Cuenta con la ayuda de un informador an?nimo que le va guiando, no se sabe muy bien por qu?, y a que a nosotros nos facilita los datos clave para entender el hilo del argumento. En este sentido recuerda a otros libros o pel?culas con una "garganta profunda" que en vez de destapar por si mismo una historia espera a la aparici?n de un tercero, en este caso muy convenientemente, periodista. En concreto la historia que investiga apunta a secretos militares americanos, control mental y manipulaci?n de personas. El hilo conductor son una serie de noticias de peri?dico y documentaci?n sobre investigaciones (reales, seg?n se indica en el libro) que pecan de excesivos pero que vienen bien para presentarnos una posible realidad poco conocida.

La segunda historia narra c?mo un grupo de okupas, todos con historias personales fuera de lo com?n (hermanas que se fugan tras la violaci?n de una de ellas por un familiar, hijo de familia acomodada de artistas que se compra ropa en Coronel Tapioca y se une al grupo para vivir la vida y tener algo sobre lo que escribir...) deciden alojarse en un edificio de uno de los campus universitarios madrile?os para convertirlo en un centro comunitario de arte y cultura. Pero empiezan a desaparecer uno a uno. Este punto tambi?n recuerda a otras muchas pel?culas y libros.

No es un libro de terror, es un libro de suspense. Y lo dice alguien bastante asustadizo... Si esper?is algo tipo Saw ?ste no es vuestro libro. Eso s?, la ambientaci?n en algunos momentos es bastante inquietante, la oscuridad es claustrof?bica.

El lenguaje es muy coloquial, tiene algunas expresiones que para mi son, cuanto menos, chocantes en una novela ("se pimpl?"). Tampoco me ha gustado que todos los personajes hablan exactamente igual. Da lo mismo el pasado, la forma de ser o qui?n habla, todos hablan exactamente igual. Son muy planos.

En resumen, como historia de terror para adolescentes puede ser interesante, pero para adultos que busquen pasar miedo, casi mejor que no...


Publicado por V @ 8:46  | Rese?as de libros
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 10 de noviembre de 2010

Ya podemos hablar de un primer ereader con pantalla a color. Me refiero a un ereader de verdad, con pantalla de tinta electr?nica (E-ink Triton) y no con LCD (lo que lo convierte en una tableta, por eso de que cansa m?s la vista, como si fuera un ordenador...). Se habla de miles de colores (no se especifica cu?ntos) y la posibilidad de reproducir animaciones simples (no v?deos).

Antes de que os pase como a mi y ech?is las campanas al vuelo os dir? que a nuestro pa?s llegar? dentro de unos cuantos meses, si es que llega, pero es un comienzo por fin. A ver si ahora el resto de empresas se animan a ofrecerlo.

Os explico. El fabricante chino Hanvon ha presentado su propio ereader a color con pantalla t?ctil de gran tama?o: 9,7 pulgadas. La duraci?n de la bater?a ser?a la misma que para los de pantalla en blanco y negro.

Se esperaba para finales de a?o pero finalmente hasta marzo no llegar? al mercado, y aqu? llega la mala noticia: solo se vender? en China, aunque no descartan que tambi?n se ofrezca en EEUU (cuando encuentren socio, imagino)

El precio no ser? alto, 440 d?lares, que para un ereader en color, de 9 pulgadas de pantalla, y con wifi y 3G, personalmente creo que no es un precio alto. Claro, que habr? que ver a qu? precio se saca finalmente y a qu? precio nos llega a nosotros...

De todas formas tambi?n hay opiniones en contra de la tinta electr?nica de color. Os dejo el post del art?culo de Tinta-e sobre este tema, que siempre es mejor leer varios puntos de vista: Enlace al post.





Publicado por V @ 8:19  | Herramientas y gadgets
Comentarios (1)  | Enviar


Publicado por V @ 8:09  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 08 de noviembre de 2010

Acabo de leer el ensayo de Stephen King titulado "Mientras escribo" (On Writing), donde el famoso autor norteamericano da consejos para los escritores noveles. Reconozco que no me lo he le?do entero, ya que la primera parte se dedica a la biograf?a del autor y a m? me interesaban s?lo sus consejos literarios. A continuaci?n resumo esos consejos que se diseminan a lo largo del libro.

C?MO EMPEZAR

- Si quieres ser escritor, lee mucho y escribe mucho. Leyendo prosa mala se aprende a no cometer los mismos errores. La buena literatura ense?a estilo, agilidad narrativa, estructura argumental, elaboraci?n de personajes cre?bles y sinceridad creativa. Al principio, quiz?s imites el estilo del escritor que m?s admiras, y eso no es negativo. En cuanto a la lectura, el truco est? en aprender a leer a tragos cortos, no a largos. Si no te diviertes ni leyendo ni escribiendo, mejor que te dediques a otra cosa. Stephen King propone dedicarle entre cuatro y seis horas diarias a leer y escribir durante toda la semana.

- Cuando mejor se escribe es cuando el escritor lo vive como una especie de juego inspirado. King nos dice que si empieza un proyecto ya no para, y s?lo baja el ritmo si es imprescindible. De esta forma, logras mantener la tensi?n y te centras en tu relato o novela hasta terminarlo. Su consejo es que la redacci?n de un libro (aunque sea largo) no deber?a durar m?s de tres meses. En cuanto al ritmo de escritura, a King le gusta hacer diez p?ginas al d?a, unos dos mil palabras. Para los novatos, King propone unas mil palabras al d?a y un d?a de descanso semanal.

- Ambiente sereno y espacio propio. Para King, mantenerse en buenas condiciones f?sicas y tener un matrimonio duradero han sido los dos secretos de su ?xito. El espacio para escribir puede ser modesto y s?lo requiere que sea un lugar que te permita aislarte del mundo exterior ("una puerta a cerrar").

QU? ESCRIBIR Y C?MO

- ?De qu? escribir? De lo que te d? la gana y te guste. El ?nico requisito que pone Stephen King es la sinceridad, contar la verdad. Considera err?neo renunciar a ciertos g?neros si te gustan, pero tambi?n ser?a un error dedicarse s?lo a alg?n g?nero con la creencia falsa de que nos proporcionar? dinero. Escribe de lo que quieras y aporta tu experiencia individual de la vida (amistad, amor, trabajo, etc). King dice que a la gente le encanta leer sobre el trabajo. En todo caso, debe haber algo sobre lo que t? sepas mucho m?s que los dem?s, y es eso lo que debe singularizar tus relatos.

- Estructura del relato o novela: narraci?n, descripci?n y di?logo. La narraci?n hace que se mueva la historia, la descripci?n genera una realidad sensorial para el lector y el di?logo da voz a los personajes para conferirles vida.

- Narraci?n basada en situaciones. King no le da a la trama (o argumento) demasiada importancia, ya que le restan espontaneidad a la creaci?n. Por contra, nos dice que la narrativa sale sola, sin planificarla, y que dentro de esa espontaneidad surge un "f?sil", una reliquia. El m?todo de King es crear situaciones, poner a sus personajes en aprietos y observar c?mo van transcurriendo los acontecimientos sin forzar una salida. Para ?l tiene preferencia la situaci?n antes que el argumento. El desenlace puede ser el que se tuviera previsto, pero en la mayor?a de los casos es algo inesperado para el propio escritor. Casi todas las situaciones interesantes pueden resumirse en una pregunta condicional: "?y si los vampiros invadieran un pueblecito de Nueva Inglaterra?", pone como ejemplo King de situaci?n que dio origen a su obra "El misterio de Salem's Lot".

- Aprender a describir, leyendo y escribiendo mucho. El primer paso de la descripci?n es visualizar lo que tienes en tu cabeza y trasladarlo a la p?gina para que el lector pueda visualizarlo tambi?n. Si quieres ser buen escritor, est?s obligado a poder describirlo. Pero es necesario buscar un equilibrio en la descripci?n: ni dejar confundido al lector ni tampoco saturarle con descripciones innecesarias. Por ejemplo, King prefiere no describir los rostros o la ropa de sus personajes con detalle, y dejar que sea el lector quien se los ponga. Es m?s importante el escenario y el ambiente en el que transcurre la historia. Una descripci?n correcta ser? aquella compuesta por una serie de detalles bien escogidos que resuman el escenario, el ambiente o el personaje, y en la mayor?a de los casos ser?n los primeros detalles que se le ocurran al escritor. En la descripci?n es m?s f?cil pasarse que quedarse corto. No hagas descripciones demasiado detalladas y largas porque aburrir?s al lector. Tu prioridad es que la historia no pare, que tenga ritmo y continuidad. La descripci?n puede ser directa o usando s?miles y otros recursos de lenguaje figurado (King tiene predilecci?n por los s?miles). En resumen, para describir bien necesitas visualizar con claridad y escribirlo usando im?genes no trilladas y un vocabulario sencillo. Puedes usar cualquier artificio que mejore la calidad de tu escritura, pero sin que se interponga en la historia.

- Di?logo sincero para darle voz a tus personajes. En vez de narrar la personalidad de un personaje de tu historia, es mejor utilizar el di?logo para ello. Este di?logo debe ser natural y tal como se desarrollar?a en la realidad, sin cohibirte por lo que puedan pensar ciertos lectores.

- Prestar atenci?n a lo que hace la gente para crear tus personajes. Stephen King nos previene de usar personas reales de nuestro entorno para trasladarlas a la historia, pero nos aconseja fijarnos en el comportamiento de la gente. Las historias siempre acaban hablando de gente, m?s que de acontecimientos. El objetivo es que el comportamiento de los personajes sean ?tiles para la historia y cre?bles.

- Simbolismo y tema, tras la revisi?n. Como hemos dicho antes, Stephen King no suele planificar lo que escribe sino que comienza con una situaci?n y la va narrando hasta obtener el n?cleo de la historia (la primera versi?n). Es en la revisi?n, una vez finalizada esa primera versi?n de la obra, cuando se fija en el simbolismo que puede tener, para as? adornar y enriquecer la historia. Sin embargo, el simbolismo no debe crear una sensaci?n artificial de profundidad. Durante esa segunda versi?n del texto, debes dejar m?s claro cu?l es el tema del que trata y a?adir simbolismos si le vienen bien a la historia. Esto puede exigir grandes cambios en la segunda y posteriores versiones de tu historia.

REGLAS DE ESTILO

- Lenguaje directo y cotidiano. Escribir bien significa prescindir del miedo y la afectaci?n. Cuando empiezas a escribir un relato o novela puedes pensar que necesitas usar palabras poco usadas o complicadas, y King nos dice que es todo lo contrario. Lo mejor es usar la primera palabra que se te haya ocurrido, sin forzar ni intentar impresionar. No debes asustarte de ser vulgar en ciertas situaciones. King pone el ejemplo con la palabra "cagar". Esa palabra puede ser vulgar, pero dependiendo de la situaci?n, del personaje de tu relato o de qui?n sea el narrador, puede ser mucho m?s adecuada que un eufemismo como "hacer de vientre", "defecar" o "excretar". Que no te coh?ba el decoro, sin que esto signifique recomendarte que seas vulgar cuando la situaci?n no lo requiere.

- Seguir las reglas b?sicas de la gram?tica. Aunque los mejores escritores a veces se saltan las reglas establecidas, ellos saben lo que est?n haciendo. Por lo tanto, a menos que t? tambi?n est?s seguro, lo mejor es que sigas las reglas b?sicas de la gram?tica. Pero no te preocupes pensando que debes ser un experto en gram?tica. Probablemente ya sepas construir frases coherentes (nombre+verbo) sin necesidad de volver a repasar lo b?sico en un libro de gram?tica.

- Evitar la voz pasiva. King le tiene fobia a la voz pasiva y considera que quienes la utilizan son escritores temerosos. Ejemplo de frase pasiva: "la mujer se hab?a pintado los labios." Mientras que en voz activa o directa ser?a: "la mujer tiene los labios pintados." No significa que necesites eliminar del todo la voz pasiva, pero ?sala cuando se adecuado y no abuses.

- Desconf?a de los adverbios y no abuses de ellos. S?, esas palabras acabadas en -mente son los adverbios y deber?as evitarlos en lo posible en tus textos. En especial, King aconseja no usar adverbios en los di?logos, como por ejemplo: "- ?Estoy harto! -dijo Juan, acaloradamente." S?lo usa adverbios en los di?logos en situaciones muy especiales y si no puedes evitarlo. En vez de usar adverbios, intenta que la situaci?n describa el tono del personaje.

- La mejor manera de atribuir di?logos es "dijo". El objetivo es que el relato est? tan bien narrado como para que el lector sea capaz de deducir por s? mismo si lo que dice un personaje lo dice acaloradamente, alegremente, enfadado, etc, sin necesidad de a?adirlo. Usa "dijo" en la mayor?a de los casos, si bien tambi?n puedes usar "exclam?", "pregunt?", "a?adi?", "respondi?", etc, pero cuidado con usar esferoides como sucede en las novelas baratas: "- ?El v?ter est? atascado! -espet? Marcos.", "- Me gustas -jade? Alicia",...

- No pensar demasiado d?nde empieza y termina un p?rrafo. Es mejor escribir con fluidez y dejar que los p?rrafos vayan tomando forma. "Hay que aprender a o?r el ritmo", seg?n King. Siempre puedes cambiar lo que no te guste despu?s en la revisi?n.

- El objetivo de la narrativa no es la correcci?n gramatical sino contar una historia. Hay que poner c?modo al lector y hacerle olvidar en lo posible que est? leyendo un relato de ficci?n.

DESPU?S DE LA PRIMERA VERSI?N

- Per?odo de descanso despu?s de la primera versi?n. King aconseja unos d?as de vacaciones, en los que te dediques a una actividad diferente, y luego trabajar en otra cosa (como un relato m?s corto que no tenga nada que ver con la historia anterior). El tiempo de reposo de la primera versi?n de tu historia no deber?a bajar de seis semanas, y no te dejes llevar por la tentaci?n de releerlo antes. Tras ese per?odo de reposo, cuando te parezca algo rar?simo, ya puedes volver a ?l e iniciar la segunda versi?n. En esta segunda versi?n lo primero ser? corregir la ortograf?a y encontrar incoherencias en la historia y en la motivaci?n de los personajes, quitar pronombres cuyo antecedente no est? claro, a?adir expresiones que aclaren el sentido, eliminar los adverbios prescindibles, comprobar si hay elementos recurrentes y si pueden enlazarse para darle un tema o un simbolismo a la historia, a?adir escenas e incidentes que refuerzen el sentido y borrar todo aquello que se disperse.

LO QUE LE GUSTA AL P?BLICO

- La gente que compra libros no se gu?a por el m?rito literario sino que quiere una historia entretenida. Para King, un relato absorbente se logra cuando los lectores reconocen a los personajes y el relato le proporciona ecos muy fuertes de lo que vive y piensa.

- Ritmo r?pido pero no en exceso. Las novelas de mayor ?xito comercial son aquellas que tienen un ritmo r?pido, aunque no hay que excederse en la velocidad porque puedes confundir o agotar al lector. Para acelerar el ritmo, en la segunda versi?n puedes hacer recortes para acelerar el ritmo.

- Introducir los precedentes de los personajes lo antes posible. King dice que es importante no retrasarse cuando se cuenta la historia previa de los personajes, aunque hay que hacerlo con elegancia. Siempre hay que incluir algunos precedentes, pero no aconseja utilizar flashbacks a lo largo de la novela ya que los considera aburridos y vulgares. En estos precedentes de los personajes s?lo hay que ce?irse a las partes que sean importantes para la historia, no hacerles una biograf?a completa.

- Documentarse, pero no en exceso. Si es necesario, puede investigarse sobre alg?n aspecto del relato que requiera informaci?n precisa o documentaci?n, pero es importante no saturar al lector con demasiados detalles innecesarios. Lo m?s importante es la historia.

SOBRE EL ENV?O DE OBRAS.

Si env?as un relato, pon unas cuantas l?neas iniciales explicando d?nde has publicado otras obras, y una o dos diciendo de qu? va la obra que env?as. Es importante despedirse dando las gracias por la lectura. En la esquina superior izquierda de la primera p?gina pon tu direcci?n y n?mero de tel?fono. En la esquina de la derecha pon la cantidad aproximada de palabras. El env?o hay que realizarlo en papel blanco de buena calidad, a doble espacio.

Y esos son los consejos que me han parecido m?s importantes al leer este libro de Stephen King, aunque contiene muchos m?s y merece la pena que te lo leas entero.

?

(Del blog Nimiedad)


Publicado por V @ 8:47  | De todo un poco
Comentarios (6)  | Enviar
Viernes, 05 de noviembre de 2010

Una muchacha estaba aguardando su vuelo en una sala de espera de una gran aeropuerto. Como deb?a esperar por muchas horas, decidi? comprar un libro para matar el tiempo. Tambi?n compro un paquete de galletas. Se sent? en un asiento en la sala VIP del aeropuerto para poder descansar y leer en paz. Al lado del asiento ,donde estaba la bolsa de galletas, se sent? un hombre que abri? una revista y comenz? a leer. Cuando ella tomo la primera galleta, el hombre tambi?n tom? una. Ella, se sinti? indignada, pero no dijo nada. S?lo pens?: ?pero, que descarado, si yo estuviese m?s dispuesta le dar?a un golpe en el ojo para que nunca m?s se le olvide?.
Cada vez que ella tomaba una galleta, el hombre tambi?n tomaba una. Aquello la dejaba tan indignada que no consegu?a reaccionar. Cuando quedaba apenas una galleta, pens?: ?ah? ?qu? ser? lo que este abus?n va a hacer ahora??. Entonces el hombre dividi? la ?ltima galleta por la mitad, dejando la otra mitad para ella. ??Ah?!!, ?aquello era demasiado! y se puso a bufar de la rabia.

Cerr? su libro, cogi? sus cosas y se dirigi? al sitio de embarque. Cuando se sent? confortablemente en su asiento, ya en el interior del avi?n, miro dentro de la bolsa y para su sorpresa su paquete de galletas estaba all? todav?a intacto, ?? cerrado!!.

S?lo entonces percibi? lo equivocada que estaba, ? hab?a olvidado que sus galletas estaban guardadas dentro de su bolsa!. Sinti? mucha verg?enza. El hombre hab?a compartido sus galletas sin sentirse indignado, nervioso, consternado o alterado, mientras ella se iba enfadando cada vez m?s, pensando que estaba compartiendo las de ella con ?l.

Lo peor es que ya no hab?a tiempo para explicaciones? ni para pedir disculpas.

(No se qui?n es el autor...)


Publicado por V @ 8:23  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (2)  | Enviar
Jueves, 04 de noviembre de 2010

Resumen de la editorial: "En 1914 el mundo estaba en v?speras de la Gran Guerra. Tanto Francia e Inglaterra como los imperios centrales trataban de conseguir el apoyo de Rusia, que pod?a decidir el desenlace de la futura contienda. En esos instantes cruciales de la historia, lord Walden y el joven Winston Churchill esperaban la llegada del pr?ncipe Orlov, enviado del zar en misi?n secreta. Pero el pr?ncipe no fue el ?nico en llegar a Londres, pues un enigm?tico personaje procedente de Siberia le segu?a los pasos..."

Este libro es una mezcla bien equilibrada de intriga, amor, pol?tica e historia. Es la cuarta novela de Ken Follet, publicada en 1982 aunque se ha reeditado reci?ntemente.

Se ambienta en los inicios de la I Guerra Mundial, y como un buen libro hist?rico est? muy documentado. Describe con mucho detalle la sociedad de la ?poca y aspectos como el movimiento feminista, la educaci?n de las mujeres de clase alta o la diplomacia inglesa. Adem?s aparecen personajes c?lebres, como Winston Churchill, que siempre da un cierto atractivo.

Como buen libro de suspense pol?tico incluye traiciones, intrigas, intereses encontrados y guerra. Quiz? en algunos momentos es un poco previsible, y el final es pol?ticamente correcto, pero no desmerece la trama, que engancha desde el principio.

Y como novela rom?ntica incluye amores imposibles, decepciones, rebeld?as, sexo... Un elemento que vuelve m?s ligera la tensi?n del relato.

Los personajes est?n muy bien definidos, especialmente destacable es el retrato de la personalidad del personaje enigm?tico.

En conjunto es una novela interesante, que no causa tensi?n ni cuesta abandonar, pero que merece la pena leer.


Publicado por V @ 8:29  | Rese?as de libros
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 03 de noviembre de 2010

Un grupo de ingenieros espa?oles trabajan en el lanzamiento de 24symbols.com, una plataforma para la lectura y el intercambio de un cat?logo amplio de libros digitales desde cualquier dispositivo de lectura con conexi?n a internet (eReaders, smartphones, iPad, port?tiles...), inspirada en el modelo propuesto por Spotify para la m?sica.

Los libros no son descargados al PC, los lectores no obtienen la propiedad del libro sino el acceso a la obra, en la que pueden realizar anotaciones. Adem?s participan en una comunidad de lectores, en la que pueden aportar y leer comentarios sobre los libros, cr?ticas, puntuaciones y recomendaciones.

Existen dos sistemas de acceso a los libros, gratuita y de pago. Ambos requieren el registro en la p?gina.

En la opci?n gratuita se puede leer sin pagar y desde cualquier dispostivo de lectura con conexi?n a internet. La financiaci?n en este caso se produce a trav?s de la publicidad que se encuentra entre las p?ginas del libro, como ocurre en una revista.

Es posible eliminar esta publicidad mediante una suscripci?n, que a?n no se sabe a cu?nto ascender? pero se estima entre 6 y 9 euros mensuales. Con esta cuota el lector podr? descargar un peque?o fichero de modo que pueda leer el libro sin tener conexi?n (aunque no se estar? descargando el libro en realidad). En palabras de los propios creadores "Mediante un modelo freemium: El modelo free permite a los usuarios leer gratis a cambio de la presencia de publicidad contextual no intrusiva, y el modelo premium permite disponer de funcionalidades avanzadas y lectura sin conexi?n mediante una cuota de suscripci?n."

La plataforma se podr? probar a partir de marzo, aunque tardar? un poco m?s en ser totalmente operativa. Todo lo que suponga facilitar el acceso a los libros es una buena noticia, y seguro se convertir? en una gran alternativa a las copias no oficiales que circulan por la red, bastante m?s econ?mica para los lectores habituales que la compra de ebooks oficiales.

Pod?is saber m?s sobre este sistema leyendo las preguntas frecuentes de su web http://www.24symbols.com/f-a-q/ o siguiendo su blog, o en este v?deo de presentaci?n:




Publicado por V @ 8:20  | Actualidad
Comentarios (0)  | Enviar


Publicado por V @ 8:13  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 02 de noviembre de 2010

M?s all? de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.

En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pesta?eado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza est? ensangrentada, pero erguida.

M?s all? de este lugar de c?lera y l?grimas
donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los a?os
me encuentra, y me econtrar?, sin miedo.

No importa cu?n estrecho sea el portal,
cu?n cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capit?n de mi alma.


Publicado por V @ 8:30  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 01 de noviembre de 2010

Hace unos d?as Barnes&Nobles anunciaba su Nook color. Oh, emoci?n! pero no. Leyendo las caracter?sticas del dispositivo se descubre el pastel: pantalla LCD. Es algo que no he conseguido encontrar en la p?gina oficial pero s? en varios blogs prestigiosos.

A lo que vamos. Es posible leer libros en un m?vil, y no por eso es un ereader. Tambi?n se puede leer libros en un ordenador, y un ordenador no es un ereader. Por mucho que insistan, una tableta con una pantalla con luz no es un ereader. Como truco publicitario no est? mal, ahora que han descubierto que los lectores de libros tambi?n podemos ser amantes de los cacharritos inform?ticos (y se acercan las navidades...), pero la verdad, a mi me parece publicidad enga?osa. En cualquier caso, como eso es decisi?n de cada uno, y cada uno sabr? qu? se compra, os dejo las caracter?sticas del nuevo "ereader" (ejem) y a comparar con otras tabletas parecidas (iPad, por decir una)

  • Tableta con pantalla t?ctil LCD "VividView" de 7 pulgadas, 1024x600 p?xeles de resoluci?n y 16 millones de colores, con una l?mina especial que eliminar? (o al menos reducir?) reflejos
  • Sistema operativo de Google, Android
  • Memoria de 8 Gb y posibilidad de utilizar tarjetas microSD
  • Puede reproducir v?deos
  • Wifi
  • Autonom?a de 8 horas (con wifi desactivado)
  • Se han creado diferentes aplicaciones como juegos, acceso a redes sociales, Google, Wikipedia y una funci?n denominada Nook Friends, que permite a los usuarios compartir opiniones e incluso libros completos a trav?s de la red (cito de Gizmos)
  • Precios 249$, a la venta a mediados de noviembre


Eso s?, en la web anuncian acceso a dos millones de libros y revistas. No est? nada mal...


Publicado por V @ 8:10  | Herramientas y gadgets
Comentarios (0)  | Enviar