Viernes, 30 de julio de 2010

Uno con moraleja...

?

Un anciano que ten?a un grave problema de miop?a se consideraba un experto en evaluaci?n de arte. Un d?a visit? un museo con algunos amigos. Se le olvidaron las gafas en su casa y no pod?a ver los cuadros con claridad, pero eso no le fren? en manifestar sus fuertes opiniones.

Tan pronto entraron a la galer?a, comenz? a criticar las diferentes pinturas. Al detenerse ante lo que pensaba era un retrato de cuerpo entero, empez? a criticarlo. Con aire de superioridad dijo: ?El marco es completamente inadecuado para el cuadro. El hombre esta vestido en una forma muy ordinaria y andrajosa. En realidad, el artista cometi? un error imperdonable al seleccionar un sujeto tan vulgar y sucio para su retrato. Es una falta de respeto?.

El anciano sigui? su parloteo sin parar hasta que su esposa logr? llegar hasta ?l entre la multitud y lo apart? discretamente para decirle en voz baja: ?Querido, est?s mirando un espejo?.

Moraleja: Tardamos en reconocer y admitir nuestras propias faltas, que parecen muy grandes cuando las vemos en los dem?s.

?

?

(Visto en La mente chillona)


Publicado por V @ 8:16  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (3)  | Enviar
Jueves, 29 de julio de 2010

Conoc? este libro por recomendaci?n. En pocas palabras me comentaron que era un libro de relatos divertidos basados en historias cotidianas en las que todos pod?amos vernos reflejados. Y cuyas protagonistas eran lesbianas. Como soy un poco suspicaz (a veces demasiado, s?) me sorprendi? un poco la puntualizaci?n. No recuerdo que me hayan recomendado nunca ning?n libro de relatos explicit?ndome que sus protagonistas son heterosexuales. Me pas? por la cabeza algo como ?a estas alturas del siglo XXI a?n es necesario comentar estos detalles? Leyendo los relatos me he dado cuenta de que s?, y que algo que pensaba que estaba ya casi superado, no lo est?... Pues ya va siendo hora de desterrar ciertos dogmas...

En las propias palabras de la autora, y que podr?is leer en la contraportada:
"Son relatos que nos hablan de mujeres que han tenido que aprender a sobrevivir a ciertas situaciones utilizando toda la agudeza de que son capaces y a?adi?ndole dosis considerables de iron?a, sarcasmo y buen humor. "

As? que ya veis. Entre relatos divertidos, relatos tambi?n divertidos pero que dejan un regusto amargo y momentos con mucha iron?a se habla de la realidad social en este pa?s. El que quiera analizar c?mo est? la situaci?n, puede hacerlo, y el que prefiera tomarlo como una lectura amena sin ahondar demasiado, se encontrar? un conjunto de historias entretenidas que le har?n pasar unas tardes agradables.

Los relatos est?n separados en cinco categor?as:

Invisibles: esos que hacen pensar lo poco preparado que est? el mundo para aceptar que no todos somos iguales, y no me refiero solo a la orientaci?n sexual. Seguro que despu?s de leer estas historias os dais cuenta de que hab?is vivido alguna situaci?n muy parecida...
El primer relato, La se?ora de la casa, me hizo reirme a carcajadas. Simplemente habla de una encuesta telef?nica y c?mo puede llegar a convertirse en una conversaci?n subrealista. Pero qu? se puede esperar de procedimientos cerrados hechos a saber por qui?n, pero alguien que con seguridad no tiene que aplicarlos... Pues que a la hora de la verdad hacen aguas por todas partes...

Al enemigo ni agua: Mujeres pasando a la acci?n...
Di?logo de besugos e Infiltradas son dos historias muy divertidas. La segunda podr?a ser perfectamente el gui?n de uno de los programas de El terrat y El follonero (de ah? el nombre, deduzco). En cualquier caso, para reirse bien a gusto.
Bacalao de Islandia no me ha gustado tanto, pero bueno, no todo puede ser perfecto. Me recuerda a las columnas de opini?n, y yo leo muy poquitas de esas, quiz? por eso no me ha llamado tanto la atenci?n.

Haciendo amigos: Bueno, pues despu?s de leer De mala leche (entre bastidores) casi mejor que amigos as?, no... Me he planteado mirar si todav?a est? libre el nick ingenua_de_mi2 en hotmail porque he visto en las notas que esta historia no es ficci?n. Esta es una de esas historias que dejan regusto amargo justo despu?s de pasar la fase "?en serio, ?sta es real???". No he visto esta historia publicada en internet, si alguien la encuentra me gustar?a retwittearla.

La familia y una m?s: Madre no hay m?s que una tiene un final, para mi, duro. No me lo esperaba y me pill? un poco a contrapie. Menos mal que a continuaci?n viene el secuestro de un pavo navide?o y una original campa?a reivindicativa y se alegra un poco la situaci?n...

Desvar?os varios: Desvariar "Delirar, decir locuras o desprop?sitos." Vale, entonces perfecto, porque son cualquier cosa menos convencionales. Tres relatos con protagonistas muy especiales, desde unas religiosas con unos m?todos de oraci?n diferentes a una detective enfrentada a un caso muy especial y que trasciende a su vida privada... Imperdibles.

Os dejo la web de la autora, por si quer?is saber m?s sobre ella o el libro: http://www.carmepollina.com/


Publicado por V @ 8:34  | Rese?as de libros
Comentarios (2)  | Enviar
Mi?rcoles, 28 de julio de 2010

Con esta selecci?n no pretendo sentar c?tedra ni decir que son lo mejor de lo mejor. Simplemente me han parecido interesantes, a veces impresionantes y en algunos casos, imprescindibles. Y por eso las comparto con vosotros.

Sinuh?, el egipcio. Mika Waltari. "En el ocaso de su vida, el protagonista de este relato confiesa: "porque yo, Sinuh?, soy un hombre y, como tal, he vivido en todos los que han existido antes que yo y vivir? en todos los que existan despu?s de m?. Vivir? en las risas y en las l?grimas de los hombres, en sus pesares y temores, en su bondad y en su maldad, en su debilidad y en su fuerza". Sinuh? el egipcio nos introduce en el fascinante y lejano mundo del Egipto de los faraones, los reinos sirios, la Babilonia decadente, la Creta anterior a la H?lade..., es decir, en todo el mundo conocido catorce siglos antes de Jesucristo. Sobre este mapa, Sinuh? dibuja la l?nea errante de sus viajes; y aunque la vida no sea generosa con ?l, en su coraz?n vive inextinguible la confianza en la bondad de los hombres."

El medico. Noah Gordon. "Rob J. Cole, un joven londinense del siglo XI que pertenece a una familia de carpinteros, queda hu?rfano a los nueve a?os y con la responsabilidad de cuidar de sus cuatro hermanos menores, a quienes va encontrando hogar. Una vez solo coincide con Henry Croft, un cirujano barbero que deambula por Inglaterra montando espect?culos y dedic?ndose a ejercer de curandero para vender un ung?ento milagroso y del que se convierte en aprendiz. Con Henry Croft comparte viaje, cartel y beneficios hasta que el maestro muere. Y es entonces cuando conoce a Benjamin Merlin, un m?dico jud?o que le alenta a superarse y hacer realidad su sue?o, y que le habla del m?s eminente m?dico de la remota Persia: Ibn Sina o Avicena. Rob, llevado por su pasi?n por sanar y aliviar el dolor, llega a Oriente donde se har? pasar por jud?o y adoptar? el nombre de Jesse ben Benjamin, para no destacar como europeo y poder hacer realidad su sue?o: estudiar medicina en la madraza de Ispah?n. "

Los pilares de la tierra. Kent Follet. "El gran maestro de la narrativa de acci?n y suspense nos transporta a la Edad Media, a un fascinante mundo de reyes, damas, caballeros, pugnas feudales, castillos y ciudades amuralladas. El amor y la muerte se entrecruzan vibrantemente en este magistral tapiz cuyo centro es la construcci?n de una catedral g?tica. La historia se inicia con el ahorcamiento p?blico de un inocente y finaliza con la humillaci?n de un rey. "

El ejercito perdido. Valerio Massimo Manfredi. "A?o 401 a.C. La guerra entre Atenas y Esparta ha terminado despu?s de treinta a?os de hostilidades, pero una guerra civil est? a punto de estallar en el Imperio persa entre Artajerjes y su hermano Ciro el joven. Este ?ltimo contrata a un ej?rcito de mercenarios griegos desmovilizados, quienes, tras la muerte de Ciro en la batalla de Cunaxa, se ven obligados a regresar a su patria a trav?s de un pa?s hostil, entre el acoso de la poblaci?n y los recelos de los gobernantes. Una epopeya que pas? a la historia como la ?retirada de los diez mil?."

Yo, Claudio. Robert Graves. "Yo, Claudio y su continuaci?n, Claudio el dios, reconstruyen con maestr?a excepcional la grandeza, la deprovaci?n, la crueldad, la locura y la vulgaridad de la Roma imperial a trav?s de las memorias penetrante e implacabes de Claudio."

El nombre de la rosa. Umberto Eco. "Vali?ndose de caracter?sticas propias de la novela g?tica, la cr?nica medieval, la novela polic?aca, el relato ideol?gico en clave y la alegor?a narrativa, El nombre de la rosa narra las actividades detectivescas de Guillermo de Baskerville para esclarecer los cr?menes cometidos en una abad?a benedictina... Y a esta apasionante trama debe sumarse la admirable reconstrucci?n que no se detiene en lo exterior sino que ahonda en las formas de pensar y sentir del siglo XVI."

El hereje. Miguel Delibes. "En 1998 Miguel Delibes present? una novela maravillosa, dedicada a su ciudad. Una obra que narraba el suceso hist?rico del proceso y ejecuci?n de un grupo de reformistas en el Valladolid de la Contrarreforma, a trav?s de las peripecias vitales y espirituales de Cipriano Salcedo. La novela, se titulaba El hereje. La peripecia humana y espiritual de Cipriano Salcedo sirve a Delibes para trazar una recreaci?n magistral del Valladolid de la ?poca de Carlos I, de sus gentes y costumbres, de la agitaci?n pol?tica y religiosa del momento y, sobre todo, de la lucha del ser humano por alcanzar la verdad y por defender a toda costa su libertad de conciencia."
?
El dios de la lluvia llora sobre M?xico. Laszlo Passuth. "La conquista de M?xico constituy? sin duda una de las mayores gestas acontecidas en la historia de la Espa?a imperial. Hern?n Cort?s y su ej?rcito de quinientos soldados consiguieron para su Rey y su religi?n el m?s importante de los imperios del Nuevo Mundo: el azteca. En esta obra, convertida ya en todo un cl?sico dentro de la novela hist?rica contempor?nea -y que se edita ahora en una excelente nueva traducci?n-, Passuth combina h?bilmente las cr?nicas contempor?neas, los datos arqueol?gicos y su amplio conocimiento del escenario hist?rico para recrear una de las etapas m?s fascinantes de la historia del Nuevo Mundo, y reflexionar sobre el impacto que supuso para espa?oles y mexicanos el choque de dos culturas contrapuestas."

Puertas de Fuego. Steven Pressfield. "a invasi?n persa de Grecia en el siglo V a.C. no se inicia con los mejores augurios: en el desfiladero de las term?pilas un pu?ado de espartanos tiene en jaque al emperador hasta que sus poderosas tropas consiguen acabar con ellos. Pero Xeones sobrevive, y es capturado e interrogado por el historiador imperial, a quien le cuenta su vida. En su relato se entremezclan las v?vidas descripcionesde la vida en Esparta y el estremecimiento de las batallas con el tr?gico destino de Xeones, el misterio de sus amores, la grandeza de su entrega."

El primer hombre de Roma. Colleen McCullough. "Mientras el mundo entero empeque?ece ante las legiones romanas, dos hombres extraordinarios sue?an con alcanzar el poder y la gloria: Mario, un militar de mediana edad que, pese a su origen humilde, ha logrado enriquecerse gracias a su tenacidad e inteligencia, y Sila, un joven y apuesto arist?crata arruinado y corrupto. Ambos comparten valent?a, astucia y una ambici?n ilimitada, pero se enfrentan a la f?rrea oposici?n de temibles adversarios. Unidos tienen tanta fuerza que son capaces de vencer las traiciones de pol?ticos, amantes, generales enemigos y senadores viperinos mediante sus despiadadas maquinaciones. As?, pueden aspirar a un destino espl?ndido, al m?s alto y codiciado honor que la Rep?blica concede: ser el primer hombre de Roma." (Primer libro de una saga formada por seis libros)


Publicado por V @ 8:25  | Listas
Comentarios (7)  | Enviar

?

(Visto en Icanhasinternets)


Publicado por V @ 8:24  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 27 de julio de 2010

Sentir de una pasi?n viva ardiente
todo el af?n, zozobra y agon?a;
vivir sin premio un d?a y otro d?a;
dudar, sufrir, llorar eternamente;

amar a quien no ama, a quien no siente,
a quien no corresponde ni desv?a;
persuadir a quien cree y desconf?a;
rogar a quien otorga y se arrepiente;

luchar contra un poder justo y terrible;
temer m?s la desgracia que la muerte;
morir, en fin, de angustia y de tormento,

v?ctima de un amor irresistible:
?sta es mi situaci?n, ?sta es mi suerte.
?Y t? quieres, cr?el, que est? contento?


Publicado por V @ 8:40  | Poemas
Comentarios (1)  | Enviar
Lunes, 26 de julio de 2010

Aunque Libranda ha llegado en una nube de expectaci?n y medios de comunicaci?n lo cierto es que no est? cumpliendo las expectativas que ten?amos los lectores, as? que habr? que empezar a buscar alternativas.

Para m?s de uno la alternativa ser? la descarga de libros en una de las muchas p?ginas no oficiales que existen por la red. Para los que quieren comprar los ebooks que leen, la alternativa es encontrar otras p?ginas que realicen la venta directa o que mejoren alguno de los aspectos d?biles de Libranda.

Gracias al Twitter de Lilibabar he encontrado una web que puede ayudar a los que estamos dispuestos a pagar por un ejemplar de calidad.

eCervantes es una librer?a asturiana con m?s de 17.000 t?tulos disponibles y con un a?o de experiencia a sus espaldas. En ella podemos encontrar libros desde apenas dos o tres euros, de materias como derecho o ciencias sociales y, como no, narrativa, con las ?ltimas novedades, como Dime qui?n soy de Julia Navarro o Nadie lo ha visto de Mari Jungstedt. Tambi?n hay libros para ni?os y libros en otros idiomas.

La b?squeda de libros es m?s sencilla, pudiendo filtrar por materias o editorial, o por palabras del t?tulo o autor.

Eso s?, los libros vienen protegidos con DRM de Adobe, al igual que los libros de Libranda, aunque la informaci?n sobre este hecho es mucho m?s abierta y precisa que en la web de la distribuidora. Para prevenir la pirater?a puede ser estupendo (sin tener en cuenta que en internet ya hay informaci?n para eliminar esta protecci?n, claro) pero para los que tienen varios dispositivos y alternan la lectura entre ellos (como hace una servidora) puede dar serios problemas.


Publicado por V @ 8:16  | Webs interesantes
Comentarios (3)  | Enviar
Viernes, 23 de julio de 2010

?Esas fotos en blanco y negro, las personales en particular, me entristecen. Reacci?n relativamente normal. Lo desconcertante es que sean las m?s recientes las que agudicen ese sentimiento de a?oranza, hasta el punto de quitarme el habla durante d?as. No puedo evitar verme 40 a?os mayor, echando de menos el presente.
?
Renato Llerena acerc? la taza a sus labios, pero no lleg? a sorber el caf?, ?nicamente inhal? su aroma. Era un placer infantil que se le hizo costumbre. No recordaba haberlo bebido nunca. Renato prosigui?
?
?40 a?os mayor, lejos de este presente, de estos d?as pr?ximos que a?n no he vivido y que habr?n pasado de m? sin darme apenas cuenta. ?Por qu? cuantos m?s a?os tengo todo se hace cada vez m?s fugaz! Mi ni?ez dur? algo cercano a una eternidad; la adolescencia, menos de lo que hubiese querido. El resto se parece a un recuerdo ajeno, a las an?cdotas de un amigo.
?
Mir? a sus tres colegas, con quienes se reun?a todos los jueves en el caf? Cordano. Desde un principio, acordaron que en cada sesi?n s?lo uno tomar?a la palabra. Ten?an otros grupos para conversar. Renato prosigui?
?
?Estoy casi seguro de que tiene que ver con la concentraci?n. A mis 37 a?os he remplazado la edad por la relatividad del tiempo y es indiscutible que fui ni?o hace uno o dos d?as. Y es porque ahora no me concentro en el presente. Mis acciones las realizo pensando en el pasado y en el futuro, en el por qu? y para qu?, y lo que hago no dura, no se ensancha en el instante.
?
Su mirada contempl? la nada y el brillo h?medo de sus ojos agreg? unas cuantas palabras. Los tres colegas no perdieron detalle, escucharon todo. El camarero los interrumpi? con una nueva ronda de caf?s. Renato prosigui?
?
??Estoy casi seguro? Es m?s probable que desee creerlo. Uno recuerda los sucesos de la infancia, pero no la forma de concebirla, de entender la raz?n de c?mo eternizarla. Uno ahora s?lo alcanza a especular, pero no hay certezas, porque un ni?o no analiza su circunstancia, simplemente se dedica a explorar cada segundo, sin ning?n inter?s de cronometrarlo.
?
Sus tres colegas, aprovechando la pausa, se acercaron el caf? a los labios, pero no lo sorbieron, ?nicamente inhalaron su aroma. Era una costumbre aprendida de quien ese d?a tomaba la palabra. Renato prosigui?
????????????????????????????????????????????????????????????????????????????? ?
?Y m?s all? de cualquier demostraci?n, a favor o en contra, es evidente que.
???????????????????????????????????????????????????????????? ?
Renato, que iba a continuar la frase, abri? la boca, mas no sali? palabra. Sus colegas se quedaron con un sutil sinsabor. El aroma del ambiente lo disip?. De vez en cuando, sol?an echar de menos el beber caf?. Renato prosigui?
?
??En cu?nto influir? que los adultos tengamos consciencia de nuestra existencia ef?mera? Si uno no pensara en ello, sentir?a que es eterno y no tendr?a sentido fragmentar el tiempo. Toda acci?n durar?a igual que otra. ?Y la curiosidad? ?El deseo? ?El miedo? Al fin y al cabo son informaci?n que acelera o ralentiza cada momento. ?La ignorancia te acerca a la eternidad del instante y el conocimiento a la intangibilidad del porvenir?? ?
?
Perdido entre sus conjeturas y dudas ?agobiado?, intent? dejar su mente fuera del alcance de la raz?n. Lo consigui?. Aunque ?l no lo entendi? as?. Sin pensar en lo que hac?a, dio un sorbo al caf?. Ese instante dur? toda su ni?ez.


Publicado por V @ 8:43  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (0)  | Enviar

?

Una gran canci?n, de hace 45 a?os...


Publicado por V @ 8:40  | M?sica
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 22 de julio de 2010

Hac?a mucho (pero mucho mucho...) que no le?a un comic, y por casualidad y buscando informaci?n sobre otros temas, encontr? el libro de Enrique V. Vegas.

Es una parodia muy divertida de la saga de Star Wars, e incluye muchos detalles reconocibles y gui?os a las principales escenas de las pel?culas.

En mi caso, que no soy fiel seguidora y tan solo he visto las pel?culas una vez (y reconozco que me falta una y media), estoy segura de que me he perdido algunos detalles pero a?n as? me ha resultado muy divertido. Hay multitud de cameos donde menos os lo pod?is esperar: Homer manejando una sala de torpedos (a su manera), Ginger de Chicken run en la c?rcel, un guardia civil haciendo un control de alcoholemia, Bender y mordisquitos...

Y los personajes son estupendos por si mismos: Chiguahua, peluche de feria, o Celia Osgana, la heredera al trono de Pachar?n, con un car?cter que vaya tela... Y por supuesto, Obiguan Kenobe, que no se olvide...

Poco m?s os puedo contar. Dibujos, ?est?n bien hechos o no? Ni idea, no entiendo de comics, pero a mi me han gustado.

En fin, os dejo una p?gina del libro que os va a dar una idea de c?mo es el comic y seguro que os engancha igual que a mi.

Y si os gusta, tambi?n pod?is seguir con sus otras parodias: Cabez?n Jones y el arca escondida, Matris, Espiderman, Cabezones del Caribe...

?

(Haz clic sobre la imagen para verla m?s grande)


Publicado por V @ 8:16  | Rese?as de libros
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 21 de julio de 2010

Ayer se present? la campa?a "Leer tiene premio" de la Federaci?n de Gremios de Editores de Espa?a.

Este a?o autores literarios y personajes de leyenda tomar?n vida en las principales calles de Espa?a.

Por medio de "estatuas vivientes" de personajes como Julieta, Sancho Panza, Don Juan Tenorio o Phileas Fogg se representar?n algunos de los pasajes de las obras a las que pertenecen.

Estos actores actuar?n en las plazas y calles de Santander, Oviedo, A Coru?a, Le?n, ?vila, Toledo, C?ceres, Sevilla, Zaragoza y Pamplona, terminando el 5 de Agosto en Logro?o tras recorrer 3400 kil?metros.

La Federaci?n pretende "sensibilizar a la sociedad de la importancia de la lectura tanto para la formaci?n y educaci?n de las personas como para mero entretenimiento".

Adem?s de las actuaciones, se repartir?n 5000 marcap?ginas y 5000 lamparitas de lectura entre los que acudan con un libro a los puntos de encuentro que instalar? la Federaci?n.

Pod?is ver el calendario de la campa?a en la siguiente imagen (haz clic sobre ella para hacerla m?s grande) o en la p?gina web de la campa?a: http://www.leertienepremio.com/


Publicado por V @ 8:45  | Actualidad
Comentarios (2)  | Enviar

(Haz clic sobre la imagen para hacerla m?s grande)

?

?

(Una vez m?s, Juanelo. Y las que quedan...)


Publicado por V @ 8:42  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 20 de julio de 2010

Alguien marc? en mis manos,
tal vez hasta en la sombra de mis manos,
el signo avieso de los elegidos por los sicarios de la desventura.
Su tienda es mi morada.
Envuelta estoy en la sombr?a lona de unas alas que caen y que caen
llevando la distancia dondequiera que vaya,
sin acertar jam?s con ning?n para?so a la medida de mis tentaciones,
con ning?n episodio que se asemeje a mi aventura.
Nada. Antros donde no cabe ni siquiera el perfume de la perduraci?n,
encierros atestados de mariposas negras, de cuervos y de anguilas,
agujeros por los que se evapora la luz del universo.
Faltan siempre pelda?os para llegar y siempre sobran emboscadas y ausencias,
No, no es un guante de seda este destino.
No se adapta al relieve de mis huesos ni a la temperatura de mi piel,
y nada valen trampas ni exorcismos,
ni las maquinaciones del azar ni las jugadas del empe?o.
No hay apuesta posible para m?.
Mi lugar est? enfrente del sol que se desv?a o de la isla que se aleja.
?No huye acaso el piso con mis precarios bienes?
?No se transforma en lobo cualquier puerta?
?No vuelan en bandadas azules mis amigos y se trueca en carb?n el oro que yo toco?
?Qu? m?s puedo esperar que estos prodigios?
Cuando arrojo mis redes no recojo m?s que vasijas rotas,
perros muertos, asombrosos desechos,
igual que el pobrecito pescador al comenzar la noche fant?stica del cuento.
Pero no hay desenlace con aplausos y palmas para m?.
?No era heroico perder? ?No era intenso el peligro? ?No era bella la arena?
Entre mi amado y yo siempre hubo una espada;
justo en medio de la pasi?n el filo helado, el fulgor venenoso
que anunciaba traiciones y alumbraba la herida en el final de la novela.
Arena, s?lo arena, en el fondo de todos los ojos que me vieron.
?Y ahora con qu? l?grimas sazonar? mi sal,
Con qu? fuego de fiebres consteladas encender? mi vino?
Si el bien perdido es lo ganado, mis posesiones son incalculables.
Pero cada posible desdicha es como un v?rtigo,
una provocaci?n que la insaciable realidad acepta, m?s tarde o m?s temprano.
M?s tarde o m?s temprano,
estoy aqu? para que mi temor se cumpla.


Publicado por V @ 8:13  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 19 de julio de 2010

V?a CulturaComic? he descubierto dos concursos gr?ficos que creo que pueden interesaros.

  • La editorial ArteNueve ha puesto en marcha la 1a Convocatoria de de ?lbum Ilustrado y Novela Gr?fica.
    Los participantes podr?n presentar un ?lbum ilustrado o novela gr?fica, con o sin texto pero necesariamente con ilustraciones.
    Las obras deben ser originales e in?ditas, y los ganadores obtendr?n la publicaci?n por parte de la Editorial.
    Convocatoria: hasta el 1 de septiembre.
    Las bases, aqu?

?

  • El segundo concurso, solo para afincados en M?xico, se centra en desarrollar un videojuego a partir de una novela.
    Las personas interesadas deber?n crear un story board y un prototipo jugable.
    Los ganadores recibir?n apoyo para constituir la empresa, acceso a la tecnolog?a necesaria para llevar a cabo el proyecto presentado y consultor?a para pulir los detalles.
    Convocatoria: hasta el 14 de septiembre.
    Las bases, aqu?

Publicado por V @ 8:18  | Actualidad
Comentarios (0)  | Enviar
S?bado, 17 de julio de 2010

?

No seamos incautos, Libranda no pretende vender?ebooks

Por R. Galli (publicado en su blog)

?

Se habl? mucho estos d?as del rid?culo del lanzamiento de Libranda, pero antes de entrar en tema me gustar?a repasar algunos datos objetivos.

  • Los lectores de libros electr?nicos con pantallas de tinta electr?nica (e-ink) funcionan, desde el punto de vista de nuestra visi?n, igual que la tinta sobre papel. Por lo tanto son igual de descansados y relajados para leer como un lib.
    Las resoluciones de las pantallas -en puntos por superficie- est?n en el orden de 150 a 200 pixels por pulgada (167 en el Kindle), en el peor de los casos equivalente a la calidad obtenida en papel rugoso que llega a las 100 lpi (l?neas por pulgada) [1], un peri?dico raramente llega a los 80 lpi.
  • Los lectores de ebooks ya tienen precios competitivos y al alcance de cualquier familia -al menos de pa?ses desarrollados-. La mayor?a rondan en los 200? y no m?s de 400? para los de gama alta.
  • La mayor?a de los grandes consumidores de libros ya tiene alg?n lector de ebook, es decir que la tendencia ser? creciente, y lo fundamental: los que m?s gastan en libros ya est?n migrando a libros electr?nicos.

  • Los libros electr?nicos de tinta electr?nica tienen por ahora un problema, aunque en v?a de soluci?n: el color. En la historia de las evoluciones tecnol?gicas siempre prim? la accesibilidad y comodidad sobre la ?calidad intr?nseca?. La voz por el tel?fono suena todav?a mucho peor que en directo, el MP3 suena peor que un CD (y los audi?filos maduritos asegurar?n que la del CD es peor que la del vinilo, aunque sin bases f?sicas), la radio se oye peor que el directo, etc. etc. A?n as? la calidad de las pantallas de tinta electr?nica son ya superiores a la gran mayor?a de libros que consumimos, y la accesibilidad y facilidad es inmensamente mejor.
  • El ?coste ecol?gico? de un lector de ebooks ronda al equivalente de 30 a 50 libros de novelas. Los lectores empedernidos (o cuando se usan por varios miembros de la familia) lo amortizan en s?lo un a?o. Es decir, los ebooks son m?s ecol?gicos que los de papel.
  • Los lectores de ebooks son m?s ligeros y c?modos para leer que cualquier libro de novelas, incluso para la playa (la foto de la derecha). Eso sin contar con las facilidades de agregar notas, marcar frases, que no necesitas llevar el punto, que no se te giran las p?ginas con el viento de la playa, etc.

?Qu? se puede concluir de estos datos objetivos?

La primera que se est? destrozando ese mito, todav?a repetido como un mantra, que el papel seguir? siendo la forma principal de lectura para textos extensos (para los internautas la plataforma principal de lectura es desde hace tiempo el? ordenador), al menos por esos aspectos ?rom?nticos? (que puede ser, pero no veo a muchos que usan las platinas en vez de reproductores de CD o MP3).

El segundo, que el ebook se est? convirtiendo en el mercado m?s importante de libros, que si sigue este crecimiento pasar? lo mismo que el MP3 al CD: que los ebook ser?n el mercado principal y convertir? al mercado de libros de papel en un nicho.

Bien, si se cumple todo lo anterior tendremos mucho mejor acceso a los libros, y su distribuci?n ser? mucho m?s barata, ecol?gica y simple.

En el mundo hispano ten?amos otros problemas.

En ingl?s ya hay plataformas con un inmenso repertorio de obras en libros electr?nicos, la m?s conocida y dominante es la de Amazon-Kindle (que adem?s permite la autopublicaci?n con pasos muy sencillos), pero tambi?n est? la m?s antigua Safari de O?Reilly, Barnes&Noble, iBooks de Apple, y la mayor?a de editoriales que permiten comprar un ebook directamente desde sus sitios. En cambio en Espa?ol no tenemos ni de lejos una oferta comercial similar, ni en cantidad, ni en facilidad de uso.

?Cu?l fue el efecto? Que los que queremos acceder a libros en castellano tenemos que ir a buscar copias ?piratas?, hechas por fans de la lectura que se dedican a escanear con OCR los libros, hacer correcciones y dejarlo disponibles para todo el mundo. ?Qui?n no se ha pasado por papyre.co.cc cuando quiso obtener un ebook en castellano que no se comercializa en ning?n sitio?

Muchos supon?amos que la iniciativa de Libranda iba en este sentido: cubrir el mercado al que hab?an ignorado desde hace a?os y por fin ofrecer a sus clientes acceso sencillo y r?pido a las obras que publican.

Pero no, todo lo contrario. Hay un buen resumen de los problemas en P?blico: La industria editorial apuesta por ebooks caros y dif?ciles de comprar. Yo intent? comprar un libro, y luego leer uno que lo hab?a hecho y me lo pas? sin que haya podido leerlo. Lo resum? a?n m?s:

Comprobado personalmente. Comprar libro en libranda es el purgatorio [de e-commerce], leerlo es el infierno [de Adobe DRM]. Fracaso seguro.

Los problemas fundamentales son:

  • El repertorio es ?nfimo, en cualquier sitio de ebooks en castellano encuentras m?s obras.
  • Una vez que has encontrado el libro en el sitio de Libranda no te da ninguna opci?n de comprarlo, s?lo un enlace a los vendedores, pero ni siquiera te lleva a la p?gina del producto, sino a la principal de la tienda. Es m?s f?cil buscar y bajar de cualquier sitio ?pirata? o P2P.
  • Vienen con DRM de Adobe. Lo explican en un FAQ, pero casi escondido. En las tiendas no est? claro que sea el mismo formato. Lo ?nico que genera son dudas de si podr? leerlo o no (de hecho el que me pas? el libro comprado no lo pudo leer).
  • Para leerlo tienes que tener un dispositivo compatible con Adobe, y estar registrado en la web de Adobe.
  • El DRM de Adobe est? ya ?roto?, es muy f?cil liberar un libro y ponerlo en Internet a disposici?n del todo el mundo (basta que lo haga s?lo uno para que millones puedan bajarlo s?lo usando Google).
  • A eso se le suma que los precios no son sensiblemente m?s bajos, y que adem?s el IVA de los ebooks es el normal, no el super-reducido de los libros de papel (?a qu? genio del gobierno se le ocurren estas ideas?).


Es decir, un sitio montado por las principales editoras y distribuidoras de nuestro pa?s que va en contra de todos los principios del ?mercado?: inc?modo para los clientes, caro, sin informaci?n suficiente y con restricciones molestas que estimulan a ir a un sitio pirata m?s que comprar el libro.

Un podr?a pensar que esto ocurre porque son unos aut?nticos ignorantes, que ninguno de sus arquitectos y gestores debe tener un hijo adolescente que le muestre c?mo hace la gente para leer ebooks, ning?n escritor que les haya siquiera recomendado que lean algo de un buen conocedor del ?mercado? y la cultura, como Content (tambi?n de pago) de Cory Doctorow, antes de lanzar una chapuza completamente fuera del ?espectro?.

Pero yo creo que no, creo que es malo por dise?o, est?n apostando a otra cosa. La clave est? en un p?rrafo del art?culo en P?blico:

Seg?n la directora general de la plataforma, Arantza Larrauri, evitar la pirater?a es ?el gran reto?. Afirma que la estrategia para combatirla debe moverse en varios frentes: ?endurecimiento de la legislaci?n, sensibilizaci?n de los usuarios y seguridad inform?tica?. Agrega que ?los editores ya han dado un primer paso al facilitar los contenidos a precios m?s asequibles que el libro en papel?.

Leedla otra vez, no tiene ni una palabra de desperdicio.

Saben que el libro electr?nico les afectar? muy negativamente a la estructura actual de sus negocios. Con los libros electr?nico ya no vale lo de cobrar 30 ? al lector y pagar 1 ? 2 ? al autor del libro. Esa estructura es insostenible (las otra plataformas de ebooks pagan del 40 al 70% del valor de venta a los autores) en formato digital, y no lo quieren para nada. Lo que quieren es que nunca llegue a ser mayoritaria, sino mantenerla en un nicho. ?O hay otra explicaci?n que ni siquiera se hayan puestos exigentes para reclamar el IVA super reducido?

Por eso, todo este proyecto parece ser m?s la excusa para decir en unos meses:

Lo hemos intentado, hemos puesto nuestros esfuerzos pero el p?blico no responde, s?lo quiere piratear y robar, hay que endurecer las leyes as? podamos seguir vendiendo en papel, o la menos mantener nuestras estructura de negocio?. que dependen muchas familias que se quedar?n sin trabajao? [inserte aqu? los mismos argumentos de la industria musical]

Se?ores legisladores, est?is avisados. Pasar?is de nosotros, pero en un a?o cuando est?is otra vez discutiendo el endurecimiento de la LPI por ?la gran pirater?a de libros electr?nicos? podremos decir: ya os hemos avisado que la trampa ven?a de lejos.

Bueno, tampoco servir? de nada, salvo como testimonio para generaciones futuras de las estupideces que est?is haciendo por el inter?s de unos pocos.

[1] No confundir, 100 lpi -usada en las impresoras offset- no es equivalente a 200 dpi. Se suele explicar que si se quiere imprimir a una determinada resoluci?n de LPI se debe escanear al doble de resoluci?n de DPI, pero eso se debe al teorema de Nyquist-Shannon, no que sean ?equivalentes?.


Publicado por V @ 9:48  | Actualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 16 de julio de 2010

Para que su horror sea perfecto, C?sar, acosado al pie de la estatua por lo impacientes pu?ales de sus amigos, descubre entre las caras y los aceros la de Marco Bruto, su protegido, acaso su hijo, y ya no se defiende y exclama: ?T? tambi?n, hijo m?o! Shakespeare y Quevedo recogen el pat?tico grito.

Al destino le agradan las repeticiones, las variantes, las simetr?as; diecinueve siglos despu?s, en el sur de la provincia de Buenos Aires, un gaucho es agredido por otros gauchos y, al caer, reconoce a un ahijado suyo y le dice con mansa reconvenci?n y lenta sorpresa (estas palabras hay que o?rlas, no leerlas): ?Pero, che! Lo matan y no sabe que muere para que se repita una escena.


Publicado por V @ 8:06  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (1)  | Enviar
Jueves, 15 de julio de 2010

En este caso os traigo un comentario muy cortito. El ?ltimo libro que he le?do se llama Hitler victorioso, y est? compuesto por 11 relatos que giran en torno a una supuesta victoria alemana de la Segunda guerra mundial, y las consecuencias que habr?a tenido para el mundo.

A lo largo de los relatos, uno de ellos de terror, vivir?is en la piel de uno de los investigadores de la bomba nuclear, de una Eva Braun s?mbolo del nazismo con un hijo jud?o,? o de un hombre del futuro que llega para impedir el suicidio de Hitler.

Es curioso ver c?mo de un mismo tema se han podido extraer relatos tan diferentes, pero todos con una misma idea: no ser?a un buen futuro. Pero como en este blog no se habla de pol?tica (ni en mis twitts @cosasvarias, que aprovecho para recordar por si alguno est? en Twitter y a?n no me sigue: http://twitter.com/cosasvarias) os animo a leerlo y sacar vuestras propias conclusiones. No toda la ciencia ficci?n gira en torno a viajes espaciales y ?ste libro es una muy buena forma de descubrirlo.

En mi opini?n las mejores historias han sido

  • Dos destinos, de C.M. Kornbluth, la historia que abre el libro y que presenta un nuevo mundo feudal en el que los conocimientos cient?ficos traen a?n m?s disgustos de lo normal
  • Thor se enfrenta al Capit?n Am?rica de David Brin (el autor de Gente de barro, del que ya os habl?), en el que los nazis son los vencedores gracias a los dioses de la mitolog?a n?rdica.
  • Y la historia de terror, ?O?s llorar a los ni?os? de Howard Goldsmith, en torno a los experimentos gen?ticos


Os dejo tambi?n el listado de relatos que componen esta obra, y de nuevo, os animo a leerla.

Prefacio: Imaginen el abismo, Gregory Benford
Introducci?n: Hitler victorioso, Norman Spinrad
Dos destinos, C. M. Kornbluth
La ca?da de Frenchy Steiner, Hilary Bailey
Carretera sin destino, Greg Bear
Weihnachtsabend, Keith Roberts
Thor se enfrenta al Capit?n Am?rica, David Brin
Luna de hielo, Brad Linaweaver
La paz del reich, Sheila Finch
Nunca nos encontraremos de nuevo, Algis Budrys
?O?s llorar a los ni?os?, Howard Goldsmith
Transmisiones enemigas, Tom Shippey
Valhalla, Gregory Benford


Publicado por V @ 8:20  | Rese?as de libros
Comentarios (0)  | Enviar

Si lo deseas, puedes descargar las primeras p?ginas del libro rese?ado hoy: Hitler victorioso. Haz clic sobre el icono que te interese (o pulsa el bot?n derecho de tu rat?n y selecciona Guardar enlace como)

?


Publicado por V @ 8:18  | Comienza a leer
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 14 de julio de 2010

Ma?ana comenzar? el funcionamiento de Libranda, la mayor distribuidora de contenido digital en Espa?a. Libranda se convierte en un mediador entre el lector y las editoriales, redirigiendo al interesado en comprar un libro a la tienda en la que puede adquirirlo. No vende directamente al p?blico, solo enlaza con otras tiendas, convirti?ndose en un intermediario m?s.

Por ahora la ?nica posibilidad es la descarga. En el futuro la oferta incluir? el streaming (pago por el uso con fecha de caducidad) y la suscripci?n (para una colecci?n de t?tulos, por ejemplo). El formato ser? EPUB y contar? con protecci?n anticopia de modo que el n?mero de personas que puedan leer cada ebook comprado sea limitado.

Respecto al precio, y seg?n Libranda, estar?n situados entre un 20% y un 30% menos que el mismo t?tulo en papel.

Comenzar? su actividad distribuyendo contenidos digitales de diez editoriales del mercado espa?ol: Grupo Planeta, Grupo Random House Mondadori, Grupo Santillana, Grupo Wolters Kluwer, Grupo SM, Grup62, Roca Editorial, Editorial Anagrama, Maeva Ediciones y Ediciones Siruela, y en las pr?ximas semanas se ir?n sumando los cat?logos electr?nicos de otras editoriales con los que ya tiene acuerdos.

En cifras, la web arrancar? con 2000 libros aunque se espera llegar a los 10.000 para finales de a?o.

Los libros se pueden comprar a trav?s de nueve tiendas on-line conectadas a Libranda, por ejemplo El Corte Ingl?s, Abacus o Todoebook, aunque ya tiene cerrado acuerdo con 22 tiendas.


Publicado por V @ 8:35  | Actualidad
Comentarios (0)  | Enviar

?

(Haz clic sobre la imagen para verla en grande)


(Del genial blog de Juanelo)

Publicado por V @ 8:32  | Humor
Comentarios (1)  | Enviar
Martes, 13 de julio de 2010

Podr? nublarse el sol eternamente;
Podr? secarse en un instante el mar;
Podr? romperse el eje de la tierra
Como un d?bil cristal.
?todo suceder?! Podr? la muerte
Cubrirme con su f?nebre cresp?n;
Pero jam?s en m? podr? apagarse
La llama de tu amor.


Publicado por V @ 8:35  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 12 de julio de 2010

Los amantes de las redes sociales se habr?n dado cuenta de la proliferaci?n que estamos viviendo. Es posible encontrar una para casi cualquier coletivo, desde moteros hasta embarazadas pasando por una red social solo para guapos.

Y los lectores no somos menos, y tenemos varias comunidades en las que interactuar y hablar de libros. Una de ellas es Entrelectores. La idea con la que se ha creado es unir en un mismo proyecto a lectores, autores, librer?as y editoriales.

Como lector, pod?is a?adir libros a vuestras listas, votarlos y aportar una opini?n, votar las opiniones de otras personas, gestionar la biblioteca, compartir los libros con amigos e incluso encontrar librer?as en vuestra zona.

Opciones que echar?is de menos si ya hab?is probado otras redes sociales: encontrar lectores afines en funci?n de vuestros libros. Por el momento pod?is acceder a las fichas de otros lectores pero no encontrar "amigos" a partir de los libros que han le?do.

No es tan vistoso como Anoobi, de la que ya os habl?, pero promete, y al estar en pruebas es un buen momento para aportar sugerencias, est?n abiertos a cualquier idea.


Publicado por V @ 8:29  | Webs interesantes
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 09 de julio de 2010
Habréis oído a los adultos recriminar a los niños por andar metiendo las narices donde no deberían.

Cuántos pequeños, con una honda en las manos, solían recorrer las calles del lugar, en busca de jilgueros, tordos, gorriones, ruiseñores, estorninos, cardenales, tarde tras tarde.

Como los chicos rápidamente se daban por satisfechos, con dos o tres disparos certeros, buscaban después alguna empresa más osada en qué mantener prendido el fuego de su ánimo de dragones. Es así que se largaban a merodear alrededor de las mansiones de altas verjas, o de las casonas de fachadas como sombras nocturnas donde hacían nidos los murciélagos.
Esas viejas construcciones eran custodiadas por horribles mastines y alanos impacientes por acabar de una vez con las figuras distraídas.
A veces nos sentíamos prisioneros de las calles vacías y
en tren de huida planeábamos meternos en aquellas enormes casas, nunca ojivales, por supuesto, de relucientes claraboyas y escalinatas de mármol, con salida al viento del caracol del mar. ¡El mar!
¡Cuántas tentaciones!


Y es que imaginábamos curiosidades: ¿Quién saldría, furioso, para ordenarnos que nos largáramos al abrirse la puerta pesada y rechinante? ¿Cómo era la gente que vivía en su interior; cómo eran las mujeres, ya que sólo se las veía, con las mantillas sobre sus rostros, y los escapularios en el pecho, una vez a la semana, mientras iban a misa?

En cierta oportunidad, me sentí tentado a entrar a una casona. Tenía grandes aleros; parecía querer echarse a volar. Una curiosidad: Después de fuertes lluvias y temporales, el techo seguía perdiendo gotas durante mucho tiempo como si estuviera demasiado triste y no se pudiera contentar.

Una mujer encorvada, que había perdido el brazo derecho en un accidente y usaba un capote de color violáceo sobre los hombros, hacía diariamente la limpieza del patio delantero, con el brazo que le quedaba.
Era ella la hora cinco de la tarde en figura.
Le gustaba conversar conmigo.


- ¿A qué vas al colegio? - me dijo un día.

- Pues a aprender - contesté.

- ¿Y qué aprendes?
- Muchas cosas. Sé la tabla del siete. Redacto cartas y esquelas. No me salgo de las líneas. Hago en el papel castillos, árboles, caminos, animales, nubes, arbustos y lagunas. Además dibujo arlequines y la diosa Minerva.

- Todo eso es una enorme tontería. ¿Qué harías si una tormenta lluviosa te sorprendiera en pleno campo? ¿Cómo regresarías a tu casa antes del anochecer? ¿Eh?
Me quedé pensando durante un largo rato. Ponía los ojos de quien medita con comodidad mientras se rasca la comezón de la cabeza. Al cabo de un tiempo me rendí. Le confesé, confundido, que no sabía cómo hacer para retornar a mi casa si una lluvia tormentosa me sorprendía en el campo.

- Ya ves. Así pues te verás en apuros, con los rayos cayendo cada vez más y más cerca de ti, mientras en tu hogar tu desgraciada madre elevará sus plegarias al cielo para que regreses sano y salvo.

- Ay, doña China, tiene usted razón - suspiré.


La dama continuó barriendo la hojarasca. Deseaba seguir conversando con ella. Pero, sobre todo, entrar a su casa.


No solamente yo, sino otros niños de la vecindad hubiéramos dado nuestra libertad por conocer el sitio donde vivía.
Doña Mercedes escribió una tiza y media de palabras en las paredes antes de morir: “Por todas partes se me aparecen los sillones cuyos respaldos se van abajo con la primera intención de mecerse, el ropero de tres lunas con aliento a polvo y cucarachas cuando abro sus puertas, la hucha en la que sólo se meten ya las arañas, los espejos sin memoria de mi rostro así como los cuadros donde una borrosidad, una bruma y una niebla pintadas por el paso del tiempo, cubre - para siempre - lo que fue un colorido paisaje de gran imaginación”.
Meter los pies en su casona y otras más del lugar, se fue convirtiendo en una perturbación y en un desafío.

¿Qué pequeño, después de todo, no se ha sentido tentado de perderse dentro de un sitio prohibido?

Algunos chicos decían que habían visto el rostro de la dueña de la dirección número 22. La de los terranovas ciegos. Ella jamás abrió la puerta delantera de su casa; mucho menos salió a la calle.


“Es una mujer fea como la propia muerte, tiene la nariz atravesada por una verruga y los ojos saltones. Le faltan los dos dientes delanteros. Una mañana se asomó por la ventana y me acusó con el dedo”, solía contar Pedro, malvado, gastado por la suciedad y travieso; acostumbraba, al sentirse ocioso y desganado, disparar su honda contra las gallinas y las guineas.

“Tiene los ojos azules y las manos largas y blancas. Cuando desata su rodete, se le cae la cabellera. No usa maquillaje, sin embargo suele ponerse una rosa oscura en el pozo de su pelo rubio. Parece estar siempre distraída y pensativa. La tristeza le desarregla la cara”, decía Blanca; era ella pecosa y su voz sonaba débil y asmática.


Así pues, como los relatos no coincidían, los demás niños empezábamos a tramar, también, por nuestra cuenta, versiones distintas (y exageradas) en torno a la aparición de la mujer en la ventana.
Las murmuraciones, por su vicio, se convertían en el motivo de las sospechas; esa circunstancia nos mantenía cautelosos a todos, pues aunque nos acusábamos de mentirosos, cada uno permanecía clavado con la profundidad de una aguja en su propio relato.

Había casas que daban la impresión de que se desmoronarían de un momento a otro.


Nos parecía que un ligero cambio de viento arrojaría al suelo sus veletas echadas a perder por la herrumbre, sus rejas sin ventanas, y sus columnas cilíndricas cubiertas por las malezas y los mucílagos.

Una, en especial, apenas podía tenerse en pie. Se nos antojaba imposible que hubiesen seres humanos viviendo dentro de aquellas paredes que parecían sostenidas sólo por el ir y venir incesante de las laboriosas hormigas. Pensábamos que los fantasmas moraban, furiosos, en ella.


Sin embargo, al echarse la fría tarde sobre el lugar, un grueso y largo humo azulado, producto de la combustión de los leños, brotaba por la chimenea, en la dirección apostada por el viento. Y a veces, ciertas veces, se escuchaban alegres notas de una capilla musical, acompañadas por un divertido coro de voces que cantaba letras populares. ¡Cómo giraba en la lejanía la tonada bulliciosa salida de aquella borrachera!
Al dar la medianoche cesaba la música.

Hubiéramos podido ser felices jugando a lo que juegan los demás niños. Y eso hacíamos, ciertamente. No había hazaña de chicos que no intentáramos nosotros. Y también, como los otros, íbamos a las clases, y nos sentábamos a hacer los deberes en nuestras casas, diariamente. El reloj de péndola de la pared se nos antojaba un dios severo hasta que su aguja quedaba clavada en el número tres y un gong de su péndulo ponía fin a nuestra esclavitud.
Al rato ya éramos los pibes ruidosos de la cuadra.


El caso es que cuando la diversión se apagaba débil, lánguidamente, posábamos nuestros ojos en esas mansiones sin jazmines, sin polen, sin aves, sin aljibe, de altas verjas convertidas en hierro con espinas de fuego bajo la luz solar, y donde la vida parecía haberse secado, perdiendo su ventilación.


Qué no daría yo, por ejemplo, por ganarme siquiera la confianza de un perro flaco y feroz que ponía diligencia en una casona de color azul, cuyas puertas y ventanas permanecían cerradas con enormes candados.
Se decían tantas y tan descabelladas historias de la casa aquella; yo las andaba repitiendo a mi madre día tras día, machacando su sesera, hasta que ella, haciéndome jurar que guardaría el secreto, me contó la verdad: “Ay, hijo mío; se ve que no conoces el sol. Dentro de esas paredes de piedras pasa sus días una afable anciana. La viuda del capitán Avellaneda es una mujer cuya salud se va diluyendo como un incienso asiático; se dedica sólo a tejer y a bordar; al fallecer su esposo juró no salir nunca más a la calle, ni siquiera para ir a misa. Dicen que borda hermosas esclavinas”.

- ¿Y cómo se puede saber si sus esclavinas son hermosas, ya que nadie puede verlas, madre? - pregunté.

Ella hizo un gesto de agotamiento con la cabeza. Se quedó observando durante un largo rato las gypsophilas del jardín del patio y luego suspiró con el suspiro de quien, viendo a las hormigas ir y venir con una hoja de ligustrina sobre sus lomos, parece perder la dirección del mundo. Se conformó, sin embargo, con esta confesión: “Pues el caso es que dicen que las prendas son preciosas; las historias contadas en este sitio están escondidas al entendimiento humano. Hijo amado, no te miento si te digo que hay mucha oscuridad por deshilar, por sacar a luz en lo que la gente habla”.

Y a modo de broma agregó: “Acaso por esa razón las mujeres matamos nuestro tiempo bordando”.


Se mantenían firmes a través del tiempo, ciertas casonas de las que se hablaba con sospecha, y que aún a la gente mayor intrigaba.


Empezaré contando que en el lugar, a las siete de la mañana, las campanas de la iglesia solían tañer, con doce golpes de badajo. Era común, entonces, que las gentes dejaran sus ocupaciones, salieran al exterior y se quedaran paradas frente a las puertas de sus viviendas, haciendo una reverencia con la cabeza.

Dos casas, una muy alta y ubicada al lado del hospicio de los albañiles, y otra, de paredes de piedra, oscura, con la forma de la sombra de la gente pasando frente al lugar, despertaban la curiosidad de los lugareños.

Sus dueños vestían suciamente, tenían la barba crecida hasta el pecho y el cabello sin cortar. Se los veía solamente cuando las campanas repicaban. Apenas terminaban de hacer la señal de la cruz, subían encima de sus escuálidos alazanes y se dirigían al galope en dirección al monte como si intentaran huir.

Usted, lector, pensará que aquella gente era ingenua al echarse a hacer conjeturas en torno a las dos casas citadas, en lugar de poner bajo sospecha a los hombres de barba larga y oficio desconocido que - también - cité. Y acaso no se equivoca. Pero no se conocía otra manera de existir ni otro modo de pensar por esos sitios, desde que las primeras casas se levantaron sobre sus cimientos y las gentes empezaron a tomar conciencia de que aquella viguería, aquellas bisagras, aquellos techos, con ellos debajo, se iban volviendo pueblo.


Por mi parte, medio sitio conocía mi casa.


Puedo jurar que los espejos estaban en regla, o sea, relucientes y limpios, para quedar a tono con los rostros alegres que lucían una barba recién afeitada y unos bigotes acabados de teñir.

La habitación destinada a las visitas contaba con un precioso cuadro ubicado en el lado izquierdo de la ventana principal. Su marco estaba recubierto de guardas y rosetas de yeso dorado. Podía contemplarse el lugar, con sus casas ilustres agrupadas alrededor de la iglesia mayor. Las moradas estaban pintadas con colores sepia, blanco y verde camalote.


Una foto de mi primera infancia, que descansaba sobre la consola del comedor, me mostraba vestido con un traje de marinero confeccionado por mi tía Consuelo.
La típica expresión de susto en mi rostro, ante el disparo del flash del fotógrafo, anunciaba el llanto amargo y desconsolado que vendría después.
Sobre una mesa de ébano se podía apreciar un jarrón de loza fina, clara y lustrosa. Las pasionarias, canelas, calas y narcisos, que diariamente se renovaban, lucían como armas hermosas en su ramo, y casi tan eternas como las casas gemelas, con sendos pararrayos, pintadas por un artista italiano ( Enzo Distéfano) en la pieza arquitectónica.

En fin, todo el conjunto (comedor, sala, pasillos, gabinete y amplias ventanas) abría suntuosamente las alas de la armonía y de la gracia; cuando mis tíos venían de la capital en tren de visita, se quedaban observando emocionados la arquitectura artística de nuestra casa; sus admiraciones pasaban por ser la rosa que faltaba para terminar de adornar el lujoso traje blanco de la morada.


Las casas de mis amigos de la infancia también tenían su lustre y su esplendor.
Lo común y lo corriente en mi hogar era, desde luego, honrar las fotografías, ubicándolas en un lugar importante de la sala, de modo que el visitante se quedara suspendido en la admiración de las facciones singulares y los abanicos de sándalo en el momento de abrirse para echar vida en los rostros de aquellas dos abuelas muertas hace tiempo.
Era considerado una especie de delito sentimental no mantener diariamente renovadas las rosas de los floreros, lujosos criaderos de mosquitos, colocados sobre las mesas de mármol.

El más distraído visitante se llevaba una impresión de colores, aromas y hasta cierto rumor, al abandonar el recinto. Y al estar ya en la calle se sentía como tocado por una flor, una corola, un cáliz, pues su cuerpo despedía un grato olor.



En los comedores lucía la luz que se metía con la corriente del aire por las ventanas abiertas hacia el patio trasero.

Cuando íbamos de travesura, mis amigos y yo, dábamos varias vueltas por el sitio, comíamos las frutas de los árboles caídas en las aceras y luego contábamos enredadas historias de moradas extrañas y misteriosas.

Nos frustraba no poder entrar en ellas. Si observábamos el buen semblante de la señora María, quien solía sacar a su lebrero, con el rabo siempre inquieto, para que aspirara un poco de calle, pensábamos que bastaría con pedir permiso a la dama para meternos en su patio. Cuántos limones bajaríamos de su limonero, en el caso de obtener su licencia.

Pero nadie se atrevía a hablar.

Yo, menos.



Y ella no era de conversar con la gente, aunque una permanente sonrisa de cordialidad, subrayada con un lápiz labial de precioso color bermejo, le daba una amigable apariencia.

Bien. Contaré ahora el caso de la casa prohibida.

Estaba edificada en lo alto de una colina. Los buitres y los cuervos solían, al mediodía, volar encima del campo en que hallaba continuidad la colina, en busca de carroñas.

La construcción era enorme; tenía un corredor que le ceñía la cintura, y el blanco de su cal acentuaba el verde de los árboles (jacarandaes, chivatos, eucaliptos, gomeros, mangales, cítricos ) que le daban sombra.
Era imposible, pensar siquiera, meterse en ella.
Una larga e infranqueable alambrada desvanecía toda tentación de pasar al otro lado; la piel de la espalda quedaría colgada de los alambres de púa en el intento suicida de cruzar aquella barrera.

En su interior vivían hombres que habían sido traídos de la prisión para pasar lo que les quedaba de su vida allí. La propiedad pertenecía a un militar adinerado que tenía amigos y algún que otro compadre en la jefatura de la penitenciaría nacional.

Aquellos infelices hacían las tareas propias de los peones de estancia. Solíamos verlos, desde la distancia, montados sobre sus caballos, cuando iban a llevar a las vacas a la aguada. O cuando las traían al estercolero, siguiendo el rastro de las boñigas. Las codornices, entonces, levantaban un vuelo escandaloso a su paso.

Alguien echó a rodar la historia de que eran hombres sin alma, y que al caer la noche, acostumbraban contar historias de jinetes sin cabeza, y de un gran baúl lleno de perlas de agua dulce custodiado por un fantasma que finalmente acabó atrapado dentro de un pequeño cofre de anillo, y de muertos desenterrados por gatos.
Decían que así, bajo el goteo de aquellos cuentos largos, terminaban quedándose dormidos frente a la fogata encendida.


Nadie sabía quién fue la persona que reveló cómo vivían aquellos forajidos, pero eso a la gente no le importaba, pues era ir contra la corriente querer saber más.

Corría la historia de que los perros, temerosos de sus puntapiés, se esfumaban en menos de un parpadeo ante el primer movimiento de una sombra.
Uno de los peones, empujado por una profunda exhalación del malsano viento norte, había dado muerte a una labradora preñada, clavando su cuchillo hasta el mango en el vientre de la bestia.


“Ya son muchos los perros en este sitio. Ellos son once y nosotros, doce”, dicen que dijo entre maldiciones; ninguno de sus compañeros pareció darse por enterado.

Se contaba que solían tocar la guitarra junto al fogón, al caer el anochecer, y aparecer los primeros cocuyos. Y que mientras mateaban, al amanecer, antes de salir en dirección al campo, juraban que no era cosa de hombres quedarse indefensos. Y que había que matar, pues.

Zoilo, el de mayor edad, había asesinado a una mujer, para robar sus joyas (un dije, collares de familia, pulseras y medallones de oro ). La hija de la infortunada, al encontrarse cara a cara con el ladrón que se daba a la huida, se apoderó de un cuchillo de mesa y alcanzó a darle un tajo profundo en la oreja y en el ojo izquierdo. Cayó después abatida por el disparo del revólver de Zoilo.


El asesino se jactaba de tener un solo ojo. Se envanecía, pues, en su aspecto mitológico de cíclope.
En su fealdad de gente malvada y en el limbo de sus destinos torcidos por su arma disparada fatalmente al pecho de un hombre, aquellos individuos hallaban motivo para estar serios, cabizbajos y pensativos. Y para mantener el ceño enjuto.

Era humanidad que no sabía leer ni escribir. Y que bebía de cuando en cuando, alguna caña, pero siempre se mantenía en el límite de la conversación de los hombres que no están demasiados bebidos para ponerse alegres e irse de risas y de tomaduras de pelo.


Solía mirar la casa prohibida con admiración. Y no porque en su interior vivían asesinos. La admiración salía de mis adentros pues aquellos seres humanos nunca obtendrían su libertad. Jamás llegarían a conocer la existencia, ocupada y despreocupada, de cuantos vivíamos en el otro lado de la alambrada.
Sólo para nuestras almas sonaban las campanas.


Me inspiraban respeto esos individuos de quienes tenía solamente la visión lejana de un sombrero llevado por el viento.
A las cinco de la tarde iban, montados sobre sus caballos, a traer las vacas de la loma verde en pastura para meterlas en el corral.
Eran de lanzar gritos al aire como si fueran disparos.

Hubiera dado todas mis piedras (algunas como granizo grueso) de colección, y mis esculturas diseñadas en yeso de Guillermo Tell y de Moisés salvado de las aguas, por oír su conversación. Mi morada misma por observar sus ojos y hacerles un guiño, una apuesta, un desafío. A decir verdad, trabar amistad con un asesino me convertiría ante mis amigos en dios.


Rosa, una niña pecosa de trece años, se enamoró de uno de esos hombres. El muchacho que encandiló su corazón tenía dieciocho años y montaba un caballo chusco, brioso, renegrido, de cerdas y crines espejeantes. Acostumbraba acercarse a un árbol de tamarindo, plantado a sólo diez metros de la alambrada. Nadie podía estar enterado de su rostro. Tampoco Rosa. Sin embargo, ella crecía para él. Calzaba sandalias blancas y su figura llamaba la atención de las gentes pues tenía el cabello del color del trigo rubión, liso y largo, a la medida de su vestido de tafeta que cubría sus rodillas.

Solía caminar con el cuidado de quien no quiere alzar arena con sus zapatos, a pasos de aquellos alambres de púa. A las cuatro de la tarde, Rosa era la imagen del viento agitando la cabellera de una mujer.
El joven, dicen, sabía de aquel querer. Vestía camisa blanca, un pañuelo rojo al cuello, y pantalones de los que habitualmente visten los peones. Montado sobre su caballo negro, despejaba de codornices el pastizal, pues le gustaba galopar enfurecido. La niña le contagió la pasión, la vehemencia, la perturbación, cuando aun lloviendo, o cayendo una garúa impertinente, o desmoronándose un sol de fuego sobre la tarde, se acercaba a la alambrada.

Rosa estaba todos los días de su vida, a la hora en que las campanas de la iglesia daban las cuatro de la tarde, en el sitio. Jugaba al “cierra tu casa” con las hojas sensitivas.
El diablo perdía su paz deseando saber qué pensaban del idilio los asesinos. ¡Quién pudiera conocer cuantas cosas decían o callaban, mientras arrojaban leños de árboles de paraísos y de gomeros al fogón encendido!

Hubo contagio de espina con sangre. Él venía a todo galope, sin aparejo, dando latigazos al caballo, que relinchaba, enojado, hasta el tamarindo. Se quedaba durante un largo tiempo contemplando a la niña. No podía saber, desde luego, de qué color eran sus ojos, cómo eran sus formas, hasta dónde le llegaba la cabellera, qué especie de flor iba deshojando.
Cuentan que una tarde de octubre ella le dejó una carta. Y en la carta le pedía, por amor a su madre, que se escaparan. Ya se sabe que a las mujeres, así como a los caballeros, cuando se enamoran, les viene la idea de fugarse, y son de poner cruz a la fecha de la fuga pasando las noches en vela pues en el sacrificio se apasionan.

“Fugarse es lo mejor que tiene el amor”, solía repetir, melancólicamente, mi madre a sus amigas, mientras tomaba un té de un misterioso color verde botella, muy bueno para combatir la litiasis.

Un día desapareció del lugar. Nadie supo nada de la chiquilla. Ni sus padres, siquiera.


Dos versiones corrieron al tercer día de su desaparición, pero ninguna de ellas parece acercarse a la verdad. La una sostenía que cruzó la alambrada, una noche oscura, de ocultación del satélite lunar tras la mampara del Sol.
Es posible.

La otra cuenta que desapareció y nada más.


Cierto es que algunas mujeres contaban que solían divisar a la niña montada sobre un zaino, con un niño pequeño en los brazos, en los alrededores de la colina.

Sin embargo, los hombres suelen comentar que a las mujeres no hay que prestar oídos pues acostumbran narrar las historias del modo y de la manera que querrían que ocurriese, porque quieren envanecerse de los finales felices.


Quien dijo verla en ese pueblo donde la gente tiene el mal hábito de decir “Dicen que ...”, miente, miente, miente.

Jamás se supo nada.

Pero pasó el tiempo. Mucho tiempo. Demasiado.
La casa permanece en su sitio. Tiene el aspecto de una casona por cuyos cimientos sube, lo mismo que la hiedra, la lepra de la humedad.
Hace pocos días, se vino abajo un eucalipto, que saneaba una zona pantanosa, desmoronándose sobre su enclenque tejado.
Buscaban a un médico para salvar la vida de Zoilo; tenía la cabeza rota; un gajo del árbol cayó sobre él.

Paré la sangre del accidentado. Los asesinos, mientras me observaban pasar una mixtura de desinfectante y cicatrizante sobre su cráneo y cubrir con un esparadrapo la herida, parecían sofocados por el paso tan cuidadoso, tan lento, tan solícito, de mi auxilio.
No veían la hora de que me marchara del sitio. A los desconocidos se desprecia, aun cuando vengan a ofrecer sus mejores servicios y atenciones.

Creí ver a una mujer. Estaba de espaldas. Habría dado mi existencia porque aquella figura volviera el rostro hacia mí. Distinguiría el rostro de Rosa, a pesar de los años que ya han pasado desde su desaparición.

Pero aquella mujer, de ser quien creía que era, no se mostraría a un intruso.
Pertenecía a la fila peligrosa de quienes son tachados después de haberse perdido su paradero.

Cuando regresé me invadió la tristeza.
Ahora se me hace hábito echar una mirada, cada atardecer, al sitio. Cierto es que la morada ya no es la misma. Y que los asesinos han envejecido, como yo, como la gente del lugar.

No hay mayor dicha en los últimos días de mi existencia, que ver caer el sol sobre la copa de sus árboles donde asoman las flores rojas y blancas, al clarear el día.
Y sentir el crepúsculo vagar entre sus plantas gramíneas.

Hasta el ladrido de sus perros inquieta alegremente mi corazón.

Una señal de vida de la casa prohibida me recuerda, diariamente, que sigo vivo.

Publicado por V @ 8:12  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 08 de julio de 2010

Resumen de la editorial: "Despu?s de ser ?marcada?, la joven Zoey se une a La Casa de la Noche, una escuela donde se entrenar? para convertirse en un vampiro adulto. Eso, si consigue superar el Cambio; y no todos los marcados lo logran. Es un rollo comenzar una nueva vida, en especial lejos de sus amigos. Adem?s Zoey no es la t?pica iniciada. La diosa vampira Nyx la ha elegido como alguien especial. Pero no es la ?nica iniciada de La Casa de la Noche con poderes especiales. Cuando descubre que la l?der de las Hermanas Oscuras, el grupo de ?lite de la escuela, abusa de los dones concedidos por la diosa, Zoey debe buscar en su interior el valor para abrazar su destino... Con algo de ayuda de sus nuevos amigos vampiros. Marcada es una novela de romance paranormal y fant?stico."

A pesar de que hab?a le?do buenas cr?ticas sobre esta saga, ya os digo que a mi no me ha gustado demasiado... O mejor dicho, la historia est? bien pero los detalles fallan.

La historia est? a medio camino entre Harry Potter y Crep?sculo. Zoey, una chica a la que le aterra pensar que es diferente a sus amigos (o mejor dicho, que sus amigos piensen que es rara) y con una familia en la que no encaja (claro, que tampoco hay que reproch?rselo, porque vaya tela con la familia...) de pronto es marcada como vampiro y debe cambiar de vida. En este libro nadie se convierte en vampiro por un mordisco, sino porque alguien llega a tu instituto por la ma?ana, te se?ala y a voz en grito en el pasillo te dice algo como "?felicidades, acabas de convertirte en vampiro!", pero m?s t?trico. Y de paso, te deja un dibujo en medio de la frente, al estilo de la cicatriz de Harry Potter pero m?s cool: una media luna de color zafiro (o sea, azul). Y esa marca significa que o te vas a vivir a La casa de la noche (internado tambi?n muy cool, aqu? todo es muy cool) casi inmediatamente, o para mayor dramatismo, mueres. La finalidad del colegio es aprender a ser vampiro, sus rituales, sociolog?a y pasar el tiempo hasta que se hace el cambio definitivo a vampiro. O no, que no todos hacen el cambio, algunos mueren antes...

Para Zoey todo ?sto es estupendo, ya hemos dicho que en casa no le va muy bien, y aunque sus padres se oponen de plano porque es una verg?enza para ellos y toda la culpa de lo que ha pasado seg?n dicen es de ella, y es m?s, llegan a encerrarla a su habitaci?n y convocar una reuni?n de los altos mandos de la comunidad religiosa local para tratar esta ignominia... tranquilos, que no pasa nada. Ella se escapa por la ventana, se va a la casa y ya est?. Ni van a buscarla ni ocurre nada m?s...

Por el camino pasa a visitar a su abuela, la m?s normal de la familia. Es india, aqu? no hay lobos pero s? esp?ritus. A Zoey la visitan sus antepasados, que la ponen en contacto con Nyx, la diosa vampiro, que modifica su marca por la que tienen los vampiros tras el cambio. Por supuesto es la ?nica en el colegio que tiene esta marca, salvo los profesores. Si no quieres taza, taza y media...

Gracias a esta marca la Sacerdotisa de la casa, guap?sima, encantadora, perfecta en todos los sentidos, decide ser su tutora y la anima a participar en el grupo de Hijas de la noche, que hacen rituales a la diosa y son m?s o menos el grupo de las guays del colegio.

Todo ?sto que os estoy contando pasa en las primeras cincuenta p?ginas, no vay?is a pensar que os estoy contando medio libro, que no... As? que sigo, que llegamos a conocer al resto de personajes.

Y ahora que entra en juego el grupo de Hijas de la noche hay dos personajes importantes que Zoey va a conocer: la l?der del grupo, rubia, guapa, con carisma, vamos, como una cheerleader pero que en vez de pompones tiene rituales, y que como colof?n, se llama Afrodita, y su novio, Erik Night, megaguapo (con este libro no puedo utilizar t?rminos menos cool, pero tranquilos, que no usar? chupiguay), con carisma y que arrasa en los torneos de teatro. Es decir, la versi?n m?s intelectual de un quarterback.

?Y c?mo los conoce? Zoey se los encuentra en un blow job (a partir de las doce de la noche el t?rmino cambia...) en el pasillo. Eso s?, desde el primer momento y aunque Erik est? ocupado, ya se nota que se fija en Zoey y que va a haber tema. Es como las pel?culas de suspense de s?bado a las 16:00 en televisi?n, que con diez minutos de pel?cula ya sabes qui?n ser? el malo, qui?n se llevar? a la chica y qui?n ser? el amigo muerto... Pues aqu?, lo mismo...

M?s personajes, los amigos de Zoey. Obviamente no se puede dejar sola a nuestra protagonista, con lo que la agobia a la pobre estar sola y ser diferente... No hay problema, porque enseguida se har? ?ntima de un grupo. Cuando digo enseguida me refiero a minutos. M?s quisieran los de Hombres, mujeres y viceversa tener este tipo de flechazo instant?neo...

Damien, el chico gay. Acabo de darme cuenta de lo pol?ticamente correcto que es este libro en cuanto a sus personajes... Bien, no es el t?pico amigo gay de todas las novelas rom?nticas. Damien no es divertido ni tiene un sentido ir?nico de ver la vida, sino que se dedica a corregir a sus amigos en la forma de hablar y utilizar palabras que solo ?l y qui?n puso la primera piedra de la RAE deben conocer.

Las gemelas, que no son gemelas. Es m?s, una es blanca y la otra mulata, son de ciudades diferentes, no han nacido en el mismo d?a ni son familia, pero en el momento que se conocieron se dieron cuenta de que eran almas gemelas. Y hacen esas cosas t?picas de los dibujos animados como que una complete la frase de la otra, o digan cosas a la vez... Nunca lo he visto en directo, ?alguien s??

Y Stevie Rae, la chica de Oklahoma que viste como un vaquero (tiene una lamparilla en forma de bota de vaquero en su habitaci?n) y que parece que no ha salido de su granja nunca.

Ya veis, un grupo muy variado.

M?s cosas, ya en general en el libro.

Creo que las Cast intentan crear todo un mundo alrededor de los vampiros, y lo digo por las marcas, los rituales, los "poderes especiales" de los vampiros, la diosa... Bien publicitado podr?a dar lugar a un fandom importante (no he comprobado si ya existe, la verdad).

Pero a ver... es una sociedad matriarcal, las mujeres son las importantes y los hombres est?n de adorno. ?Por qu? entonces los protectores son hombres? ?No aprendieron nada de las amazonas?
?
Y otra cuesti?n es el sexo. Cuando comenc? a leer el libro me dije "hombre! este no es como Crep?sculo". Craso error, s?, lo es. O no, seg?n qu? cap?tulo leas. Porque hay dos tendencias muy claras en el libro y que no pegan mucho: libertad sexual y el sexo es malo. Ni tanto ni tan calvo, ?no os parece?

As? que sobre este tema tenemos una protagonista que no es muy coherente. A lo largo del libro la protagonista nos soltar? un par de parrafadas (que no mon?logos) sobre lo guarra que eres si te acuestas con tu novio cuando "solo" llevas con ?l un a?o de besos castos. Ojo, que tampoco quiero poner con ?sto una fecha l?mite, cada uno a su ritmo, sean dos meses o dieciseis a?os... pero digo yo... ?hac?a falta el rollo moralista? ?por qu? caer en ese tipo de moral "si haces lo que yo pienso eres genial, si no eres el demonio"? ?D?nde queda lo de respetar a los dem?s? y si adem?s llegais al tercer libro pensar?is ?pero ?sto qu? es????? ?y todo el rollo moral del primer libro????? A la protagonista se le van las convicciones por el retrete cuando le dicen un par de poes?as al o?do. Triste, pero bueno, todos hemos hecho tonter?as... Pero como esto es un libro y no os estoy relatando la historia rom?ntica de mi vecina del quinto, pues la verdad, me cabrea.

Otra rollo moral: fumar porros es malo. Y como no he fumado en mi vida y que me presionaran para hacerlo no sirvi? nunca para motivarme os dir?: no fum?is, es malo. Pero el modo de decir ?sto mismo en el libro es tan cargante que en realidad te dan ganas de liarte la piel de una manzana, fum?rtela y decirle al libro (o a los dragones rosas que sobrevuelen tu sal?n, lo que sea) "?y ahora qu?, eh?". A veces se pone tanto ?nfasis en decir que algo es malo que lo ?nico que hace es animar a la gente a hacerlo...

Con lo que os estoy contando imagino que pens?is que Zoey es un poco mojigata... Bueno, pues depende, porque para hablar mal y soltar tacos es ?nica... He tenido entre mis manos una copia en ingl?s y una copia en espa?ol no de Espa?a, y ahora conozco una cantidad curiosa de formas de decir "mierda". Tampoco habr?a pasado nada si no fuera tan educativo, que con tanto t?rmino no se consigue la imagen de una Zoey m?s moderna o m?s guay, solo m?s basta.

Por lo dem?s, y volviendo al principio, es un Harry Potter en chica y en vampiro. Tendr? que enfrentarse a los malos y superar las dificultades gracias a sus nuevos poderes. Y la nueva forma de presentar a los vampiros es muy original y el libro es f?cil de leer. Pero ten?is que saltaros estos detalles que os he contado... La saga tiene ocho libros, yo he llegado al tercero a ver si la cosa mejoraba y porque ya los ten?a en el ereader, pero ah? me voy a quedar...

En fin, no os digo que si a pesar de lo que os cuento lo quer?is leer os lo descargu?is pero s? que no es ?tico hacer pagar por ?sto los m?s de 16-18 euros que cuesta cada libro (48-50 si quer?is comprar los tres juntos en una cajita de cart?n... que digo yo, qu? caro est? el cart?n... y aparte ?qu? haces con el resto de libros de la saga? ?para qu? querr?a alguien tener tres libros en una caja de cart?n abierta, ni siquiera deber?a llamarlo caja, y los otros 4-5 libros a su lado sin nada?)


Publicado por V @ 8:30  | Rese?as de libros
Comentarios (5)  | Enviar

Si lo deseas, puedes descargar las primeras p?ginas del libro rese?ado hoy: Marcada - La casa de la noche. Haz clic sobre el icono que te interese (o pulsa el bot?n derecho de tu rat?n y selecciona Guardar enlace como)

?


Publicado por V @ 8:29  | Comienza a leer
Comentarios (0)  | Enviar

Ya que hoy la rese?a va de vampiros y que estamos saturados rodeados de escenas de Eclipse y me han pasado ?sto hace poco al mail, os lo pongo, a ver qu? os toca. A mi ir?nicamente me dice que va a venir Buffy una noche por mi casa. La verdad, siempre prefer? a Willow...

?

Test ?Vampiro, lic?ntropo o un simple humano?


1- ?Cu?l es tu color preferido?

a)?? rojo sangre.
b)?? negro noche.
c)?? ?y a ti que te importa?

2- ?Qu? prefieres el fr?o o el calor?

a)??? el fr?o
b)??? el calor
c)???? ni uno ni lo otro, yo prefiero estar en un sitio que este templadito.

3- Oyes gritos de socorro provenientes de un edificio en llamas, ?Qu? har?as?

a)? Llamar?a a los bomberos y me mantendr?a a una distancia prudente de las llamas.
b)?? Como los bomberos tardar?an en llegar me adentrar?a en el edificio con el fin de ayudar a la portadora de la voz.
c)??? Me quedar?a mirando a las llamas, embobado, sin hacer absolutamente nada.

4-? En un libro ?Qu? papel desempe?ar?as?

a)?? El malo inmortal que est? obsesionado con la sangre y la dominaci?n del mundo.
b)? El pobre h?roe que sufre una terrible maldici?n que le obliga a hacer atrocidades.
c)???? Ser?a el h?roe al estilo Hancock, claro est?.

5-? ?Qu? haces en tus tiempos libres?

a)??? Me dedico a leer libros y escuchar m?sica.
b)??? Voy a la calle a hacer ejercicio o a estar con los amigos.
c)??? Me vicio a la consola, solo me falta un nivel para pasar Final Fantasy.

6-? Desde hace unos a?os te gusta una chica o chico de tu misma clase, la cosa es que ese amor te corresponde ?T? qu? har?as para asegurar su amor?

a)? Le escribir?a cientos de poes?as declarando mi amor incondicional hacia el ella/?l, as? conseguir?a enamorarla con mi lado sensible. ?A que soy un encanto?
b)? Le ofrecer?a una entrada para el concierto del canto del loco con la ?nica condici?n de ir acompa?ado de m? as? matar?a a dos p?jaros de un tiro, ?l/ella ir?a conmigo y ver?a el concierto.
c)?? No soy el tipo de personas que se andan por las ramas,? mi t?ctica ser?a preguntarle si quer?a salir conmigo, y que salga lo que dios quiera.

7-??? Hace un par de meses participaste en un concurso literario, que lo diste por perdido. Pero hoy ha llegado una carta en la que dice que eres el ganador del concurso literario. El premio que has ganado consiste en un viaje de una semana con todos los gastos pagados al lugar que quieras, pero ?a d?nde iras?

a)??? Probablemente ir?a a Transylvania a conocer? el castillo del grandioso conde Dr?cula.
b)???? Preparar?a la maleta a todo correr y coger?a el primer avi?n a Miami beach para estar todo el d?a surfeando y tomando el sol en la playa.
c)??? Me marchar?a a Nueva York para andar por la calle de las estrellas de Hollywood e ir a Las Vegas para jugar en el casino.

?

Mayor?a a: Vampiro. No te extra?es si un d?a de estos aparece Buffy caza vampiros? en tu casa con la intenci?n de convertirte en polvo.
Mayor?a b: Lic?ntropo. ?Pero aparta tu morro del la comida para chuchos! Ahora entiendo por que apareces siempre en la casa con la camiseta hecho una mierda.
Mayor?a c: Humano. Lo m?s probable es que seas humano hasta la m?dula.


Publicado por V @ 8:27  | De todo un poco
Comentarios (5)  | Enviar
Mi?rcoles, 07 de julio de 2010

De paseo por algunos blogs tecnol?gicos me he enterado de una noticia que algunos esper?bais con ganas: llegan los ereaders con color.

Qualcomm est? trabajando, seg?n leo, con pantallas con tecnolog?a similar a la tinta electr?nica, IMOD. Son pantallas reflectivas sin retroiluminaci?n, es decir, reflejan la luz ambiente de modo que aparecen los colores en la pantalla, pero lo hacen sin que se produzcan reflejos.

El prototipo que han mostrado tiene una pantalla de 5.7 pulgadas, es capaz de reproducir v?deo (a baja velocidad, est? en v?as de mejora) y tiene un consumo de bater?a mucho menor que las pantallas OLED (que por ejemplo utilizar?a el ereader enrollable eRoll) o IPS (como la del iPad)

Si el color ha sido muy demandado especialmente por los lectores de comics y de revistas, la posibilidad de ver v?deo tambi?n llegar?a en un buen momento, ya que se empiezan a lanzar al mercado libros enriquecidos con v?deo y audio, enfocados principalmente al iPhone y el iPad.

Todav?a no hay fecha concreta pero parece ser que podemos esperar la puesta a la venta para finales de este a?o. Citando a Xataka: "a finales de 2010 tienen previsto empezar a comercializarlo en dispositvos PDA y e-Readers para m?s tarde, el a?o siguiente o de cara m?s hacia 2012, hacer el paso hacia los smartphones , smartbooks y reproductores de v?deo de bolsillo."

Para que os hag?is una idea de c?mo puede ser os dejo un v?deo del prototipo de hace unos meses



Si quer?is leer los datos t?cnicos o ver m?s im?genes, pod?is hacerlo en el post de Xataka o en la propia web de Qualcomm (en ingl?s).

De paseo por algunos blogs tecnol?gicos me he enterado de una noticia que algunos esper?bais con ganas: llegan los ereaders con color.

Qualcomm est? trabajando, seg?n leo, con pantallas con tecnolog?a similar a la tinta electr?nica, IMOD. Son pantallas reflectivas sin retroiluminaci?n, es decir, reflejan la luz ambiente de modo que aparecen los colores en la pantalla, pero lo hacen sin que se produzcan reflejos.

El prototipo que han mostrado tiene una pantalla de 5.7 pulgadas, es capaz de reproducir v?deo (a baja velocidad, est? en v?as de mejora) y tiene un consumo de bater?a mucho menor que las pantallas OLED (que por ejemplo utilizar?a el ereader enrollable eRoll http://geeksroom.com/2010/05/29/eroll-un-concept-de-ebook/) o IPS (como la del iPad)

Si el color ha sido muy demandado especialmente por los lectores de comics y de revistas, la posibilidad de ver v?deo tambi?n llegar?a en un buen momento, ya que se empiezan a lanzar al mercado libros enriquecidos con v?deo y audio, enfocados principalmente al iPhone y el iPad. http://beat.ediciona.com/2010/07/amazon-libros-kindle-enriquecidos-con-video-y-audio-iphone-ipad/

Todav?a no hay fecha concreta pero parece ser que podemos esperar la puesta a la venta para finales de este a?o. Citando a Xataka: "a finales de 2010 tienen previsto empezar a comercializarlo en dispositvos PDA y e-Readers para m?s tarde, el a?o siguiente o de cara m?s hacia 2012, hacer el paso hacia los smartphones , smartbooks y reproductores de v?deo de bolsillo."

Para que os hag?is una idea de c?mo puede ser os dejo un video del prototipo de hace unos meses

<object width="640" height="385"><param name="movie" value="http://www.youtube.com/v/jmpBgaPGYKQ&color1=0xb1b1b1&color2=0xcfcfcf&hl=en_US&feature=player_embedded&fs=1"></param><param name="allowFullScreen" value="true"></param><param name="allowScriptAccess" value="always"></param><embed src="http://www.youtube.com/v/jmpBgaPGYKQ&color1=0xb1b1b1&color2=0xcfcfcf&hl=en_US&feature=player_embedded&fs=1" type="application/x-shockwave-flash" allowfullscreen="true" allowScriptAccess="always" width="640" height="385"></embed></object>

Si quer?is leer los datos t?cnicos o ver m?s im?genes, pod?is hacerlo en el post de Xataka http://www.xataka.com/eventos/tecnologia-mirasol-la-apuesta-de-qualcomm-por-el-e-reader-en-color-uplinq-2010 o en la propia web de Qualcomm (en ingl?s) http://www.qualcomm.es/products_services/consumer_electronics/displays/mirasol/.


Publicado por V @ 8:15  | Herramientas y gadgets
Comentarios (1)  | Enviar

?

(Visto en Icanhasinternets)


Publicado por V @ 8:13  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 06 de julio de 2010

Mi alma incompleta te a?ora,
pero ha decidido cambiar
el sayo de penitente
por un traje de fiesta.
Dejar de auto flagelarse
de caminar descalza.
Besa su lado roto
con ternura y paciencia.
Ahora sabe porqu? siempre
ser? anhelo en b?squeda:
Le faltas para sentirse entera.

Pero t? eres aire.


Publicado por V @ 8:32  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 05 de julio de 2010

Seg?n leo en Aemes, la Universidad Polit?cnica de Madrid ha llegado a un acuerdo con Luarna Ediciones y Star TIC Innovaci?n para impulsar el uso de los libros electr?nicos entre los estudiantes. Gracias a este acuerdo los alumnos podr?n solicitar el pr?stamo de un ereader booq durante dos semanas, con acceso a m?s de mil t?tulos de literatura cl?sica.

El acuerdo se enmarca dentro del proyecto ?Nos?lot?cnica?, una iniciativa de la Biblioteca Universitaria de la UPM y de la Fundaci?n General UPM para el fomento de la lectura.

Seg?n informa Antonio Quir?s, Consejero Delegado de Luarna Ediciones, el proyecto est? teniendo gran ?xito y ya cuenta con una larga lista de espera para que los alumnos puedan probar el acceso a la literatura en un lector digital.

Booq no es el ?nico ereader que distribuye Luarna. Tambi?n son los encargados de la distribuci?n, entre otros, del Iriver Story, que adem?s de las funciones propias de un lector incorpora grabadora de sonidos y soporta archivos de office (doc, ppt, xls) o del reci?n llegado booq Avant, el primer lector con Wifi y pantalla t?ctil capacitiva (AUO + SiPix), que provoca menos reflejos que las pantallas t?ctiles conocidas.

En cualquier caso, sea gracias a un dispositivo u otro, esta iniciativa es un primer paso hacia la digitalizaci?n de las aulas, aunque algunos editores califican la implantaci?n del libro de texto digital de "imposible y una tonter?a".


Publicado por V @ 8:15  | Actualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 02 de julio de 2010
En cuanto acaba el libro y lo cierra ya lo ha olvidado por completo. De modo que observa un instante la cubierta, con curiosidad, y acto seguido busca la primera p?gina y empieza a leerlo.

(Este microrrelato se escribi? para un im?n de nevera)

Publicado por V @ 8:08  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (0)  | Enviar

Un v?deo divertido para este viernes

?


Publicado por V @ 8:05  | M?sica
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 01 de julio de 2010

Resumen de la editorial: "Enero de 1946: Londres emerge de las sombras de la segunda guerra mundial. La escritora Juliet Ashton encuentra la carta de un desconocido, un nativo de la isla de Guernsey, a cuyas manos ha llegado un libro de Charles Lamb que perteneci? a Juliet. A medida que Juliet y el desconocido intercambian cartas, ella se queda atrapada en el mundo de este hombre y sus amigos, que resulta ser un mundo maravillosamente exc?ntrico."


Leer este libro ha sido para mi muy especial. No hab?a o?do hablar de ?l hasta hace poco, en el que las compa?eras de un foro que visito habitualmente lo propusieron para el club de lectura mensual. Reconozco que me llam? la atenci?n por el t?tulo, pero digamos en mi favor que ?a qui?n no le llamar?a la atenci?n un t?tulo tan largo y curioso? Imposible olvidarlo una vez que se escucha... Y si veis la portada, tan llamativa, menos a?n.

Una vez que lo tuve entre mis manos a?n me sorprendi? un poco m?s: es una novela epistolar. Nunca hab?a le?do ninguna, no me interesaban demasiado, pero este libro ha sido un grato descubrimiento.

La novela comienza en la figura de Juliet, escritora que se hizo famosa como columnista en The Spectator y que se encuentra en plena gira de promoci?n por el Reino Unido. A su lado se encuentran su mejor amiga y su editor, que mantienen con ella una estrecha amistad y que le dan ?nimos y consejos a trav?s de sus cartas, dotadas de un cierto humor y de un toque de cordialidad que solo se consigue con las personas que de verdad conocen el interior de uno (normalmente, mejor que uno mismo).

En esos d?as surge un nuevo destinatario para sus cartas. Dawsy Adams, granjero criador de cerdos de la isla de Guernsey le escribe de uno de sus libros, pero no uno escrito por Juliet, sino uno que perteneci? a Juliet.

La historia transcurre en 1946, unos meses despu?s de finalizar la segunda guerra mundial. En esa ?poca Londres estaba destruida en buena parte debido a los bombardeos, el ?nimo general era triste, los habitantes lloraban a sus familiares desaparecidos o muertos y Juliet hab?a tenido que vender algunos libros para poder subsistir.

Uno de ellos le llega a Dawsy, que lo lee en su grupo literario, formado por otros granjeros de la isla que dejan sus quehaceres diarios para dedicar unas horas a un buen libro.

Estos detalles consiguen ganarse la simpat?a y la curiosidad de Juliet, que a partir de entonces mantendr? correspondencia con todo el grupo. Los ganaderos le ir?n contando su d?a a d?a, sus preocupaciones, sus actividades, y se establecer? una relaci?n muy especial entre todos ellos.?? ?

Como veis el libro relata una historia original en un tiempo ya tratado en multitud de novelas. Es fresco, imaginativo, lleno de detalles divertidos y situaciones peculiares.

Y los personajes tienen mucha presencia, al ser sus propias cartas las que hacen que la trama se desarrolle. Imposible no fijarse en Isola o Kit, o en ese grupo que sobrevive a la guerra agarr?ndose a las p?ginas de un libro. Y aunque en algunos casos la aparici?n es fugaz, ninguno pasa desapercibido.

Si nunca hab?is le?do una novela epistolar, o si est?is cansados de leer siempre lo mismo, tal vez este sea el libro que est?bais esperando. Para mi s? lo ha sido.


Publicado por V @ 8:35  | Rese?as de libros
Comentarios (0)  | Enviar

Si lo deseas, puedes descargar las primeras p?ginas del libro rese?ado hoy: La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey. Haz clic sobre el icono que te interese (o pulsa el bot?n derecho de tu rat?n y selecciona Guardar enlace como)

?


Publicado por V @ 8:32  | Comienza a leer
Comentarios (0)  | Enviar