Jueves, 31 de diciembre de 2009

 


Publicado por V @ 23:59  | De todo un poco
Comentarios (0)  | Enviar
Resumen de la editorial: "Los tuareg constituyen un pueblo altivo cuyo código moral difiere del de los árabes. Auténticos hijos del desierto, los tuareg no tienen rival en cuanto a sobrevivir en las condiciones más adversas. El noble inmouchar Gacel Sayah, protagonista de esta novela, es amo absoluto de una infinita extensión de desierto. Cierto día llegan al campamento dos fugitivos procedentes del norte, y el inmouchar, fiel a las multiseculares y sagradas leyes de la hospitalidad, los acoge. Sin embargo, Gacel ignora que esas mismas leyes le arrastrarán a una aventura mortal... Una apasionante epopeya que es a la vez un canto a uno de los pueblos más singulares del mundo."

Hoy voy a hablar de un gran libro escrito hace unos cuantos años es de mi lista de imprescindibles.

La historia, como bien indica su título, tiene como protagonista un imuhagh, un hombre del desierto.

Gacel Sayah, uno de los últimos tuaregs (o targuí), vive tranquilamente con su familia, sin saber qué pasa más allá de las arenas, sin preocupaciones, sin prisas y por ello, libre.

Un día llegan a su hogar dos hombres moribundos, a los que acoge siguiendo sus tradiciones. Para un tuareg es sagrada la protección de sus invitados, sean quienes sean y sin importar su pasado. Días después los soldados que perseguían a estos hombres también encuentran sus tiendas. En vez de respetar las leyes del desierto matan allí mismo a uno de los huéspedes y se llevan al otro.

Siguiendo sus costumbres, el tuareg decide vengar la afrenta y recuperar su honor. Comienza de este modo una aventura que le llevará más allá del desierto, donde se enfrentará a un sistema que no comprende y que tampoco le comprende a él.

Lo que hace que este libro sea completamente imprescindible es que no solo cuenta una aventura emocionante de principio a fin, sino que nos habla de un pueblo que aunque cercano no es muy conocido, y de su forma de pensar.

La historia es una reflexión sobre la importancia de los valores, el sentido del deber y la tradición. Y la hacemos de la mano del tuareg, que ve el mundo con ojos muy distintos a los nuestros, partiendo de su sentido de la libertad, que no es vivir apiñados en la ciudad y cumpliendo las órdenes que impongan otros. Y frente al protagonista y su código de conducta se encuentra la civilización, con su código moral variable y su rigidez frente a lo que no comprende. En realidad es una llamada de atención para que abramos los ojos a lo que realmente importa.

La ambientación, la descripción de los lugares en los que las escenas se suceden incitan a viajar, a recorrer las arenas ardientes y encontrar la paz de las dunas.

La personalidad del protagonista es impresionante, dispuesto a sacrificar todo por defender lo que considera correcto, aferrándose a costumbres mantenidas durantes cientos de años por sus antepasados, y pese a que sería mucho más cómodo y seguro abandonar la búsqueda y volver con su familia. A pesar de ir comprendiendo que cada vez hay menos espacio para sus tradiciones decide mantenerse firme hasta el último momento.

Ese último momento, por cierto, es emocionante, impactante y sorprendente. Con toda seguridad os dejará con los ojos abiertos como platos. Es de los pocos libros en los que el final es igual de bueno o mejor aún que la trama. Mantiene la tensión en todo momento, que va aumentando hasta un final que encaja a la perfección con la historia pero que en realidad, no se espera.

Del resto de personajes merece la pena hablar de Laila, la esposa de Gacel, digna esposa de un tuareg a la que la historia reserva momentos realmente difíciles. Aunque la historia termina en este libro, existe una segunda parte (Los ojos del tuareg) en la que Laila aparece, y en la que se verá una evolución muy clara a partir de las situaciones que vive en esta novela.

El resto de personajes que se suceden en la historia, el gobernante de la región, el huésped de Gacel, los militares, no son tan impresionantes como el matrimonio Sayah, aunque sí se mantienen coherentes con su papel a lo largo de todo el libro.

Como ya habréis imaginado, es una novela que considero de obligada lectura, para cualquier edad. Yo la leí por primera vez cuando aún estaba en el colegio y al volver a leerla años después encontré muchos detalles que no había descubierto en la primera lectura.

Si quieres descargar el libro en este caso te recomiendo hacerlo desde aquí: http://www.bubok.com/libros/201/tuareg

Si el libro te ha parecido interesante, también puede parecértelo: 
El médico (Noah Gordon)
León Bocanegra (Alberto Vázquez-Figueroa)




Publicado por V @ 8:33  | Rese?as de libros
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 30 de diciembre de 2009
En este caso os hablaré de la web de trabajos de Moisés Cabello Alemán. Este joven autor tinerfeño ha escrito tres novelas de fantasía y ciencia ficción, la Serie Multiverso compuesta por Armantia, Gemini y la recién presentada Olimpo, y algunos relatos cortos.

La Serie Multiverso es una trilogía de historias para lectores de todas las edades. En palabras del autor, esta serie "explora a través de tres libros el frágil equilibrio entre el instinto humano de sobrevivir y su tendencia, por el contrario, a la autodestrucción." Si os gustan las novelas al estilo de Timeline de Michael Crichton, esta trilogía os apasionará.

Armantia, el primer libro, es una novela de fantasía que os enganchará desde la primera página y que terminaréis en apenas unos días. Su protagonista es Marla, empleada de una multinacional con una tecnología exclusiva que permite el viaje a múltiples universos similares al nuestro pero en diferente época, introduciendo cambios que le permitan modificar nuestro futuro. El creador de dicha tecnología deserta con siniestras intenciones, y será Marla la encargada de traerlo de vuelta. Pero no le será sencillo, su salto es saboteado y aparece en universo totalmente inesperado.

Con la publicación de su segunda novela, Moisés realiza un giro hacia la ciencia ficción en una historia con un ritmo menos trepidante pero igual de adictiva. Olimpo revela secretos de algunas de las tramas de Armantia y Gemini y profundiza en los personajes.

Podéis descargar sus novelas directamente desde su web. Todas ellas tienen licencia Creative Commons y el autor permite su descarga gratuita en formato PDF y EPUB. También podéis acceder a la web de lectura en linea (en Facebook) para leerlos sin descargas. O si os gusta más la lectura en papel, por apenas 10 euros podéis comprar sus libros en Bubok, lo que no solo reportará unos ingresos al autor sino que es un gran apoyo a este tipo de iniciativas.

Publicado por V @ 8:35  | Webs interesantes
Comentarios (0)  | Enviar
Publicado por V @ 8:33  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 29 de diciembre de 2009
Recuerda.
(Christina Georgina Rossetti)

Recuérdame cuando haya marchado
Lejos en la Tierra Silenciosa;
Cuando mi mano ya no puedas sostener,
Ni yo dudando en partir, queriendo permanecer.
Recuérdame cuando se acabe lo cotidiano,
Donde revelabas nuestro futuro pensado:
Sólo recuérdame, bien lo sabes,
Cuando sea tarde para plegarias o consuelos.
Y aunque debas olvidarme por un momento
Para luego evocarme, no lo lamentes:
Pues la oscuridad y la pena dejan
Un vestigio de los pensamientos que tuve:
Es mejor el olvido en tu sonrisa
Que la tristeza ahogada en tu recuerdo.

Publicado por V @ 8:45  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 28 de diciembre de 2009
La llegada de las fiestas parece haber acelerado las presentaciones de nuevos ereaders y los avances de los dispositivos. Os resumo algunas de las noticias que han salido a la luz estos días.

Los poseedores de un Nook habrán notado que se ha producido la primera actualización del software que trae de serie el dispositivo. La empresa está intentando paliar con estas modificaciones algunas dificultades y carencias que presentaba el dispositivo. De este modo mejora la velocidad en general, y en concreto el refresco al pasar las páginas, y se han añadido elementos de usabilidad como la carga de la batería y la calidad de la señal wifi. El resto de información sobre esta actualización se puede leer directamente en la web de B&N.

Otra modificación de un dispositivo ya comercializado afecta al ereader de Sony, que ha llegado a un acuerdo para que se pueda leer en él los periódicos The Wall Street Journal o The New York Post, por ejemplo. Hasta el momento era una exclusiva del Kindle. Tal y como recogen en Noticias2D, esta no será la única mejora, puesto que en un futuro próximo se anunciará una nueva versión con con mayor calidad de la pantalla y  cambios en el procesador.

No es la única competencia que le ha surgido en este campo al Kindle. Tal y como indica Luarna, cinco de las principales editoriales de diarios y revistas americanos se han unido para desarrollar nuevas formas de publicar digitalmente sus obras, en varios dispositivos. Estas editoriales fomentarán la parte visual y distintiva de cada publicación e incorporarán posiblemente videos, juegos y redes sociales. Como muestra de lo que nos depara el futuro, en Zonaebook han recogido un video sobre el futuro de las revistas electrónicas. La lectura es radicalmente distinta a la actual en este tipo de dispositivos.



También es interesante mencionar que en Zonaebook han creado una tabla comparativa de dispositivos, muy completa, y que os ayudará a decidir cual comprar si todavía no lo tenéis claro.

La tabla recoge los dispositivos actuales, aunque también hay que tener en cuenta los prototipos presentados que llegarán en los próximos meses. Uno de los más interesantes es el Entourage Edge. Aunque pierde en ligereza y portabilidad, es sin duda el más completo, al menos lo que recoge el video de presentación. Permite trabajar con texto como su estuviéramos usando el editor de un pc, exportarlo, navegar... Una demostración de lo que permite la tenéis en la propia web (http://www.entourageedge.com/ debéis hacer clic en Try it!). Tiene muchas posibilidades en el campo de la educación, aunque su precio no es nada popular. Saldrá a principios de 2010 en EEUU por 490 dólares (unos 350 euros).



Ah, y lo olvidaba. Para los amantes del libro tradicional Amazon y Ambipur se han unido para crear un ambientador con el olor a papel y tinta características de las librerías. A pesar de tener entre manos un libro digital, casi podremos sentir que lo que tenemos es un libro de los de siempre. ¿O quizá solo sea una broma? Que cada uno decida las posibilidades que tiene este invento...

 

Publicado por V @ 8:17  | Herramientas y gadgets
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 25 de diciembre de 2009
En esta vida no todo va a ser leer... Cuéntame algo!
(Kriek)


La voz llegó lejana, como si hubiera tenido que atravesar todo el mundo antes de entrarle por los oídos, o como si llegara desde el otro lado de una montaña, o desde el otro lado de la mesa.

Como la pregunta no se volvió a repetir, el lector creyó que la había soñado, y pasó página (crujido de hoja seca en los oídos, aroma de papel viejo en la nariz), otra página más.

Y había pasado diez páginas cuando captó el eco:

... cuéntame algo!

Confirmando que la voz llegaba desde el otro lado de la montaña; se había traído hasta su propio eco.

Ya más tranquilo, volvió a pasar página.

Pero esta página, al pasar, provocó un alud, y el lector vió cómo delante de él se derrumbaba un bulto en el contraluz de la ventana, un bulto cuya forma le resultaba familiar pero que no podía identificar en sus recuerdos, porque estaba demasiado ocupado tejiendo con sus ojos las palabras de tinta del libro.

No importa, no hace falta que me cuentes nada.


Y el lector pensó que ahora que no había bulto contra la ventana podría leer mejor.

Nunca más.

En realidad la voz llegaba desde el otro lado del libro entre sus manos.

Pero el sonido del portazo que dió su mujer al abandonarle, llegaba ya desde el otro lado del mundo.

Por fin solos, cariño... - dijeron a una las dos mil voces de los diablos escondidos en los libros que invadían la casa - por fin solos.

Y el eco de esas voces, hambriento y de dientes afilados, sonó desde el libro entre sus manos.

Lo peor de todo - pensaba el lector mientras moría devorado vivo por los demonios de sus propios libros- es que no me ha dado tiempo de llegar a enterarme que pasaba al final...

Publicado por V @ 8:37  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (4)  | Enviar
Jueves, 24 de diciembre de 2009

 

La Navidad no es un momento ni una estación, sino un estado de la mente.
(Calvin Coolidge)


Desde aquí, mis mejores deseos para todos los que tienen la navidad en sus mentes, para los que se reúnen con sus familias y amigos y comen turrón y llevan las últimas semanas disfrutando de las luces de fiesta de las calles. Y para los que no, deseos aún más cariñosos.

Publicado por V @ 22:00  | De todo un poco
Comentarios (0)  | Enviar
Hace meses un brutal suceso cambió la vida de Reece Gilmore y la sumió en el miedo. Desde entonces, ha estado viajando por el país sin rumbo fijo, incapaz de echar raíces en ningún sitio. Hasta que una avería en el coche la obliga a detenerse en un pequeño pueblo de Wyoming, Angel’s Fist.

Reece se establece en el pueblo e incluso encuentra un trabajo. Poco a poco, empieza a recomponer los pedazos de su vida y a volver a ser una mujer fuerte, pero su paz se truncará de nuevo la mañana en la que presencia un asesinato. No es la primera vez que se encuentra en esta situación y nadie la cree, salvo el joven escritor Jameson Brody, que le ayudará a perseguir al criminal para que esta vez no se salga con la suya...

Libro de suspense que interesa desde el principio.

Es muy fácil empatizar con los personajes. Reece inspira ternura y protección, ha pasado por momentos tan dramáticos que dan ganas de facilitarle la vida. Pero no es un personaje simple, tiene muchos matices. A lo largo de la historia llegas a plantearte si todo es fruto de su imaginación o realmente ha sucedido el asesinato. Brody seguro que os recuerda a alguien, esa forma de ser "sí pero no" o más bien, "siento muchas cosas pero no las comparto contigo porque esas cosas no se dicen". Taciturno y tierno que será el apoyo de Reece en todo momento. La autora nos introduce en la vida de ambos poco a poco de modo que llegamos a conocer sus miedos y motivaciones.

Los personajes secundarios no son tan complejos, pero cumplen su función, se complemenan y permiten hilvanar la historia. Aportan sus puntos de vista y dejan entrever sus secretos con los que nuestras sospechas irán tomando forma.

Salvo algunos detalles un poco forzados la historia entretiene, quizá la primera parte más que la segunda. En cualquier caso el ritmo es rápido y el suspense en general se mantiene.

El final quizá es un poco previsible para los amantes del género, se utiliza un argumento que se ha usado ya en libros similares, pero aún así resulta entretenida y merece la pena leerla.

Si quieres comenzar a leer el libro antes de comprar el original, puedes hacerlo aquí.


Si el libro te ha parecido interesante, también puede parecértelo: 
La falsa pista (Henning Mankell)
Festiva ante la muerte (J. D. Robb)

Publicado por V @ 8:26  | Rese?as de libros
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 23 de diciembre de 2009
Hace unos días la ministra de cultura, González-Sinde anunció la bajada del IVA de los ebooks, del 16% al 4%. Aparte de por pagar menos, es buena noticia porque en España el 4% corresponde a los bienes y servicios de primera necesidad, lo que da un apoyo, aunque sea pequeño, a la cultura, los libros y sobre todo, los emergentes libros electrónicos. De este modo se le da la misma consideración que al libro tradicional.

Por el momento el ministerio no se plantea modificar el IVA de los ereaders, que se mantiene en el 16%, aunque el aumento de modelos disponibles ya está haciendo que el precio baje (levemente).

Esta modificación se ha realizado a petición del sector editorial, que considera significativo que los ebooks supongan en la actualidad el 8% de la producción editorial y esperan vender 3 millones de obras en los próximos cinco años. En 2008 se editaron en España 8.447 libros electrónicos y la cuota de facturación de venta de eBooks en España el año pasado ascendió a 42 millones de euros.

Aunque se anunció hace tan solo unos días, la decisión es efectiva desde el día 4 de diciembre. El anuncio se realizó en una rueda de prensa sobre el proyecto Enclave, a través del cual la Biblioteca Nacional digitalizará más de mil obras sujetas a derechos de autor.

Publicado por V @ 8:26  | Actualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Publicado por V @ 8:17  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 22 de diciembre de 2009
Exilio.
(Alejandra Pizarnik)


Esta manía de saberme ángel,
sin edad,
sin muerte en qué vivirme,
sin piedad por mi nombre
ni por mis huesos que lloran vagando.

¿Y quién no tiene un amor?
¿Y quién no goza entre amapolas?
¿Y quién no posee un fuego, una muerte,
un miedo, algo horrible,
aunque fuere con plumas,
aunque fuere con sonrisas?

Siniestro delirio amar a una sombra.
La sombra no muere.
Y mi amor
sólo abraza a lo que fluye
como lava del infierno:
una logia callada,
fantasmas en dulce erección,
sacerdotes de espuma,
y sobre todo ángeles,
ángeles bellos como cuchillos
que se elevan en la noche
y devastan la esperanza.

Publicado por V @ 8:18  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 21 de diciembre de 2009
Hoy tiene lugar la noche más larga del año. Para algunas personas supone un reseteo: un nuevo comienzo, nuevas experiencias y sobre todo, dejar atrás los malos momentos. Es una fiesta que se celebra desde hace miles de años, con fuego, esperanza y semilllas que simbolizan los frutos que dará el próximo año. En mi piso no puedo encender una fogata, pero puedo prender una cerilla y plantaré semillas pronto, ya tengo el tiesto. Espero que esta adaptación de la celebración también sirva para darme buenas noticias en los próximos meses, aunque no siga el canon. Mis mejores deseos para todos vosotros.


Publicado por V @ 17:48  | De todo un poco
Comentarios (0)  | Enviar
Dentro de poco se celebran días en los que lo tradicional es intercambiar regalos. Si tenéis un familiar o un amigo lector es posible que alguno de los libros que os recomendé hace unos días os haya podido dar una idea de qué comprarles, o tal vez os hayáis decidido por un ereader. Pero aunque está claro que el regalo que más va a agradecer un lector es un libro, a veces no es tan sencillo encontrar el título adecuado o es preferible ser más original. Para esas ocasiones os dejo otras sugerencias, por si os resultan útiles.

Marcapáginas
La mayoría de los lectores odian los libros con las páginas dobladas, y marcar las páginas con un billete de autobus o un calendario aunque efectivo, no es demasiado elegante. Pensando que es imprescindible poder localizar rápidamente el punto en el que dejamos la lectura, un marcapáginas o punto de libro es una buena opción. Puede ser pequeño, grande, metálico, hecho a mano... hay multitud de formas y tamaños, solo tenemos que escoger el nuestro.



O si tenéis buena mano, incluso lo podéis hacer vosotros mismos.


Fundas para libro
Otra cosa que nos supera a la mayoría de lectores son los libros que las tapas dobladas y estropeadas. Algunos forramos los libros con papel de regalo, otros con revistas y publicidad, y algunos tienen fundas específicas para ellos. También los hay de todos los estilos y colores, e incluso podéis hacerlas vosotros, que es bastante sencillo. Este año está causando sensación la cubierta en forma de taza de te



Soporte de libro para el baño
Y no me refiero a los aficionados a pasar largos rato mirando la puerta del baño o leyendo los botes de champú (para los que hay opciones más entretenidas) sino para los baños de espuma relajantes. Pasar horas leyendo, sumergidos en agua caliente y con una buena copa de vino (en mi caso un colacao bien frío) es de las actividades más relajantes que podemos tener sin desplazamientos ni grandes gastos. Pero claro, hay que tener cuidado de no mojar las páginas. Este invento nos solucionará el problema fácilmente.

También existen los atriles para mesa, como seguro que ya sabéis. No solo es cómodo para leer, sino que en los últimos años se ha convertido en una gran ayuda para estudiantes y opositores.




Manta con mangas
Otro gran placer para lectores es pasar horas leyendo en un sofá, bien tapados para soportar el frío de estos días. Por experiencia propia se que sujetar con los codos una manta para que no se baje mientras pasamos la página de una novela, no es sencilla. Esta manta hace que esta complicación deje de serlo.



Una estantería en forma de libro francés
Otro problema para los lectores habituales es conseguir guardar todos los libros que lee. Esta estantería no solo permite almacenar libros (para eso es una estantería), sino que intrigará a los invitados que no entenderán qué sujeta los libros y es original. Y no lo venden en Ikea.



Y si la persona a la que queréis hacer el regalo ya tiene estantería, siempre podéis comprarle un sujetalibros, que podemos personalizar ya sea con nuestra foto o comprando el que más se adapte a sus gustos y aficiones.



Diario de libros

Una agenda en la que poder apuntar los libros regalados y leídos. Hasta hace muy poco no sabía que este tipo de diarios existía, y durante un tiempo utilicé un cuaderno normal, que permite apuntar no solo la fecha y quién nos lo ha regalado, también podemos incluir si nos ha gustado, un resumen, notas sobre el libro... Casi cualquier cuaderno puede servirnos y algunos son francamente bonitos.



Cuento personalizado
Para todos, madres, padres, niños, enamorados... Podréis poner la fotografía de la persona a la que se dirige el regalo, sus aficiones, gustos y una dedicatoria. No es necesario ser un experto, ni tener mucha imaginación. ¿Y cuántas veces podemos protagonizar un libro?



Espero que celebréis las fiestas que celebréis, hayáis encontrado vuestro regalo. Y si sois vosotros los lectores, tal vez sea buena idea enviar este enlace a vuestros familiares y amigos y evitar que un año más os regalen calcetines...

Publicado por V @ 8:33  | De todo un poco
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 18 de diciembre de 2009
Faustino y su bolsa del tesoro.
(Juan Antonio Vallejo-Nágera)

Faustino tenía, al igual que otros enfermos profundos, su "bolsa del tesoro" - una bolsa que contenía todas sus pertenencias que él llevaba a todas partes. A diferencia de la bolsa del tesoro de otros enfermos, compuesta por toda clase de cachivaches, cartas, restos de comida, la bolsa de Faustino contenía exclusivamente un mango de paraguas y una foto con un marco. Nadie estaba seguro de donde había sacado ni uno ni otra, y cuando le preguntaban por la foto el contestaba lacónicamente "madre". No estaba claro si el retrato realmente era una fotografía de su madre o era simplemente la foto que venía incorporada al marco, pero lo cierto es que Faustino la identificaba plenamente como su madre.

La rutina de Faustino era todos los días la misma: se marchaba al jardín del hospital, se sentaba cerca de un árbol en el límite entre el sol y la sombra y extraía de su bolsa el retrato. Lo miraba pausadamente, con cariño, lo besaba y posteriormente lo depositaba con sumo cuidado de nuevo en la bolsa. A continuación, sacaba el manco de paraguas y lo contemplaba a la luz del sol. Le daba vueltas y lo observaba desde todas las direcciones posibles, embelesado. La rutina continuaba hasta que llegaba la hora de comer. En cierto modo, Faustino era plentamente feliz pues estaba totalmente entregado a estos dos objetos y amaba con todo su ser lo que poseía, y no necesitaba nada mas. Era una relación especial : Faustino y su manguito de paraguas, el manguito de paraguas y Faustino, y siempre la foto de la madre

En esa época llegó al hospital un niño de 15 años, Luisito, retrasado mental. Su ingreso vino ordenado por "la superioridad", pese a que no es un hospital preparado para recibir subnormales. Su madre está gravemente enferma y ya no se puede hacer cargo de él. A Luisito se le ingresa en la unidad de profundos, probablemente la más segura para él de todo el hospital. Sin embargo, no puede dejar de llorar recordando a su madre.

Faustino, pese a sus limitaciones, es una persona que no puede soportar el sufrimiento de otro y se acerca a él, tratando de consolarle, pero Luisito sigue llorando. Tras unos momentos de vacilación, Faustino abre su bolsa del tesoro y le enseña su mango del paraguas y ambos se quedan contemplando sus destellos de ámbar a la luz del sol. Al final, Luisito intenta coger el manguito pero Faustino rápidamente lo esconde : todo tiene su límite

Con el tiempo, llegan a convertirse en grandes amigos, quedandose todas las tardes a contemplar el manguito de paraguas a la luz del crepúsculo.

Pasado un tiempo, sin embargo, Luisito comienza a aburrirse y la relación se enfría. Parece que se han olvidado

Entonces, un día, los parientes acuden al hospital a tropel a ver a Luisito. Su madre ha muerto. Tras la partida de su familia, Luisito se queda de nuevo sólo en el pabellón de profundos, llorando desconsoladamente. Una de las monjas trata de consolarlo

Faustino se acerca lentamente y pregunta qué ocurre.

"Ha perdido a su madre", contesta la monja

"El esquzofrénico queda perplejo. Acaricia a Luisito. Luego silencio. Al fin, un arranque aparentemente trivial, de los que pasan inadvertidos en la tierra, pero que retumban en las bóvedas del cielo como el tronar de mil cañones : Faustino regala a Luisito el mango del paraguas. El niño lo acepta y sigue llorando. Entonces, Faustino, con un gesto dolorido como quien separa los bordes de una herida, abre lentamente, muy lentamente, la bolsa y le entrega el retrato de su madre".





Relato incluido en su libro "Concierto para Instrumentos Desafinados"

Publicado por V @ 8:35  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 17 de diciembre de 2009
Es un libro que comencé porque me lo recomendaron varias veces. La verdad es que por el título ya había decidido que iba a ser aburridísimo y aunque lo tenía en casa no lo había ojeado tan siquiera. Cuando empecé con él me sorprendió mucho el tema, es una novela de aventuras muy interesante.

El resumen de la editorial dice: "Bajo el suelo de la Ciudad del Vaticano, encerrada entre códices en su despacho del Archivo Secreto, la hermana Ottavia Salina, paleógrafa de prestigio internacional, recibe el encargo de descifrar los extraños tatuajes aparecidos en el cadáver en un etíope: siete letras griegas y siete cruces. Junto al cuerpo se encontraron tres trozos de madera aparentemente sin valor. Todas las sospechas van encaminadas a que esos pedazos pertenecen, en realidad, a la Vera Cruz, la verdadera cruz de Cristo.

Acompañada por el profesor Boswell, un arqueólogo de Alejandría, y por el capitán de la Guardia Suiza Vaticana, Kaspar Glauser-Röist, la protagonista deberá descubrir quien está detrás de la misteriosa desaparición de las reliquias en las iglesias de todo el mundo y vivirá una aventura llena de enigmas: siete pruebas basadas en los siete pecados capitales en las que Dante Alighieri y el Purgatorio de la Divina comedia parecen tener las claves. Unas pruebas que les llevarán a siete ciudades -desde Roma a Antioquia, paseando por Rabean, Atenas, Jerusalén, Constantinopla y Alejandría- en un arriesgado y emocionante itinerario en la que tratarán de averiguar quién es el último Catón."

Por el resumen parece otra más de las historias que mezcla un misterio con la iglesia católica, una secta o alguna sociedad religiosa secreta (como El símbolo perdido o La hermandad de la Sábana Santa). Pero en realidad el libro es mucho más que eso.

El libro está dividido en objetivos, que a medida que se van cumpliendo dan paso a otros nuevos. La historia es interesante precisamente por este recorrido que los protagonistas van haciendo, y que tiene un paralelismo claro con la Divina Comedia de Dante y los siete círculos del infierno. Esta forma de dirigir el avance de la investigación y el hallazgo de nueva información resulta intrigante y adictiva. La narración es atrayente y está muy bien trazada, con un ritmo rápido y un estilo mucho más sencillo que el del poeta italiano. Por cierto, la historia se cuenta en primera persona.

Los capítulos no son precisamente cortos, están llenos de menciones y comentarios sobre lugares, vestimentas o personajes que merece la pena buscar en internet para tener una idea clara de dónde están los personajes en cada momento y qué están viendo.

La novela mezcla suspense, con un poco de historia, arqueología, religión e incluso romanticismo sin ser en absoluto empalagosa. Los personajes son humanos y se comportan como tal, lo que puede provocar que algunos lectores se muestren críticos, pero a mi modo de ver es un reflejo de lo que sucede en la realidad de la iglesia actual.

El final es bastante predecible aunque tiene un toque peculiar. En cualquier caso, hasta las últimas páginas no sabréis el motivo del título del libro y solo por eso, ya merece la pena llegar.

Un libro muy recomendable.

Si quieres comenzar a leer el libro antes de comprar el original, puedes hacerlo aquí.

Si el libro te ha parecido interesante, también puede parecértelo: 
La hermandad de la Sábana Santa (Julia Navarro)
La catedral del mar (Ildefonso Falcones)

Publicado por V @ 8:25  | Rese?as de libros
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 16 de diciembre de 2009
Seguro que algunos de vosotros habéis decidido regalar un libro y no sabéis cual escoger. Os dejo una lista con libros que pueden ser una buena elección, siempre y cuando conozcáis los gustos de la persona a la que se lo vais a entregar.



Ciencia ficción
  • Cronopaisaje - Gregory Benford (Reedición)
1998: La tierra es un caos al borde de un desastre ecológico. Pero en Inglaterra, un científico que trabaja con taquiones está intentando contactar con el pasado para advertirles sobre la miseria y la muerte que sus experimentos y acciones han causado en un planeta asolado.
1962: J. F. K. es aún presidente, reina el rock, y la guerra de Vietnam no es noticia. Un joven ayudante de investigación en una universidad californiana, Gordon Bernstein, descubre extraños patrones de interferencia en un experimento de laboratorio. A riesgo de arruinar su reputación, Bernstein comienza a desvelar la increíble verdad, una verdad que cambia su vida y altera la historia... la verdad que se esconde detrás del tiempo.


  • El juego de Ender - Orson Scott Card
La Tierra se ve amenazada por los insectores, una raza extraterrestre completamente ajena a los humanos, a los que pretende destruir. Para vencer a los insectores es necesario un nuevo tipo de genio militar, y por ello se ha permitido el nacimiento de Ender, quien en cierta forma constituye una anomalía viviente: es el tercer hijo de una pareja en un mundo que ha limitado estrictamente a dos el número de descendientes. El niño Ender deberá aprender todo lo relativo a la guerra en los videojuegos y en los peligrosos ensayos de batallas que realiza con sus compañeros. A la habilidad en el tratamiento de las emociones, ya característica de Orson Scott Card, se une en este libro el interés por el empleo de las simulaciones de ordenador y juegos de fantasía en la formación militar, estratégica y psicológica del protagonista


Novela fantástica
  • Lluvia negra - Grahan Brown
Buscaban la fuente de energía definitiva y encontraron una pesadilla real y milenaria.
«Y llegó uno llamado El que Arranca los Rostros, que les sacó los ojos. Y llegó uno llamado El Sangrador Súbito, que los abrió en canal y les arrancó las cabezas. Y entonces llegó el torrente: lluvia negra cayendo del cielo cual una resina. Lluvia el día entero, lluvia toda la noche, y a causa de ella la tierra quedó ennegrecida.»
Una antigua leyenda indígena dice que en lo más profundo de la jungla del Amazonas, en la región «donde las muchas muertes caminan en la noche», habitan los Indele. Pero la brillante investigadora Danielle Laidlaw no cree en leyendas. Su empresa la envía al corazón de la selva amazónica con la excusa de una expedición arqueológica para conseguir lo que podría convertirse en la fuente de energía definitiva. Danielle no puede imaginar que su aventura se convertirá en una pesadilla espeluznante. En la selva, ella y su equipo de investigadores descubrirán que el mayor peligro que les acecha no es el grupo de mercenarios que pretende robarles información, sino una amenaza mucho mayor que no les permitirá escapar tan fácilmente con el valioso descubrimiento.
Lluvia negra es un trepidante thriller que gustará tanto a los amantes de las novelas de aventuras como a los aficionados a la ciencia ficción.


  • Wicked. Memorias de una Bruja Mala - Gregory Maguire   
En un pueblo de pescadores de Munchkinland, nace la primera hija de Melena. Su marido, el párroco Frex, no puede estar con ella en tan delicado momento porque el Relojo del Dragón del Tiempo (un teatro de títeres), ha llegado al pueblo y sus espectáculos irreverentes y groseros están haciendo estragos en la parroquia. La criatura se llama Elphaba, tiene la piel verde y unos dientes de tiburón con los que arranca un dedo de un mordisco a una mujer. No es cosa fácil, ser la mala del cuento. La niñita de piel verde llamada Elphaba, crecerá para convertirse en la Bruja Mala, una persona ingeniosa, irritable y poco comprendida que pone en tela de juicio todas nuestras nociones preconcebidas sobra la naturaleza del bien y del mal.


Terror
  • Ajuar funerario - Fernando Iwasaki
Ajuar funerario es un homenaje a la literatura de terror y a la micronarrativa, porque Fernando Iwasaki ha logrado concentrar en diez o doce líneas todo el escalofrío, la náusea y el desasosiego del género. ¿Es posible que los fantasmas, las pesadillas, los ritos y las supersticiones nos puedan seguir asustando en pleno siglo XXI? Si tiene hijos, insomnios o hipotecas, mejor no lea Ajuar funerario.

  • Déjame entrar - John Ajvide Lindqvist
Oskar, un niño solitario y triste que vive en los suburbios de Estocolmo, tiene una curiosa afición: le gusta coleccionar recortes de prensa sobre asesinatos violentos. No tiene amigos y sus compañeros de clase se mofan de él y le maltratan. Una noche conoce a Eli, su nueva vecina, una misteriosa niña que nunca tiene frío, despide un olor extraño y suele ir acompañada de un hombre de aspecto siniestro. Oskar se siente fascinado por Eli y se hacen inseparables. Al mismo tiempo, una serie de crímenes y sucesos extraños hace sospechar a la policía local de la presencia de un asesino en serie. Nada más lejos de la realidad.
Una historia de terror contemporáneo de extraordinaria originalidad que entusiasmará a los aficionados al género.



Misterio y novela negra
  • Aurora boreal - Asa Larsson (mi opinión sobre este libro aquí)
El cuerpo de Victor Strandgard, el predicador más famoso de Suecia, yace mutilado en una remota iglesia en Kiruna, una ciudad del norte sumergida en la eterna noche polar. La herman de la víctima ha encontrado el cadáver, y la sospecha se cierne sobre ella. Desesperada, pide ayuda a su amiga de infancia, la abogada Rebecka Martinsson, que actualmente vive en Estocolmo y que regresa a su ciudad natal dispuesta a averiguar quién es el verdadero culpable. Durante la investigación sólo cuenta con la complicidad de Anna-Maria Mella, una inteligente y peculiar policía embarazada. En Kiruna mucha gente parece tener algo que ocultar, y la nieve no tardará en teñirse de sangre.

  • Post mortem - Patricia Cornwell
Tres mujeres han aparecido salvajemente asesinadas en sus propios dormitorios. El responsable de estos crímenes actúa siempre los sábados, de madrugada, y deja muy pocas pistas. De manera que cuando la doctora Kay Scarpetta, jefa del departamento de Medicina Legal de la ciudad, recibe una llamada a las 2.33, supone que algo grave ha sucedido: hay una cuarta víctima. Kay Scarpetta recurrirá a los últimos avances en medicina legal y tendrá que vérselas con aquellos que quieren sabotear su trabajo?, y es que no a todo el mundo le gusta ver a una mujer en el puesto que ella ocupa. «Una magnífica novela, llena de suspense, en la que hasta las descripciones científicas atrapan al lector.» The Times


Novela histórica
  • El jardín de Hipatia - Olalla García
El joven aristócrata libio Atanasio de Cirene se traslada a Alejandría para asistir a la academia de la eminente flósofa Hipatia. Al llegar se encuentra con una ciudad peligrosa e impredecible en la que los cristianos quieren hacerse con el poder. Sus enemigos lo acusan de hechicería y su única salida es convertirse en tutor de Dión, el protegido del prefecto Orestes. Su devoción por Hipatia le ayudará a sobrevivir en un medio hostil cegado por el fanatismo. En cambio, el destino será muy cruel con su maestra.

  • El médico - Noah Gordon
Rob J. Cole, un joven londinense del siglo XI que pertenece a una familia de carpinteros, queda huérfano a los nueve años y con la responsabilidad de cuidar de sus cuatro hermanos menores, a quienes va encontrando hogar.
Una vez solo coincide con Henry Croft, un cirujano barbero que deambula por Inglaterra montando espectáculos y dedicándose a ejercer de curandero para vender un ungüento milagroso y del que se convierte en aprendiz. Con Henry Croft comparte viaje, cartel y beneficios hasta que el maestro muere. Y es entonces cuando conoce a Benjamin Merlin, un médico judío que le alenta a superarse y hacer realidad su sueño, y que le habla del más eminente médico de la remota Persia: Ibn Sina o Avicena.
Rob, llevado por su pasión por sanar y aliviar el dolor, llega a Oriente donde se hará pasar por judío y adoptará el nombre de Jesse ben Benjamin, para no destacar como europeo y poder hacer realidad su sueño: estudiar medicina en la madraza de Ispahán.


Narrativa
  • El violinista de Mauthausen - Andrés Pérez Domínguez
En París, una pareja está a punto de casarse en la primavera de 1940, pero la Wehrmacht invade Francia y él, republicano español exiliado, es detenido por la Gestapo y enviado al campo de exterminio de Mauthausen. Ella colaborará con los servicios secretos aliados, dispuesta a cualquier cosa para salvar la vida de su prometido. Entre ellos, un ingeniero alemán que ha renunciado a su trabajo en Berlín para no colaborar con los nazis, se dedica a recorrer Europa con un violín bajo el brazo. Muy pronto, las vidas de los tres se entrelazarán para siempre. El violinista de Mauthausen es su historia. En París ocupado por los alemanes, el Berlín en ruinas después de la Segunda Guerra Mundial y el campo de exterminio de Mauthausen son los principales escenarios donde se desarrolla un relato que mezcla intriga, aventura, espionaje, Historia y romance, que atrapará al lector desde la primera página.

  • La elegancia del erizo - Muriel Barbery
En el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común. Paloma tiene doce años y oculta una inteligencia extraordinaria. Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza. La llegada de un hombre misterioso al edificio propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas.

Juntas, Renée y Paloma descubrirán la belleza de las pequeñas cosas. Invocarán la magia de los placeres efímeros e inventarán un mundo mejor. La elegancia del erizo es un pequeño tesoro que nos revela cómo alcanzar la felicidad gracias a la amistad, el amor y el arte. Mientras pasamos las páginas con una sonrisa, las voces de Renée y Paloma tejen, con un lenguaje melodioso, un cautivador himno a la vida.



Libros emotivos
  • Perdona si te llamo amor - Federico Moccia
Niki es una joven madura y responsable que cursa su último año de secundaria. Alessandro es un exitoso publicista de 37 años a quien acaba de dejar su novia de toda la vida. A pesar de los 20 años de diferencia que hay entre ambos y del abismo generacional que los separa, Niki y Alessandro se enamorarán locamente y vivirán una apasionada historia de amor en contra de todas las convenciones y prejuicios sociales.
  • La llave de Sarah - Tatiana de Rosnay
París, julio de 1942. Redada de Vel d’Hiv: más de 13.000 judíos son arrestados el mismo día y encerrados en un velódromo cerca de la Torre Eiffel. Tras una semana de hambre y humillaciones, son trasladados a los campos de las afueras de París y de ahí a Auschwitz, donde son asesinados.
Ante la llegada de los nazis, Michel, un niño pequeño, se esconde en un armario y Sarah, su hermana mayor, de diez años, le encierra para protegerle y se guarda la llave, pensando que regresará en unas horas. Sin embargo es brutalmente arrestada con su familia por la policía francesa.
París, mayo de 2002. En el 60ª aniversario de la Vel d’Hiv, a Julia Jarmond le encargan escribir sobre este asunto tan sensible para una revista americana con sede en París. En un principio algo aturdida por su propia ignorancia sobre el tema y por el silencio que envuelve todos estos acontecimientos en Francia, a través de su investigación consigue descubrir la terrible y traumática experiencia de Sarah.


Novela romántica / Chick lit
  • Claire se queda sola - Marian Keyes
Las desgracias se acumulan en la vida de Claire, todo hay que decirlo. Justo el día que da a luz a su primer hijo, la abandona su marido, que ni siquiera tiene la delicadeza de irse con una mujer más delgada que ella. Con una niña recién nacida, unos kilos de más y el cuerpo ensanchado y deforme después del embarazo, Claire se ve obligada a iniciar una nueva vida. Sin embargo, en su extravagante familia irlandesa encontrará un buen paño de lágrimas, y entre la risa y el llanto emprenderá una meteórica recuperación, siendo ella la más sorprendida.
  • El cuaderno de Noah - Nicholas Sparks
Primero fueron catorce años de distancia, las cartas robadas, los impedimentos sociales, la guerra. Más tarde un compromiso inoportuno, la pasión arrebatadora, el amor improbable. Ahora, aunque el abismo que les separa es mucho más profundo, Noah no pierde la esperanza de reencontrarse con la única mujer a la que ha amado. Y cada mañana, tras colocarse las gafas, abre el diario de su vida y lee, lee todo lo que ha hecho de sus días un camino pleno de momentos de felicidad. Así, a través de las páginas de ese misterioso cuaderno, descubrimos la historia de un amor que logró superar todas las barreras imaginables y que hoy, quizás, pueda superar también el muro del olvido.


Infantil y juvenil
  • Las crónicas de Narnia Obras completas - CS Lewis
Durante los últimos cincuenta años, Las crónicas de Narnia han entusiasmado a millones de lectores en todo el mundo. El universo mágico de Narnia, descrito por la inmortal prosa de C.S. Lewis, ha dejad huella imborrable, mezcla de curiosidad, admiración y afán de aventura, en una generación tras otra de lectores. Ahora, por primera vez, se editan conjuntamente las siete crónicas de Narnia en un solo volumen, con una introducción de Douglas Gresham y las ilustraciones originales de Pauline Baynes.
  • Dos velas para el diablo - Laura Gallego (mi opinión sobre este libro aquí)
Una batalla mucho más antigua que el ser humano parece tener, al fin, un claro vencedor. Pero en los albores del siglo XXI, Cat, la hija de un ángel, está dispuesta a desafiar a los mismos demonios con tal de vengar el asesinato de su padre.


Cómic
  • Asterix 50 aniversario
Para celebrar el 50º aniversario del nacimiento de Astérix, Uderzo uno de los padres de Astérix nos presenta un álbum muy especial: Muchos de los amigos de Astérix se reúnen para entregarle un regalo con el que celebrar tan señalada fecha. ¿Cual será? Para descubrirlo habrá que leer este original álbum.






* El resúmen de cada libro lo he cogido de la web de La casa del libro.

Publicado por V @ 8:37  | De todo un poco
Comentarios (1)  | Enviar


Publicado por V @ 8:32  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 15 de diciembre de 2009
Pájaro herido.
(Alfonso canales)

Vuelo inútil : la luna ya ha perdido tu espíritu
y tu canto ya tiene por estela el silencio.
Pronto, estrella llovida, recipiente de nada,
nublarás unas flores o el brillo de una piedra.

Ni un rumor, ni una lágrima multiplican tu muerte,
ni un suspiro da eco tristemente a tu pico:
nadie siente que pierdas tu lugar en el aire
y que, al igual que duermen peces entre las olas
y hombres entre la tierra, no tengas tu descanso
en los azules vientos que acarician tus alas.

Y las nubes ya saben que es tu último,
y que, pronto tu boca la canción de tu vida
cantará silenciosa: pero guardan su llanto,
pero guardan su llanto para los olivares.

Publicado por V @ 8:22  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 14 de diciembre de 2009
A veces me preguntáis cuales son las ventajas de un ereader, o si merece la pena dejar los libros tradicionales y cambiar al libro digital ya. Es una decisión que debe tomar cada uno de vosotros, así que os dejo algunas ventajas y desventajas de los ereader, y vosotros decidís...

DESVENTAJAS

- Supone un gasto inicial elevado. En este momento el precio de los ereaders es elevado, a partir de 200 euros, así que sería conveniente tener en cuenta antes de comprarlo si se rentabilizará rápido o no. No es lo mismo que ese dinero lo gaste alguien que solo lee un libro al año que alguien que lee un libro al mes.

- No todos los ebook son gratuitos, de hecho los libros más recientes suelen tener un precio demasiado alto (comparando los costes que tiene producir un libro digital frente al tradicional). Hay alternativas a este problema: comprar libros que no estén recién publicados, descargar solo libros gratuitos (hay muchos y algunos muy buenos) o si no estáis de acuerdo con cómo se gestionan los derechos de autor, podéis descargarlos de las muchas páginas que tienen estos libros de forma gratuita.

- No todos los libros se han digitalizado, es posible que se quiera leer un libro que aún no esté en formato digital. Pero internet es muy grande y en muchos foros hay personas dispuestas a digitalizarel libro (con tiempo) si está disponible. Todos podemos aportar nuestro granito de arena para que la cantidad de libros digitalizados sea mayor.

- Depende de una conexión a internet para conseguir los ebook. No hace falta una velocidad muy alta, ni los ebook pesan mucho (depende del formato, pero suelen ocupar unos pocos KB), así que también se podrían descargar libros en un cibercafé o con conexiones lentas, pero la cuestión es que sin conexión, no hay descarga.

- Requiere un conocimiento mínimo en tecnología. La persona que use el ereader necesitará ser capaz de conectarse a internet, buscar un libro, descargarlo y pasarlo el ebook. Es tan sencillo como buscar una postal de cumpleaños y enviarla por email a otra persona, pero algunas personas no lo ha hecho nunca y necesitarán un poco de ayuda para conseguirlo.

- No todos los formatos se pueden leer en todos los dispositivos. Es una complicación menor, en internet hay multitud de manuales que explican cómo pasar de un formato a otro.

- Es importante cargar cada cierto tiempo la batería para que no nos quedemos a media lectura. Pero teniendo en cuenta que la mayoría de ereaders tienen una batería que permite la lectura de unas 8000-9000 páginas, tampoco es una gran desventaja. (La batería de los ereaders de Tinta electrónica o E-ink no se mide en tiempo sino en páginas porque "se gasta" al cambiar la información mostrada. Aproximadamente dura unos siete u ocho días, frente a las aproximadamente 24 horas de los ereaders con otro tipo de pantalla)

- También hay que tener en cuenta que no todo el mundo está dispuesto a pasarse al libro electrónico. No solo hay que tener en cuenta los detalles técnicos, la psicología de la persona cuenta mucho y recuerda que un ebook, no se puede oler ni tiene el mismo tacto que un libro. Si el destinatario es un adicto a la celulosa tal vez no sea el mejor regalo.



VENTAJAS

- La ventaja más evidente es la posibilidad de guardar en un espacio muy reducido una gran cantidad de información. Los ebook se guardan en el propio ordenador o incluso en un CD o DVD. Las librerías y estanterías llenas de libros pasan a la historia.

- La posibilidad de tener varios libros en el mismo ereader a la vez no solo permite que si el libro no te gusta inmediatamente puedes cambiar a otro, sino que puedes tenerlos como documentación adicional. Por ejemplo, diccionarios para buscar significados o para palabras en otros idiomas... Y por supuesto permite llevarnos de vacaciones los últimos diez best sellers, nuestros quince libros preferidos y dos otres guías de viaje, todo en la misma tarjeta de memoria.

- El libro digital facilita mucho el acceso a libros en otros idiomas,y abarata mucho su compra, puesto que no es necesario enviarlos desde otro país ni pagar el paso por aduanas. También se facilita el acceso para los que leen libros científicos, de filosofía o de otras muchasmaterias que no se suelen encontrar en todas las librerías.

- Es posible leer con ellos en cualquier sitio y cualquier momento. ¿No os ha pasado que no podéis dormir pero tampoco podéis leer porque alguien ronca feliz a vuestro lado? Algunos ereader tienen pantalla con luz (LCD o TFT) y para el resto existen pequeñas luces y fundas con luz que no pesan apenas y que os permitirán leer sin despertar a la otra persona.

- Facilita enormemente el acceso a la lectura para personas con deficiencias visuales. Algunos ereaders están diseñados especialmente para estas personas, pero en cualquier caso todos permiten mostrar el texto en varios tamaños de letra, y algunos de ellos permiten la reproducción de audiolibros.

- El acceso al libro es inmediato. Una vez elegido la compra y la descarga son inmediatas, no es necesario esperar el envío por mensajero y no hay que esperar a tener tiempo para ir a la tienda a comprarlo. La compra se puede hacer desde cualquier sitio y a cualquier hora.

- Encontrar un dato en el texto también es muy sencillo. ¿Quién no ha necesitado encontrar un párrafo concreto en algún momento, y ha estado un buen rato pasando páginas para encontrarlo? La mayoría de los ereaders permite buscar información en el texto a partir de una palabra clave, como cualquier buscador de internet.

- Con un ereader se evita que los demás sepan qué estamos leyendo, ya sea el último best seller, un libro erótico, un comic o un libro de filosofía. Cada vez veo más personas que forran sus libros con papel o con hojas de periódico. Seguro que algunos de ellos lo hacen para que no se manchen las tapas, pero también muchos de ellos lo hacen para no pregonar al mundo qué leen. Mientras una persona pueda juzgarte solo con leer el título del libro que tienes entre tus manos, el ereader es una gran alternativa para la privacidad.




Aparte de estos detalles, hay algún otro que comentar sobre los ereader. No son ventajas ni desventajas, simplemente son cuestiones a tener en cuenta al pensar en los ereader.

- Piratería: en ocasiones se escucha que el que se compra un ereader es para descargarse libros pirateados. Mi opinión sobre esta cuestión es que no es cierto, hay libros pirateados y ebooks que se pueden comprar. La persona que descarga un libro pirateado no compraría el ebook ya sea por motivo de dinero, de calidad o de lo que sea. Pero dudo mucho que las librerías vendiesen más si no existiera la piratería. Las que si tendrían más público serían las bibliotecas públicas. Tampoco con ésto quiero hacer una apología de la piratería. Mi próximo ebook lo tengo ya localizado y pendiente de hacer la compra; me cuesta apenas un euro. Si los ebooks fueran más baratos compraría bastantes más, también hay que decirlo. De todas formas, algunos autores y editores empiezan a darse cuenta de que las descargas de ebooks no son incompatibles con que ellos ganen dinero.

- Ecología: se dice también que los ereader son más ecológicos, puesto que no se talan árboles y no se gasta agua para la producción de las páginas. Pero también hay que tener en cuenta las baterías que utilizan, que no son precisamente lo mejor para el medio ambiente (como las de los móviles, y esos los utilizamos sin problemas...)

- El uso de los ereaders no se limita a la lectura de novelas. También permite llevar fácilmente documentación del trabajo, comics, apuntes... Aún hay pocos que permitan anotaciones, pero empieza a extenderse esta utilidad.

Y una última cuestión: LA PANTALLA NO CANSA LA VISTA. No es lo mismo leer en un ordenador que en un ereader. El ereader es un dispositivo creado para ello. La gran mayoría de ereaders en el mercado tienen una pantalla E-ink, es decir, un tipo de pantalla diferente al del ordenador, que no parpadea y que no cansa ni estropea la vista. Admito que leer en un ordenador es más cansado que leer un libro tradicional, pero el que diga que el ereader es igual de malo, es que nunca lo ha probado...



Y aparte de todo lo que os he contado, siempre doy la misma recomendación: pasad por una tienda, pedid que os lo enseñen y que os muestren cómo se ve un documento, y ya me diréis qué os parece...

Si habéis decidido comprar un ereader, tal vez os interese leer también este post: Datos a tener en cuenta si vamos a comprar un ereader.


Publicado por V @ 8:25  | De todo un poco
Comentarios (2)  | Enviar
Viernes, 11 de diciembre de 2009
Hábitos persistentes
(Autor no encontrado)

Tras casi cuarenta años de hablar sólo por correo electrónico, los amantes decidieron encontrarse en vivo. Era hermoso verles: se sonreían sentados en un bar sin dirigirse la palabra, tan sólo escribiendo papeles a mano y pasándoselos entre ellos.

Publicado por V @ 8:29  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 10 de diciembre de 2009
Cat es una chica corriente con una vida peculiar. Viaja con su padre por todo el mundo, hace autostop, come gracias a las personas que los invitan, no tienen dinero... Pero todo cambia cuando su padre es asesinado y Cat se ve sola. Lejos de hundirse decide vengar una muerte tan injusta como la de su padre, que no tenía ningún enemigo. Es más, era un ángel, ¿quién iba a querer hacerle daño?

Cat averiguará a medida que avanza la historia que hay muchos enemigos para un ángel, que nunca se puede estar segura de en quién se puede confiar y que está inmersa en una guerra que puede afectar a toda la humanidad.

Esta historia de demonios, ángeles y fantasmas me ha parecido original. No lo es la eterna lucha del bien contra el mal, pero no he leído ningún libro (no digo que no lo haya...) en el que estas fuerzas interactúen con las personas como si fuera lo más normal. Aparte, la teoría que aporta sobre la creación de los humanos es, cuanto menos, curiosa.

Es un libro para adolescentes, escrito en su lenguaje: rápido, sencillo, con un lenguaje muy directo, al más puro estilo Crepúsculo. La historia se basa en que no todo es tan radical como parece, los ángeles no son tan buenos y los demonios no son tan perversos como se supone. De hecho tampoco ellos eligen cómo quieren ser, están dominados por su esencia.

No hay mucho más en cuanto a los personajes, solamente son dos y la autora no ha profundizado demasiado en ellos. La historia está bien, simple y divertida, pero los personajes podrían haber dado más de sí (en especial un protagonista que tiene miles de años).

El relato (excepto una pequeña parte) está escrito en primera persona, lo que lo hace sencillo de leer, aunque en ocasiones me ha parecido demasiado sencillo. También hay que tener en cuenta que yo ya no tengo dieciseis años, y puede que lo que para mi es demasiado sencillo, para el público al que se dirige en realidad, no lo sea. Lo que sí me ha gustado es la ironía que muestra en casi todos sus comentarios, hacia los demás y hacia si misma, mezclada con pinceladas que reflejan la edad de la protagonista. Y es que aunque tenga actitudes maduras, sigue siendo una adolescente.

Hacia la mitad del libro la narración tiene un giro bastante sorprendente. Este cambio aporta credibilidad, puesto que justifica que la protagonista conozca absolutamente todo lo que ocurre (recordad, está narrado en primera persona, necesariamente debe estar presente en todo lo que sucede)

Como casi todos los libros juveniles, tiene moralina: estamos destruyendo el planeta. No somos del todo malos, puesto que lo hacemos porque nos vemos influenciados por los demonios, pero la cuestión es que debemos cuidarlo más.

De paso podemos aprender algo de demonología y mitología cristiana, está claro que la autora se ha documentado bien en este tema en cuanto a nombres, tradiciones, leyendas... Para el público al que se dirige y la forma en la que se ha escrito, creo que en ocasiones hay demasiados datos, pero no empaña el conjunto final.

Es uno de los libros que recomiendo como regalo de navidades, para adolescentes incluso si no les apasiona leer. Y para los que tengan más edad, si queréis un libro que os permita pasar un rato entretenido sin complicaciones, la literatura juvenil es perfecta.

Si quieres comenzar a leer el libro antes de comprar el original, puedes hacerlo aquí.

Si el libro te ha parecido interesante, también puede parecértelo: 
Crepúsculo (Stephanie Meyer)
Alas negras (Laura Gallego)

Publicado por V @ 8:42  | Rese?as de libros
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 09 de diciembre de 2009
Concurso de relatos de ciencia ficción, fantasía y terror. Deben ser originales e inéditos y de una extensión de entre 1000 y 2500 palabras, y cada autor podrá presentar dos relatos.

El plazo de presentación finaliza el 31 de diciembre, en febrero se publicarán los relatos finalistas y se dará a conocer los ganadores el 14 de marzo de 2010.

Se premiará con un lote de libros valorado en 350 euros al mejor relato en castellano y al mejor relato en catalán, y un accesit de libros valorados en 200 euros.

Podéis ver las bases completas (en catalán y castellano) en la web del blog Ovelles elèctriques.

Publicado por V @ 8:24  | Actualidad
Comentarios (0)  | Enviar


Publicado por V @ 8:20  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 08 de diciembre de 2009
Doy gracias a todos.
(Elizabeth Barret Browning)

Doy las gracias a todos los que me han amado en sus corazones,
Con las gracias y el amor que hay en el mío. Profundas gracias a todos
Los que se han demorado en los muros de esta prisión
Para escuchar mi música en sus más intenso dolor,
Flotando siempre hacia adelante, llenando el espacio
Del pagano templo, más allá de las palabras.
Tu, quien te hundes y caes en mi voz
Cuando la pena te arrebata, el divino instrumento
Del arte se despliega ante tus pies
Para escuchar lo que he dicho entre lágrimas,
Enséñame cómo agradecerte. Enséñame como
Ver el sentido de mi vida en los años futuros,
Y a sentir que el amor perdura en la vida que se desvanece.

Publicado por V @ 8:48  | Poemas
Comentarios (1)  | Enviar
Lunes, 07 de diciembre de 2009
Stephen King se encuentra de gira promocionando su último libro Under the Dome, todavía no traducida al castellano. Aunque para los amantes del género (y del escritor) ya es noticia suficiente, aún lo es más que el propio King confirmó que lleva trabajando en la secuela de El resplandor desde el pasado verano.

El autor explicó que se ha pasado los últimos meses preguntándose lo que Danny Torrance (el niño protagonista) podría estar haciendo cuando ya haya crecido y cómo esas cicatrices emocionales de lo que ocurrió en el Hotel Overlook pueden haberle afectado para siempre.

El resultado de estas reflexiones llegará en forma de libro (y seguramente, también película unos años después) con el título de Doctor Sleep, pero aún no hay fecha prevista.

Más información (eso sí, en inglés) aquí.

Si no habéis leído la primera parte es un buen momento para hacerlo. (Si queréis comenzar a leer el libro antes de comprar el original, podéis hacerlo en esta web.)

Por cierto, también está en camino la adaptación al cine de La torre oscura, pero llegará cuando termine Perdidos.

Publicado por V @ 8:36  | Actualidad
Comentarios (1)  | Enviar
Viernes, 04 de diciembre de 2009
Le pendu (El colgado)
(Ororo)

El cigarrillo iba consumiéndose lentamente. La columna de humo que desprendía, dibujaba enigmáticas espirales en el aire. El silencio era profundo, tanto como la mirada de Louis, perdida en la oscuridad de la habitación. Sólo se oía el chisporroteo producido por el tabaco al quemarse. Dio otra calada y, en un baile frenético, la bocanada se deslizó hacia el techo hasta desaparecer. Era de noche y desde la calle se divisaba el perfil de su figura inmóvil junto a la ventana. El extremo del cigarrillo era la única nota de color de aquel cuadro en blanco y negro. El sombrero de ala ancha, el único indicio que le declaraba culpable de su masculinidad.
El ritmo de unos tacones contra los adoquines mojados de la calle frenó sus pensamientos y se giró bruscamente para fulminar con la mirada a quien había interrumpido sus maquinaciones, pero pronto cambió la expresión de su rostro al ver a Layla. Se asomó a la ventana y sonrió despacio, en oposición al ritmo de la respiración de ella.
- Es aquí...- susurró Louis desde arriba. Layla respondió con una mirada cautelosa.
Cruzó la calle mientras él la observaba divertido mirando sus largas piernas esquivando charcos y temores. Cada paso era un latido, un tic, otro tac de reloj que no podía parar ni retroceder impulsado por una fuerza invisible. Cuando oyó sus pasos aproximarse a la puerta, tiró la colilla por la ventana y se dirigió hacia ella exultante. La abrió y se encontró cara a cara con Layla. Era realmente bella... esos ojos oscuros y grandes que le miraban seductoramente, muy pocas veces parpadeaban ajenos al magnetismo que provocaban entre sus congéneres. Sin dejar de sonreír, la invitó a pasar con un gesto y cerró la puerta.
- ¿Dónde lo tienes? –preguntó ella intentando que no le temblara la voz, mientras giraba sobre sí misma ciento ochenta grados. Quería verle la cara. No debía darle la espalda.
- Bueno, bueno... ¿qué prisas son ésas?- inquirió él insolente.
- Acabemos cuanto antes con esto, Lou. Estoy arriesgándolo todo por venir aquí a estas horas. Lo merezco.
- Más que nunca, preciosa.
Se acercó a ella mientras susurraba estas palabras para cogerla por la cadera y besarla apasionadamente. Ciñó su estrecha cintura de forma alarmantemente posesiva y ella, entregada, no apartó sus labios de los de él, sino todo lo contrario. Se fundieron en un juego húmedo que dejó escapar un gemido risueño de su boca, lo que la puso en guardia recordando a lo que había ido hasta ese lugar.
- Lou... lo necesito... Ahora. Además, me debes una explicación. –ser cauta era primordial en ese momento, por eso no debía descargar todavía la agresividad que había acumulado.
Sus ojos mostraron súplica y mandato como sólo ella sabía conjugar y Louis no tuvo más remedio que hacerle caso, como casi siempre. Se dirigió hacia un viejo escritorio lleno de polvo y telarañas situado en un extremo de la habitación. En ésta, pese a estar en penumbras, se distinguía como único mobiliario el escritorio, un perchero de madera religiosamente tallado y un gran espejo de marco dorado. Layla pensó que estos objetos del pasado dotaban de un aire romántico a la escena, porque así es como vivía todo aquello… toda aquella historia… como la escena de una película, como si no fuera real. Louis se detuvo un par de minutos frente al mueble hasta que abrió uno de los pequeños cajones. Durante este corto intervalo de tiempo, tuvo tiempo para acercarse al espejo polvoriento y verse reflejada en él. Se miró de arriba abajo, garantizando con el reflejo su presencia en aquel lugar. Luego alzó la vista hasta encontrarse con sus propios ojos borrosos, y pudo ver el brillo del miedo en ellos a través de la mugrienta superficie.


Todo había comenzado antes, pero esa lluviosa tarde en aquel maldito local de los suburbios había sido crucial. El ambiente se había vuelto irrespirable por el humo de los innumerables cigarrillos que la pitonisa había estado empalmando. Esa enigmática mujer llevaba hablando más de media hora y había adivinado los detalles más íntimos de su vida. Todo era tan extraño… Mientras la anciana acercaba la larga boquilla a sus labios agrietados, dando por finalizada la lectura de cartas que su clienta había pedido, abrió los ojos de forma alarmante mientras daba la vuelta a la última de las cartas del tarot.
- ¡No matarás! –exclamó de pronto. Y miró inquisitivamente a Layla, sentada frente a ella, mientras infinidad de pequeñas monedas de latón que pendían del pañuelo de su cabeza chocaban entre sí.
- No entiendo –masculló desviando la mirada- ¿A quién iba a matar yo? ¿Qué me está contando?
Le había sorprendido enormemente el cambio de tono de voz de aquel vejestorio que había sido tan amable minutos antes, mientras deshilachaba su pasado marcado por innumerables fracasos sentimentales.
- No me desafíes, preciosidad. A mí no puedes engañarme. Detrás de esa apariencia angelical se esconde alguien rencoroso capaz de cosas que ni me atrevo a mencionar. Será el fin de tus días si accedes a la ira y matas. No lo hagas. ¡No lo hagas!
Layla echó su cuerpo hacia atrás apartándose de la extravagante mujer al tiempo que buscaba su cartera. Dejó el doble del dinero acordado sobre la mesa, arrugó con furia la carta y la guardó en el bolsillo de su gabardina. Salió bruscamente del local tropezando con una pequeña mesa. La bola de cristal que había instalada en la misma se movió impulsada por el golpe que había provocado y rodó lentamente hasta estrellarse contra el suelo y romperse en mil pedazos. La pitonisa, sobresaltada, murmuró unas palabras en su idioma natal y soltó una carcajada terrible que habría helado la sangre a cualquiera.


Se estremeció al recordar el episodio con la médium. Pese a ser pleno agosto, había refrescado tras la lluvia y la humedad de aquella vieja sala calaba hasta los huesos. Era una estancia desoladora, pero perfecta para aclarar cuentas con Lou y luego marcharse. Nadie podría relacionarles y menos en aquel distrito del extrarradio de la ciudad. No había sido fácil librarse del tipo que vigilaba su casa. Podría calificarse incluso de milagroso. Pero ahí estaba, dispuesta a aclarar las cosas con él. Esperaría un periodo de tiempo prudente para preguntarle por qué había modificado el plan a última hora. Aunque no era necesario: ella ya sabía el porqué.
Los faros de un coche que circulaba por la calle iluminaron la habitación y las sombras proyectadas por ellos dos y los pocos muebles que les acompañaban se movieron lentamente por las paredes, produciéndole una leve sensación de mareo. Cerró los ojos durante unos instantes y su mente la trasladó de nuevo al pasado.


El peor día de su vida desde que Jean Paul, el amor de su vida, había muerto de una sobredosis, había sido ése, sin duda. Estaba tan segura de ello como de las veces que había pensado en suicidarse vaciando el frasco de somníferos en su estómago. Después de infinidad de relaciones que habían terminado en ruptura, Jean Paul había conseguido que recobrara la ilusión por compartirlo todo con alguien. Querer como nunca a alguien.
Había pasado una mala racha, pero nada comparable con aquel día. Había despertado rodeada de gente desconocida y con un fuerte olor a amoníaco.
- Ya vuelve en sí –se alegró una voz varonil y un punto agrietada.
- Hmm… por favor… ¿quién…cómo…? Oh… mi cabeza…
- Tranquilícese. Detective Pyamont, estoy aquí para ayudarla. Incorpórese, eso es. ¡Maurice! Consígueme un café cargado.
Todo era tan extraño, una vez más…
- Dígame, señorita…
- Perrault. Layla… Perrault –contestó entrecortadamente mientras miraba a su alrededor. Empezaba a darse cuenta de lo que estaba ocurriendo. No sabía dónde estaba, pero al menos una veintena de personas pululaba por la estancia examinándolo todo, entrando y saliendo haciendo comentarios en voz baja.
- Vaya, como el de los cuentos.
- Sí, se inspiró en mí  para el personaje de Caperucita. ¿Va a pedirme que me acerque para interrogarme mejor? –pese a su lamentable estado, estaba acostumbrada a ese tipo de chistes fáciles. Además, empezaba a intuir lo que estaba ocurriendo.
- No… no me gustaría que algún cazador la tomara conmigo. Además, a mí de niño siempre me gustó más Andersen. ¿Sabía que en la versión original el lobo se come a Caperucita? Adaptaciones infantiles, ya sabe.
- Hmm… -fue la breve contestación de Layla que sufría un agudísimo dolor de cabeza.
- Bien, vayamos al grano. ¿Conocía usted a Heliodoro Prass? –preguntó clavando su mirada en la de la joven ahora que parecía que iba saliendo poco a poco del estado de shock.
- ¿Prass? –repitió con voz ingenua mientras recorría el rostro del detective advirtiendo su enorme atractivo- ni idea. En mi vida he oído ese nombre. ¿Otro escritor de cuentos para niños? –bromeó tras agradecer al tal Maurice la taza de café que acababa de ofrecerle.
- En absoluto –el detective hablaba muy seriamente en esta ocasión- ¿Está completamente segura? El ayudante personal de Prass ha sido quien nos ha avisado al encontrarla inconsciente –insistió advirtiendo un ligero temblor en las manos de aquella bella joven que había encontrado tirada en el suelo y rodeada de manchas de sangre.
Layla asintió y cerró los ojos para dejarse llevar por el sabor amargo de aquel café. Estaba agotada y cualquier cosa era mejor que escuchar a aquel hombre intentando mantener lo que algunos llaman una conversación interesante.
- Bien, la pondré al día. Acaba de despertar en el salón del señor Prass, al que dice no conocer y que ha muerto hace pocas horas por causas no naturales en la habitación contigua. Usted presenta marcas evidentes de forcejeo en los brazos y piernas y ha recibido un fuerte golpe en la cabeza, el causante, supongo, de su desvanecimiento. Hasta aquí todo podría ser muy normal, teniendo en cuenta los particulares gustos sexuales de Heliodoro Prass. Lo extraño es que hemos encontrado gran cantidad de sangre a su alrededor.
Layla tiró estrepitosamente la taza de café al suelo, se miró las manos y se levantó de un salto. Ahora lo recordaba todo con claridad, pero lo siguiente que vio fue una luz azulada clavándose en los párpados que desaparecía hasta volverse negra. Había vuelto a desmayarse.
Tras salir del hospital con un diagnóstico de fuerte contusión en la cabeza y ligera desorientación, se había visto obligada a acudir a la cita con Pyamont en la comisaría. Allí, el detective la interrogó durante varias horas, viéndose obligado a dejarla en libertad por falta de pruebas concluyentes.
- Bien, señorita Perrault, no hemos hecho progresos por lo que cuenta o, mejor dicho, por lo que no cuenta, en lo que a su memoria se refiere, ¿no? –su paciencia iba menguando y empezaba a ponerse realmente nervioso.
- Ya le he dicho que no. ¿No sabe que las niñas buenas como yo nunca mienten? –contestó agobiada después de tanto tiempo en aquellas claustrofóbicas dependencias.
Pyamont no sacaba nada en claro y Layla lo notaba. Pese a la experiencia en casos de ese estilo que tenía el detective, quedaba claro que le faltaban pruebas, pero ella no iba a meter la pata.
- ¡Su versión es, digamos, bastante fantástica! –gritó Pyamont harto de su comportamiento- ¿Pretende que acepte de buenas a primeras que la trasladaron hasta la casa de Grass con una venda en los ojos, drogada o inconsciente y que allí la golpearon y robaron la… ? –Pyamont se detuvo alerta en ese momento. Estaba hablando más de la cuenta.
- ¿Robar? –preguntó indignada Layla – por favor, detective, que sospeche que soy una asesina se lo paso, ¡pero llamarme ladrona! –pensó para sí que se estaba excediendo, pero no podía controlarse.
- Señorita Perrault, escuche atentamente. La falta de colaboración con los agentes policiales es un delito. Deje de usar ese tono cínico y burlón conmigo y váyase. Pero no muy lejos.
- De acuerdo, disculpe. Estoy cansadísima. Le agradezco su propuesta de irme a casa. Si necesita algo de mí, supongo que sabrá encontrarme.
Layla se levantó elegantemente de la silla metálica que había estado cortándole la circulación y estrechó débilmente la mano de Pyamont. Era un gesto que nunca fallaba para mostrar gratitud y fragilidad. Justamente lo que necesitaba en ese momento. De camino a casa, se llamó estúpida por haber jugueteado tanto con él. Había dado la imagen de ir de sobrada y eso no le convenía en absoluto.

    - El pájaro no ha cantado, comisario Lepprent.
    - Espero que no esté perdiendo facultades, Pyamont. ¿Qué alega la chica?
- Niega conocer a la víctima, no recuerda cómo llegó a su domicilio ni qué hacía allí. Según el doctor no presenta indicios de agresión sexual. El traumatismo de la cabeza fue provocado por un artefacto contundente y el resto de magulladuras, más de lo mismo. Incluso algunas son anteriores a la noche del crimen.
    - ¿Le ha contado a ella cómo murió la víctima?
    - No. No se lo he dicho. Quería exprimirla al máximo y ver si metía la pata. Pero nada. Ni contradicciones ni indicios de que sepa algo más. Parece que está limpia –golpeó con el puño la mesa del comisario- Ya sabe, el arma no aparece, la caja fuerte está desvalijada y ninguna de sus huellas por la habitación.
    - Bueno, tanto usted como yo, Pyamont, sabemos que no pudo hacerlo sola, si es que fue ella. Quizá sólo sea una víctima. ¿Ha investigado a sus…?
    El detective no le dejó terminar.
    - Sé cuál es mi trabajo y sé hacerlo, Lepprent.
    El comisario le lanzó una mirada orgullosa y, levantando ligeramente el mentón, señaló la puerta de su despacho con la mirada. El detective dio media vuelta y salió caminando despacio mientras encendía un cigarrillo. Se detuvo en el cruce del pasillo y por fin se decidió por la salida de la izquierda, que dirigía hacia la calle y, por lo tanto, a casa.

    Ya en su apartamento, Layla miró por la ventana después de darse una larga ducha y decidió que el hombre de gris que llevaba paseando por su calle un buen rato era un policía de incógnito. Era normal que la vigilaran, no había esperado otra cosa. Tenía que ponerse en contacto con Lou y salir cuanto antes de la ciudad. Su interpretación no había estado nada mal, pero pronto descubrirían su relación con Prass. Ese bestia de Lou se había pasado. El plan era salir los dos pitando de allí después de conseguir el dinero de la caja fuerte de Prass, colgarlo como a un cerdo y matarlo. Conocía a Lou desde hacía años y confiaba en él. Es cierto que era un personaje extraño y rudo, pero eso era lo que la atraía de él. Después de lo de Jean Paul la había ayudado a superarlo. Aquello del golpe olía fatal… era más que probable que quisiera haberla matado para quedarse con todo. Se iba a enterar.
    -¡Para no creérselo! –bramó, y acercó su sonrisa amarga al borde de la copa de vino que había llenado.
    Habría hecho cualquier cosa para vengar a Jean Paul. Grass, como había dicho el detective, tenía un nuevo ayudante. Pronto se había buscado sustituto y pronto acabaría con su vida, como había hecho con la de Jean Paul. Hacía casi un año que había muerto, tiempo suficiente para planear su venganza. Jean Paul siempre había sido proclive a los pequeños vicios, pero fue Grass quien le metió de lleno en las drogas. Había hecho de él un títere que vivía a expensas de su mierda de alta calidad, de la que tanto presumía. Trabajaba a sus órdenes y el pobre se sentía orgulloso de ello. Él se merecía mucho más. Layla apretaba la copa con fuerza mientras una pequeña lágrima intentaba asomar por sus preciosos ojos. Los tipos de la calaña de Grass deberían estar todos colgados, pensó. Y, seguidamente, una risita nerviosa acudió a la comisura de sus labios entre tímida y mordaz. Todos colgados, reiteró en su mente y recordó aquella carta del tarot que la bruja le había echado en cara en esa ocasión. Le pendu, rezaba en un recuadro amarillento en la parte inferior y, más arriba, el dibujo de un tipo colgado de un pie y boca abajo. No sabía qué significaba en el lenguaje del tarot, pero qué buena idea le había dado para vengarse de Prass.
    - Maldita sea –susurró negando con la cabeza- esa vieja arrugada tiene talento. No debería estar en ese cuchitril. Además, me dio la clave para que ese cabrón sufriera.
    Había acudido para que le echaran las cartas por curiosear en general, pero lo que quería saber era cómo iba a resultar todo aquello. Según la mujer se iba a arrepentir, pero de momento estaba saliendo todo perfecto. Todo menos el maldito golpe de Lou. De todas formas, podía delatarle si se ponía tonto, así que se andaría con cuidado. El cáustico y extravagante Lou…
    En ese momento sonó el teléfono.


Louis seguía de espaldas a ella frente al escritorio como esperando, educadamente, a que terminara de pensar en sus cosas. Estaba tardando mucho.
- Lou, cuanto antes mejor. Dame mi parte del dinero y explícame por qué tuviste que golpearme al salir de la casa de Grass. Y digo tuviste que golpearme, porque quiero pensar que circunstancias ajenas a ti te obligaron.
- Pequeña Layla… No podía dejar que vinieras conmigo. Los dos sabemos que más pronto o más tarde habrías sucumbido a los interrogatorios de la policía. No podía arriesgarme a que me delataras –contestó todavía de espaldas a ella.
- ¿Qué estás diciendo, desgraciado? Acabo de salir indemne de las preguntas y acusaciones, incluso después de dejarme allí tirada. ¡Claro que habría podido mantener la calma! –estaba ofendida y muy enfadada. Eso no iba a quedar así.
- No es cierto. Eres inestable, caprichosa, poco meticulosa. Puede que hoy hayas triunfado, pero la presión te va a poder.
- Eres un… -no le dio tiempo a terminar la frase.
Louis se giró y dejó ver entre sus manos un revólver que iluminó toda la habitación.
- ¿Qué…?
- Calma, Layla. Tú lo has dicho. Cuanto antes, mejor.
Se miraron durante un instante y un escalofrío recorrió el cuerpo de ambos. Un cosquilleo aceleró el pulso de Layla hasta golpearle las sienes rítmicamente. Le ardían. Había acudido a la cita armada, pero no tuvo tiempo de utilizar su pequeño revólver. Louis levantó el arma a la altura del pecho y, sin apartar su mirada de la de ella, se despidió.
- Pequeña... tú tienes tu venganza y yo el dinero. Descansa en paz.

Una sombra cargada con un maletín atravesó la Rue du Loup del distrito diecinueve de París. Solía ser un barrio tranquilo hasta que llegaba la medianoche.


Relato publicado originalmente en http://www.abretelibro.com. Podéis ver más relatos de esta autora en su blog http://friovertical.blogspot.com/

Publicado por V @ 8:38  | Microrrelatos y cuentos
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 03 de diciembre de 2009
Este libro cuenta la nueva aventura de Robert Landgon (personaje principal de El Código Da Vinci y Ángeles y demonios). El profesor recibe una invitación de su viejo amigo y mentor Peter Solomon,  uno de los hombres más poderosos e influyentes de la ciudad, masón de alto cargo, para ir a Washington a dar una conferencia en el Capitolio.

Pero al llegar comprende que ha sido convocado en realidad por un hombre misterioso, que ha secuestrado a su amigo. A cambio de su liberación exige el acceso a unos antiguos secretos que solo Langdon, con sus conocimientos en simbología, puede encontrar.

Este libro gira en torno a un conocimiento superior al que tenían acceso los antiguos, que a lo largo de la historia sólo ha sido ofrecido a mentes preclaras porque la posesión de tal conocimiento da acceso a un gran poder que puede poner en peligro toda la humanidad. Los masones son los encargados de proteger este secreto, a cualquier precio.

A lo largo de las diez o doce horas que dura la trama Robert Lagndon debe profundizar en los secretos masónicos para conseguir llegar a estos misterios y salvar a su mentor, mientras se suceden a su alrededor personajes que le ayudarán o entorpecerán según su conveniencia.

El argumento está bastante bien, para el que le gustan los libros de Dan Brown. No es demasiado original, sigue la misma estructura de El Código y otros libros publicados desde entonces, es decir, un secreto protegido por una orden milenaria que el protagonista debe descubrir en unas horas. Los libros de Dan Brown, eso sí, aunque no me parecen los mejores libros del mundo, siempre me motivan a investigar más. Su argumento suele tener tantos datos que siempre termino buscando más información, y ésta no ha sido la excepción.

La ambientación también está muy trabajada, está claro que el autor se ha documentado muy bien sobre los edificios de Washington, su historia y su relación con la masonería. Estos detalles son uno de los puntos fuertes del libro, todo lo que puedes aprender mientras Robert Langdon corre arriba y abajo, pero sin ralentizar la historia.

En todo momento la trama es rápida, no vertiginosa y a veces un poco peliculera, en la linea de sus anteriores libros. A medida que avanza la historia y se acerca el  momento límite, el ritmo aumenta. Conseguir contar en más de trescientas páginas una trama que dura unas pocas horas, y que no resulte aburrida, es complicado...

Respecto a los personajes, el malo malísimo es el más interesante. Un sádico completamente obsesionado por el poder, es un maestro en el engaño con muchos secretos que desvelar. A su lado Robert Langdon palidece y el resto de personajes desaparece. Al protagonista parece que le van empujando. Si hay gente que sabe más que él... ¿por qué no toman su lugar en vez de ponerle las cosas en bandeja? La protagonista es muy inteligente pero no es muy lista, y en realidad su presencia durante tantas páginas, sobra. Y la encargada de la investigación es la representación del poli bueno y el poli malo, pero en la misma persona. Carisma cero.

Y en cuanto al final... es predecible. Queda la sensación de... "¿ya? no hay más?". Pierde fuerza, el momento cúlmen pasa un poco desapercibido. Es mucho mejor la trama que el final, como si hubiera tenido que escribirlo deprisa y corriendo, pero aún así, merece la pena el libro y será un éxito de ventas de cara a las navidades. Eso sí, para los que le gusten los libros largos, tiene 600 páginas.

En la página web del libro se han incluido algunos juegos, por si queréis probar en el mundo de los enigmas.

Si quieres comenzar a leer el libro antes de comprar el original, puedes hacerlo aquí.

Si el libro te ha parecido interesante, también puede parecértelo: 
La cuarta alianza (Gonzalo Giner)
El sello del Gran maestre (Adriana Koulias)

Publicado por V @ 8:32  | Rese?as de libros
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 02 de diciembre de 2009
Hace justo un año se abrió al público la Biblioteca Digital Europea (Europeana), formada por libros, cuadros, fotografías y documentos digitalizados procedentes de centros y museos del continente Europeo.

Entre el aporte español se encuentran 70 incunables de la Biblioteca de Cataluña que, si no fuera por esta web, solo podrían ser consultados por unas pocas personas. Lamentablemente, el aporte español no es uno de los más llamativos, nuestro pais tan solo ha contribuido con un 0,6% de los 4 millones de obras de la biblioteca, frente a paises como Francia que han aportado casi el 50% de los volúmenes.

En la actualidad Europeana solo ofrece libros de dominio público, lo que reduce considerablemente el número de volúmenes susceptibles de digitalización (los derechos de autor se prolongan 70 años desde la muerte del autor, y tampoco pueden digitalizarse obras aún sujetas a derechos de autor, pero cuyo autor resulta imposible de identificar). La comisaria europea de Medios, Viviane Reding cifraba hace unos días los libros en versión electrónica, en un uno por ciento de los libros existentes.

En esa misma reunión representantes de la Unión Europea acordaron ampliar la plataforma de digitalización de libros Europeana, como respuesta comunitaria al proyecto de biblioteca digital de Google, que pretende escanear millones de libros procedentes de universidades y bibliotecas. Aunque consideran viable una asociación con la empresa privada , y están estudiando posibles vías de colaboración con Google Books, la dirección del proyecto debe quedar en manos de la administración pública, según Reding.

Si esta colaboración llega a buen fin, y si, como la comisión pretende, se modifica la legislación que regula la propiedad intelectual, es posible que pueda complirse el objetivo planteado para el próximo año de alcanzar la cifra de 10 millones de documentos digitalizados y ofrecidos en Europeana.

Publicado por V @ 8:32  | Actualidad
Comentarios (0)  | Enviar


Publicado por V @ 8:28  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar




Y otra versión, gracias a Davara


Publicado por V @ 8:23  | M?sica
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 01 de diciembre de 2009
La Noche del Amor.
(Dante Gabriel Rossetti)

¡Maestro de las Cortes Suspirantes,
Dónde se conjuran las formas del sueño!
¡Escuchad! Mi espíritu exhorta
Todos los poderes de tu feudo
En auxilio de mi Dama.
¿Qué respondes, oculto y altivo
Señor de las Cortes Invisibles?

Vaporosos, inabarcables,
Las Tierras del Sueño yacen en despojos de luz,
Vacías como cáscaras de aire.
¡De mis fantasías se me permite
Elegir un sueño y guiar su vuelo!
Conozco bien (y te conozco, doncella)
Lo que tus sueños deben decirte esta noche.

Allí los sueños son multitudes:
Algunos no esperarán hasta dormirse,
Profundo en el bosque de agosto;
Alguien mientras descansa tal vez
Caiga en el letargo del labor;
Interludios,
Algunos, con gravedad han de llorar.

Allí residen todas las fantasías de los poetas:
Las damas élficas bailan entre alados valles,
Ahogados en ráfagas lastimeras;
Allí se percibe el perfume, allí en círculos
Gira la espuma desconcertada de los manantiales;
Sirenas,
Vientos mareados sobre sus cabellos, cantando.

Un sólo sueño nupcial ha sido soñado en común,
Pobre éxtasis de la vigilia;
Visiones esquivas que hacen gemir
Al solitario en su cuarto natal;
Y que nosotros apenas vemos
A través de los postigos de la muerte,
Desconocidas.

Pero en mi propio dormir, yace
En una agradable forma plácida,
Radiante en sus ojos honorables,
Lámparas de su alma traslúcida:
Su mirada es el bien más amado,
Dulce y sabia,
Dónde el amor define su centro.

Me fue arrebatada, mis sueños persisten
En un trance pegajoso, y el cielo teme:
Cambiando senderos y caídas
En un fétido refugio cercano,
Miserables fantasmas que suspiran;
Temblando en sus cofres,
Mientras el funeral pasa de largo.

Maestro, se dice con verdad que,
Así como los ecos de las palabras
Traicionan sus secretos en las hendiduras,
Los cuerpos de los hombres viajan
Como sombras por playas sumergidas.
¿Son la esencia o la sombra
Las que habitan en aquellos salones?

¡Ah! Yo podría, por vuestra inmensa gracia
Que custodia la escalera del viento,
(La oscuridad y el aliento del espacio
Como aguas inciertas cubriendo todo)
Encontrar allí mi propia imagen,
Cara a cara,
Y desde allí hasta donde sea que ella esté.

No, yo no. Pero tu, Maestro,
En tu Reino de Sombras,
Convocad mi fantasma en esta hora:
Ofrecedme el sufrimiento del encuentro,
El placer de su rostro delicado,
Y que su frente
Sienta mi aliento perdido como una brisa suave.

Dónde se cultiva, la grácil primavera tiembla
En una silenciosa plegaria,
Íntima fuerza creciente,
El agua y la voz del viento son una,
Y comparten los ecos del sol.
Maestro, gentil como la primavera,
Dadme el canto y el lamento.

El canto dirá cuan alegre y fuerte
Es la noche en donde ella sueña,
El lamento será la tristeza aferrada a los labios,
La pena descarnada del día:
Serán como las melodías de la marea,
Lamento y canción,
Heraldos fríos que anhelan el verano.

No serán las plegarias de los que abandonan,
De los que eligen la pena sobre la fuente del amor,
No serán elogios por los dones del mundo,
Suspirados con exagerada ternura,
Dejad que llegue hasta ella con mi amor,
Que el dolor sea sólo mío, y en ella: recuerdo.

Donde sea que mis sueños caigan,
En la noche o en el día (dejad que le diga)
Siempre vivirás en el reluctante círculo
De los ángeles, en las horas de la calma.
Descorazonada, sin esperanzas en tu camino,
Descansa y convócame:
En mis ojos tu mirada siempre podrá soñar.

Si, este es mi amor vanidoso,
Vertido en una frágil canción
De esperanza y horror.
Tu eres el Amor,
Y yo sólo anhelo un acorde
Que agite tus sueños,
Busco tus ojos de acero,
Tus ojos de abismo.
Oh, Maestro, de rodillas os imploro:
¡Dejad que ella vuelva a sonreír!

Publicado por V @ 8:40  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar